En foco

Los desafíos del turismo en Mendoza

Que Mendoza tiene un potencial desarrollado en materia turística es innegable, pero debe mejorar en varios aspectos para alcanzar la sustentabilidad a largo plazo.

La industria del turismo es, sin duda, una de las fuentes económicas más importantes de Mendoza, que se desarrolló exponencialmente en los últimos años y que intenta aprovechar al máximo los recursos naturales, culturales y económicos que posee la provincia. Como sucede con cualquier actividad económica, el turismo vive momentos de transición e incertidumbre en los cuales se intenta enderezar el rumbo y confrontar las dificultades, con mayor o menor éxito que se develará en el corto y mediano plazo.

Con vaivenes, la llegada de turistas a nuestras tierras fue creciendo desde 2004, apoyada sustancialmente en la recepción de visitantes argentinos y chilenos producto de una combinación de factores como la salida de la convertibilidad, mayor promoción turística e inversiones, entre otros. A pesar de estos números, desde el año pasado el sector padece una retracción generalizada producto del menor arribo de turistas a causa de la crisis económica nacional, la suba de precios y las dificultades con el dólar, que desalientan a los viajeros extranjeros.

Por ello, tanto las autoridades como los distintos actores privados de la actividad turística respiran aliviados con los resultados provisorios de este fin de semana "extralargo", en el cual se registra una ocupación hotelera promedio del 70%, con picos de 80% en la Alta Montaña y el Valle de Uco, mientras que los más bajos, del 60% se registran en el Sur. Si bien este periodo no es tomado como un termómetro para las vacaciones de invierno, sirve para sostener la esperanza de unas vacaciones de invierno más productivas de las esperadas.

Mendoza cuenta con un poderoso desarrollo turístico en áreas clave, que nos ayudan a posicionarnos como polo del turismo argentino: los centros de esquí, la vitivinicultura, turismo de congresos y de aventura. También cuenta con cierto grado de oferta turística rural, cultural y gastronómico. En el Ente Autárquico de Turismo, una novedosa herramienta gubernamental encabezada por Gabriela Testa, son conscientes de este potencial y, con los recursos disponibles (que no son muchos) se encaró una intensa campaña publicitaria para todo el año en las principales ciudades del país, Brasil y Chile para mostrar las bondades de la provincia y atraer más visitantes. Además se realizan intercambios con otros países europeos y asiáticos (como China) y se retomó el vínculo perdido con Estados Unidos.

De todas formas, el origen del turismo receptivo de Mendoza sigue estando muy concentrado: el 70% de los visitantes vienen de la Argentina (Buenos Aires, CABA, Córdoba y Santa Fe, principalmente, junto con provincias limítrofes), el 15% proviene de Chile, un 7% llega desde Brasil y solo un 6% desde el resto del mundo. Si bien recibir muchos turistas argentinos y chilenos es altamente favorable, depender casi exclusivamente de este tipo de visitantes hace vulnerable al sector turístico local frente a contingencias como crisis económicas del país y el corte fortuito de comunicación con el vecino país y la variabilidad del tipo de cambio con nuestros vecinos trasandinos, que no solo vienen a pasear sino también a comprar otros bienes.

Alentar la llegada de más turistas extranjeros no chilenos y sostener la demanda de los nacionales y trasandinos es una pata fundamental para vitalizar a la industria del turismo de la provincia y posicionar a Mendoza como polo de oferta turística a nivel internacional. Para ello, y en coincidencia con una demanda histórica del sector, se deberá mejorar sustancialmente la conectividad aérea de El Plumerillo, cuya modernización está por entrar en marcha, y para lo cual ya se está trabajando: un nuevo vuelo desde Lima en febrero del 2017 y el aumento de la oferta a Santiago de Chile con la aerolínea low-cost trasandina Sky, sumado a los intereses de Avianca y Copa Airlines de conectar Mendoza con Bogotá y Panamá, respectivamente. Sin embargo, todavía se está lejos de la operatividad de las aeroestaciones de Córdoba (que sumará Paraguay y España a fines de este año y con perspectivas de vuelos con Colombia y recuperar el de Estados Unidos), Rosario e incluso Salta, ni hablar de Buenos Aires.

Por otra parte, la inversión constante es fundamental. Los alojamientos como hoteles, hostels y apart-hotel, las agencias de turismo y el sector gastronómico necesitan reinvertir sus utilidades para sostenerse en el mercado, que se dinamiza permanentemente, ya que ellos suman a la competitividad de la provincia como plaza turística. No solo la inversión debe ser privada: es imperioso que el Gobierno nacional y provincial destine recursos a la red de rutas, y no solo para el turismo, para modernizar los ejes viales troncales y mejorar los caminos secundarios. Si ello viene acompañado de una reactivación ferroviaria, mucho mejor.

Por último, y no menos importante, aunque se vea que Mendoza tiene un amplio y potente "portfolio" de ofertas turísticas, como dijo la titular del EATM Gabriela Testa, reforzar las actividades más destacadas y apuntalar aquellas menos desarrolladas también es un buen camino a seguir.


