opinión

Tu dolor es el mío, Leo

El mejor de todos anunció su retiro de la Selección y su decisión abre un debate de lo que somos como sociedad.

Tu dolor es el mío, Leo

Cuando ignoramos, ignoramos hasta la ignorancia; ignorancia que volvió a lastimar". Callejeros.  

La derrota consumada en el MetLife de Nueva Jersey en la final de la Copa América Centenario ante Chile fue una nueva cachetada a nuestro sentir futbolero, a nuestra historia. Pero cuando uno se pone a pensar y analizar que esto es un juego nomás y que en la pirámide de nuestras prioridades, seguramente, el fútbol no esté cerca de la cúspide, comienza a respirar un poco más aliviado. Inhalamos, exhalamos, pero nos volvemos a ahogar en nuestras miserias. 

"Ya está, se terminó la Selección para mí", Leo siguió caminando con lágrimas en sus ojos y la frase del jugador que hizo que hoy Argentina esté dentro de las grandes selecciones del mundo comenzó a hacer mella en quienes creemos que nadie como él le ha hecho tan bien al fútbol argentino en las últimas décadas. Pero también comenzó a inflar el pecho de los detractores, los que no se conforman con ser segundos, cuando ellos no son siquiera los mejores en sus trabajos. No se conforman porque poco entienden del sacrificio, de los imponderables, de los riesgos, en definitiva, de lo impredecible de un juego tan extraordinario como injusto. 

messi vertical

La salida de la Selección de Leo es mucho más significativa que la renuncia de un jugador, es sentir que te cansaste de las críticas injustas aún cuando seguís siendo el mejor jugador del planeta, de la no valoración de un esfuerzo descomunal para estar presente cada vez que se entonan las estrofas del himno nacional argentino en una cancha.

Pero algunos están felices y a nadie se le puede arrebatar esa hermosa sensación, aun cuando el regocijo es en una situación como esta. Hasta buscan la derrota como no hinchas para seguir dándole de comer a su ego y a su teoría estúpida de que estos futbolistas, o en especial el 10, es un "pecho frío".

Tengo la esperanza de que lo hecho por Messi en la Selección argentina sea valorado el día de mañana, aunque tal vez sea tarde. Ojalá el enano haya tomado su decisión en caliente y pueda reverla. Después de todo, a los que amamos el fútbol solo nos basta con verlo a él dentro de una cancha y con el escudo argentino en el pecho. Lo demás, que lo analicen lo eruditos en la materia que seguramente son más ganadores que este pibe de 29 años.


