editorial

Argentina, antes y después de López

El caso de José López no es solamente personal, sino que deja en claro una forma de gobernar y robar. Por eso hay que observar el accionar judicial, que ante este mismo caso permaneció en silencio y frente a otros, cajoneó las causas. Si se quiere realmente una vuelta de página en el país para que no se roben el sueño de ser una gran Nación no hay que permitir que se banalice el caso y buscar a todos los responsables y culpables.

El revoleo de bolsas con moneda extranjera, relojes y un arma que José López realizó en el monasterio de General Rodríguez no solo puso en blanco sobre negro la corrupción estructural K de "la década ganada", sino que dejó en primera fila numerosos actores que han quedado expuestos y que van a tener que dar muchas explicaciones frente a la sociedad.

Contratistas de la obra pública, jueces federales, fanáticos del relato blindados a la realidad y el mismo gobierno tienen indistintamente tareas pendientes y presentes imposibles de evitar.

El modelo recaudatorio a través de la obra pública, iniciado desde el poder en la gélida Río Gallegos con Néstor Kirchner como intendente, se perfeccionó e incrementó cuando arribaron al gobierno nacional, con la indispensable participación activa de Julio de Vido y José López.

Para perfeccionar el sistema es indispensable la otra parte: las empresas contratistas de la obra pública. Siempre fue moneda corriente la sospecha sobre los contratos de obra pública manchados de retornos o devoluciones. Sin embargo es necesario destacar una situación especial. Muchas empresas en off the record expresan claramente no haber recibido ningún contrato por negarse a entrar en "la cadena de favores" o en el toma y daca propuesto desde el poder. Y esto es cierto, pero tiene un vicio ético que no absuelve a esos empresarios: el silencio. Al no denunciar ni pública ni judicialmente la coacción de los funcionarios que los excluye, son cómplices del sistema perverso que ha drenado miles de millones de pesos de los contribuyentes.

Por otra parte, las empresas participes de "la danza de la fortuna" justifican su conducta en la necesidad insoslayable de intervenir en el sistema delictual para poder conservar los cientos de empleos que aseguran y para mantener la viabilidad existencial de sus empresas. Justificar su actividad en hechos  delictuales con los argumentos mencionados es hipócrita, inválido y resulta hasta cínico.

Tanto los empresarios excluidos y apartados, como los favorecidos y actores directos del sistema corrupto, resultaron funcionales al perverso y viciado sistema recaudatorio instalado por Néstor y continuado por Cristina.

Luego del insólito y desesperado blooper de López, los empresarios temen que "La Superioridad" como se hacía llamar en esos ámbitos, el exfuncionario encarcelado hable, se arrepienta o indique con precisión los nombres de los actores privados principales del saqueo. Esta desventura se extiende sobre varios empresarios mendocinos que participaron del festín de sobreprecios y retornos.

También gobernadores, funcionarios varios y lobistas están ansiosos y preocupados de lo que surja si declara, o del desbloqueo de los dos celulares de última generación olvidados en la camioneta transportadora de los bolsos y la valija. Llamadas, mensajes de textos, whatsapp y geolocalización pueden aportar datos precisos sobre nombres vinculados y derrotero de uno de los recaudadores más cercano e intimo del matrimonio K.

Es tiempo de terminar con el desfalco montado a través de las concesiones y para ello, la Justicia es clave, corriendo el manto de impunidad que proveyó durante la gestión kirchnerista y actuando con velocidad y precisión apegadas a la ley.

Queda, lamentablemente, un margen grande de duda acerca de la conducta de los jueces federales a cargo de las causas.

Daniel Rafecas investiga a José López. Durante más de tres años prácticamente paralizó la investigación y la redujo a pedidos de informes a la Oficina Anticorrupción.

Sorprendido por la detención fellinesca de López, se apresuró a citarlo a indagatoria. Actuó en forma similar a la conducta del juez Sebastián Casanello, en relación a la causa en sus manos sobre Lázaro Báez. Luego de dormirla también por tres años, el video de La Rosadita aceleró a Casanello al punto de detener a Lázaro y ordenar numerosas medidas investigativas.

Rafecas debería haber sido destituido en su condición de juez. 

Su conducta en relación al caso Ciccone lo dejó al descubierto. El intercambio de mensajes asesorando a uno de los abogados de Boudou, implicado directo en la causa a su cargo, era motivo suficiente de remoción. Hechos públicos los mensajes por el abogado defensor del ex vicepresidente, que traicionó al juez, produjeron su apartamiento y la denuncia por su conducta ante el Consejo de la Magistratura para someterlo a juicio político y destituirlo.