Opiniones (11)
27 de mayo de 2018 | 11:24
12
ERROR
27 de mayo de 2018 | 11:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El potencial es enorme, los recursos naturales y humanos extraordinarios. La gestión del Ente Autárquico no está a la altura de las necesidades para trascender. No hay estrategia alguna para llegar a los mercados internacionales, seguimos siendo de cabotajes, con mente de cabotaje. Si tan solo miraran a Salta, una provincia menor en recursos, de la manera que viene trabajando los diferentes mercados desde hace años con un éxito impresionante, podrían hasta copiar su modelo de gestión, sin tener que siquiera gastarse en pensar... en fin, ojalá no haya que esperar 4 años más para que llegue una nueva gestión que ponga a Mendoza donde se merece.
    11
  2. mao... Coincido con usted, ya que buenos ejemplos de ciudades o pueblos que le encontraron la vuelta al turismo en nuestro país hay muchos. Pero... creo que usted sobre estima a los mendocinos. Esta gente, se cree el ombligo del planeta. Se tiene casi todo para vivir nada más que del turismo y nadie quiere dar el brazo a torcer. Agua y ajo... y sigan con las vides, los caminos del vino, la gastronomía de cheff, los gomones que son para suicidas y demás ... Hay pueblos que sacan provecho todo el año de un solo producto de turismo y lo multiplicaron exponencialmente, y son un lujo de atención al turista.- Fíjese nada más, la carrera de Súper TC 2000, los organizadores atendieron tan mal a los del Circo de la Carrera, que ya éstos les dijeron a aquellos, que el año que viene, no saben si vuelven. Hay otros lugares que tienen dos, tres y hasta cuatro eventos de esa clase nacional e internacional y llenan hoteles, comercios y entra dinero. Es más, el GP de motos internacional, firmó contrato con Termas hasta 2019.- Creo que usted, le pide peras al olmo.-
    10
  3. La falla la tenemos nosotros mismos nos pasa lo mismo que los marplatenses queremos hacer poquito y tener rentabilidad exorbitante para todo el año, ahh y ni hablar del maldito ATM asfixiante que te cobra primero sin saber si tu negocio funciona o no podes cubrir los gastos!!!! Es un todo necesitamos trabajar entre todos los actores de esta mendoza y de una vez comenzar a trabajar en serio por una provincia prospera dentro de un pais maravilloso.
    9
  4. Hay un potencial ENORME ! Pero hay que tener dirigencia acorde y que no sean tan TESTArudos y que tengan conocimientos. No funcionarios que llegan de la mano de favores politicos, asi NO VA
    8
  5. El turismo en Mendoza es bastante patétito. Desde la atención hasta el aspecto de la ciudad. Los museos siempre cerrados los feriados, los restaurantes que te atienden caro y mal, etc. En fin, lo que más se debe trabajar es la atención, si un extranjero que sólo habla inglés se quiere tomar un café en el centro, no sé cuántos lo pueden atender bien. Es una verguenza. Lo único que hay para hacer es ir a la montaña, pero tampoco hay buena inraestructura, sino tratá de ir al baño en Puente el Inca y después me contás. Dejemos de engañarnos, es patético el nivel turístico de Mendoza, sólo algunas bodegas están bien preparadas para ello.
    7
  6. En Mendoza jamás hubo, y dudo que haya conciencia turística. El lema de los mendocinos es: "Si puede ser difícil, para que lo vamos a hacer fácil". Para muestra basta un botón: en cualquier río de Córdoba o San Luis hacen un balneario; acá los"pero-radi-gansos" quieren el agua para regar sus fincas, nada más, y en verano ves a miles de mendocinos y turistas mojando sus talones en los pocos pedacitos del río Mendoza que no han sido usurpados por particulares. Pero no hay drama. la corporación política "pero-radi-gansa" se baña tranquila en sus piletas de Chacras, o de Regatas, o del Andino...y todos contentos!!
    6
  7. Tenemos lugares hermosos de una belleza incomparable, el problema es que no lo sabemos explotar, en Córdoba u otros lugares del país tiene un charquito y ya le están poniendo un quiosquito para vender alfajores o empanadas o lo que sea. El gran problema de Mendoza es que somos unos cómodos, he salido al centro un día domingo para buscar un remedio y encontré dos matrimonios de gente mayor a las 5 de la tarde y preguntarme donde pueden tomar un té, porque por calle San Martín y por la Las Heras no hay nada abierto lo mismo pasa a la hora de la siesta, , en la mañana los comercios no abren hasta las 9 y media o 5 de la tarde, el que viene de turismo quiere atención , no negocios cerrados , ademas los precios son exorbitantes, tanto en restaurantes como en los de comida rapida .Así jamas vamos a competir con otras zonas turisticas
    5
  8. la inmaterialidad del turismo, por su condición de ser prestación de servicios y un fenomeno social; y no poner en foco en la imperiosa necesidad de profesionalizar la actividad turística; sigue siendo una mirada corta que no logra entender que la vulnerabilidad se resuelve con el accionar de los recursos humanos, creyendo que todo mejora con mejores sabanas, mejores ladrillos, mejores insumos, mas tecnología....necesariamente las buenas practicas ( responsabilidades de todo tipo) son el valor agregado para esta etapa: que reclama calidad, eficiencia en la administración, rentabilidad, equidad, crecimiento, desarrollo, seguridad y sostenibilidad
    4
  9. Roguemos que los paisajes nos duren muchos años. Esto del potencial es cuento viejo . Mendoza son los paisajes y punto. Los demas son todos unos charlatanes y unos chantas .
    3
  10. Los comerciantes y sobre todo los del rubro gastronómico en vez de pedir subsidios (como hacen algunos) deberian mejorar su oferta, ya que sentarse con una familia a comer en un restaurant de mediana clase implica pedir un préstamo personal. Son muy chorros..! Sale mas caro comer acá que en Nueva York o Madrid. En Córdoba lo mismo cuesta hasta un 25 o 30% menos. El personal todavia no sabe hablar inglés. Son muy chantas los gastronómicos. Pídanle subsidios a De Vido CARADURAS !
    2