Opiniones (9)
18 de junio de 2018 | 11:14
10
ERROR
18 de junio de 2018 | 11:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estimados leo los mensajes anteriores y no alcanzo a entenderlos, son los tipicos hinchas que se ponen la camiseta cuando salen campeones?, hay que darles las gracias a un jugador que le digo que "no" a un país que le dio todo por uno que no le dio nada, en realidad si le dio "la espalda" cuando mas lo necesitaba y lo necesitaba en serio (estaba su salud en juego), el fútbol evolucionó no se juega igual que antes y caemos en el "antes era mejor", "antes gambeteabas a viente y la clavabas en un ángulo", no son comparables en época ni en personalidades, yo tuve la oportunidad de verlo jugar y agradezco a Dios haberme dado la oportunidad de contarles con orgullo a mis nietos de "yo lo vi jugar". Los argentinos tenemos ese problema vemos solo la foto y no la película completa. Estoy muy dolido de perder otra final pero estoy mucho más dolido de ver como se verduguea a un jugador que nos llevó a cada una de esas finales. Que hicieron uds por el país para darse la libertad de criticarlo?, sentaditos y en la casa todos somos guapos, que ganaron uds por los demás?, qué le dejaron uds, no te digo al país, sino a sus familias, que le dejaron uds a sus hijos que los hagan sentirse orgullosos de uds, hay que mirarse el ombligo. Tenemos el país que nos merecemos, los gobernantes que nos merecemos, porque no tenemos memoria, porque lo único que hacemos es quejarnos pero desde la comodidad del sillón y quedarnos sin hacer nada, y dejar a los demás que hagan las cosas por nosotros, y después quejarnos de nuevo.
    9
  2. Fin de una época, se acabó la selección de Messi y sus amigos. Se acabó Messi condicionando al técnico y eligiendo los jugadores. Se acabó Martino llevando y poniendo jugadores lesionados. Se acabó la Afa afanando y siendo una verguenza internacional. Que se acaben estos 23 años de fracasos y de segundones. Basta de arrugar, basta de Perdedores ...
    8
  3. Ariel Fernandez desgraciadamente para vos, naciste en una época donde eras demasiado chico para ver y entender las glorias de nuestra selección, te tocó la etapa oscura, encima si sos hincha de un club con pocos títulos, poco podés haber conocido la gloria. Messi es el mejor jugador de fútbol de esta época y probablemente uno de los mejores de la historia, pero en la selección Argentina no logró nada importante, digamos que es comparable a Cristiano Ronaldo, por encima hay jugadores que llenaron de gloria a nuestra camiseta y eso no tiene comparación. Dejemos que Leonel esté bien y tranquilo, vuelva a jugar en Barcelona donde es feliz y juega y gana con facilidad, se llena los bolsillos y vive como quiere y le gusta. Así él y nosotros estaremos más tranquilos.#ChauMessi
    7
  4. GENIO!!!! El país esta con vos!!! GRACIAS POR REPRESENTARNOS EN EL MUNDO! SOS EL MEJOR!!! NO NOS DEJES NUNCA!!!
    6
  5. Dejemos un rato a Messi de lado..... el partido lo empezamos a perder desde que se cantó el himno. La canción Patria se canta con el corazón, igual que se juega una final de fútbol. Nosotros nos prendimos a esa estúpida constumbre del ohhh ohhh ohhh sin entonar las estrofas del Himno. Bastó con ver la emoción con que los chilenos cantaban su canción patria, incluso cuando en los altavoces cesó la música. NINGUNO de los jugadores ni los hinchas dejaron de cantar con fervor hasta que el himno terminó. Eso después se vió en la cancha. Ellos sabiéndose inferiores en calidad de jugadores, lucharon como leones y se llevaron su premio. Dejemos a Messi tranquilo, una golondrina no hace verano.....
    5
  6. Tu dolor es el mio Lio. Por favor no nos hagas perder más, y tomate el palo urgente. No te necesitábamos para ganarle a Chile, lo demostró la selección , una semana antes. Has demostrado, que no podes o no queres, jugar bajo el peso y la presión que significa jugar una camiseta que tiene dos estrellas en el pecho. Dos estrellas, que vos no ganaste y nos impedis, que jugadores con hambre se coloquen esa camiseta que a vos te queda un poco grande. Creo, que tomaste la mejor desicion de tu vida , para vos y para la selección. Quedate en Barcelona, y dale la posibilidad, al nuevo DT, que pruebe y forme un número 10, que necesite hacer goles. Vos estás hecho, y te ,molesta venir a jugar gratis en la selección. No pones ganas, ni para patear un penal. Gracias, mil veces gracias, por renunciar. Seguí jugando, ganando y evadiendo en España. Chauuuuuuu.
    4
  7. Abandonar ante una pequeña dificultad deportiva es un lujo que se pueden dar los de la generación de Messi, que es la de mis hijos. Nosotros, los "viejos", pasamos por vivir, sufrir, sentir, compartir y superar el tema de la subversión, la dictadura militar, los desaparecidos, los niños secuestrados, el conflicto por el Beagle que nos tuvo a minutos de la guerra con Chile, la guerra de Malvinas donde actuamos en forma directa (yo perdí un compañero del secundario en el hundimiento del BelgranoI, la deuda externa exhorbitante, 2 períodos hiperinflacionarios, megadevalución y el default (lo de la corrupción no lo pongo porque desde 1810 hasta hoy no ha habido un día sin ella y si nos atenemos a su significado semántico, nuestra historia es resultado de nuestra propia corrupción como sociedad). Reitero, es hermoso poder contemplar que sólo por perder 3 finales de fútbol, ABANDONEN. Lo malo es que no supimos transmitirles lo que es sufrir realmente, quizás para protegerlos. Vaya a saber. De todas formas no es ni mucho menos algo que me pueda bajonear. Vendrán nuevos jugadores, nuevos partidos y nuevas finales y ahí estarán quienes quieran estar y tengan la sangre para hacerlo, los otros no.
    3
  8. Abandonar ante una pequeña dificultad deportiva es un lujo que se pueden dar los de la generación de Messi, que es la de mis hijos. Nosotros, los "viejos", pasamos por vivir, sufrir, sentir, compartir y superar el tema de la subversión, la dictadura militar, los desaparecidos, los niños secuestrados, el conflicto por el Beagle que nos tuvo a minutos de la guerra con Chile, la guerra de Malvinas donde actuamos en forma directa (yo perdí un compañero del secundario en el hundimiento del BelgranoI, la deuda externa exhorbitante, 2 períodos hiperinflacionarios, megadevalución y el default (lo de la corrupción no lo pongo porque desde 1810 hasta hoy no ha habido un día sin ella y si nos atenemos a su significado semántico, nuestra historia es resultado de nuestra propia corrupción como sociedad). Reitero, es hermoso poder contemplar que sólo por perder 3 finales de fútbol, ABANDONEN. Lo malo es que no supimos transmitirles lo que es sufrir realmente, quizás para protegerlos. Vaya a saber. De todas formas no es ni mucho menos algo que me pueda bajonear. Vendrán nuevos jugadores, nuevos partidos y nuevas finales y ahí estarán quienes quieran estar y tengan la sangre para hacerlo, los otros no.
    2
  9. ni ti villis missi vilvi qui ti pirdinimis. Hipocritas
    1