Con mayoría propia en el Consejo, el gobierno K no lo destituyó para mantenerlo como rehén a su servicio. En efecto, Rafecas paralizó la causa Hotesur que investiga los negocios de los hoteles de la familia Kirchner. También el juez Rafecas -y en este caso, rápidamente- desestimó la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Kirchner por la firma del Memorandum con Irán. Nisman fue encontrado muerto en circunstancias dudosas y aún hoy no aclaradas. Rafecas desestimó la denuncia sin investigar todas las numerosas escuchas telefónicas ordenadas por el fiscal muerto.

Ambos jueces, más otros como Rodolfo Canicoba Corral, Ariel Lijo, Julián Ercolini, por nombrar solo algunos, configuran el numeroso lote de magistrados de Comodoro Py, que junto a algunos camaristas federales han actuado a "ritmo pausado y permisivo" durante toda la gestión kirchnerista.

La demanda social permanente y el control de legisladores honestos y comprometidos con el mandato delegado y medios periodísticos, deben funcionar en conjunto para que estos jueces del fuero federal modifiquen su conducta adormecida y permisiva y honren su investidura y el cargo que ostentan. 

La evidencia palmaria, hecha pública, de hechos delictivos no permiten más conductas sospechosas por parte de la Justicia.

El caso Lázaro y fundamentalmente los bolsos de López funcionaron como una bomba implosionadora al interior del kirchnerismo y del Partido Justicialista. Las respuestas por tuit de De Vido y la carta publicada en Facebook por la ex presidente en relación a los últimos sucesos resultan inexplicables, banalizan y desvían a tal extremo lo sucedido que no ameritan su consideración.

Por el contrario, sí es necesario ahondar sobre la conducta de ex funcionarios, de adherentes fanáticos, de peronistas "tradicionales", según ellos se definen ahora y de la corte de aplaudidores permanentes.

Entre ex funcionarios próximos y empresarios cercanos beneficiarios permanentes de los negocios públicos existe marcada preocupación y temor a que alguien declare o aparezcan nuevos arrepentidos. En ese caso la dispersión afectaría a numerosos nombres de personas que gozaron de todos los beneficios durante la era K.

El apartamiento de la cercanía K de numerosos peronistas y su reinserción va a ocupar durante un buen tiempo la nueva conducción del PJ y del movimiento como les gusta denominarse a varios de ellos. La perplejidad y la desazón por el impacto burdo de la exhibición de los bolsos de dinero no justificados pueden generar daños incalculables en el peronismo. Se requiere un convincente camino de solidificación democrática y republicana de la organización fundada por Perón asentado en altos valores de idoneidad y honestidad comprobables.  

En este ámbito hay que destacar cómo se mueve Sergio Massa ante esta circunstancia para sumar desencantados, sorprendidos y también oportunistas. Van a ser meses agitados y las consecuencias de la implosión son desconocidas al interior del peronismo.

La decepción de los militantes, los fanáticos y los aprovechados de ocasión es evidente y demostrativa de la desorientación y el impacto provocados por la explicitación de lo que se negaba con fanatismo dogmático. La fe cuasi religiosa está en duda y cuando se pierde la confianza absoluta y ciega tiemblan los cimientos constructores de la adhesión incondicional. 

El relato naufragó, es tiempo de la verdad y la razón. Difícil para fanáticos.

Tremenda responsabilidad le compete también al nuevo gobierno nacional. 
Su sistema de licitaciones públicas debe asegurar 100% de transparencia y permitir la competencia de todos los actores interesados, sin desestimar o imposibilitar previamente a ninguno. La difusión de los pliegos vía Internet y gratuita parece ir en el sentido correcto.

Igualmente debe impulsarse una ley de arrepentidos en forma rápida, para que en una discusión enriquecedora por parte del Congreso, se sancione una norma que provea un instrumento eficiente que colabore en la resolución de los numerosos casos de corrupción existentes y de los que se avecinan, solo por su vinculación con los primeros.

En paralelo debe conseguir domar la inflación heredada y que aumentara en los últimos meses y reducirla lo más rápido posible. Solucionar el blooper tarifario implementado por el ministro Aranguren y concretar la difícil tarea de alinear los empresarios nacionales que incrementaron sus precios en forma irresponsable y en valores inexplicables. Todo esto requiere también la puesta en marcha de un gran plan de inversión pública transparente y eficiente

 La salud moral de nuestro país requiere de licitaciones limpias, de empresarios competidores y no cómplices y de jueces que impartan Justicia y devuelvan la confianza de los ciudadanos en un Poder Judicial independiente y de un peronismo opositor democrático, racional y libre de las ataduras de la corrupción.

Opiniones (10)
18 de junio de 2018 | 11:00
11
ERROR
18 de junio de 2018 | 11:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Con respecto a las coimas hoy si no entras en esa como empresa no trabajas no solo se pagan coimas a empresas estatales sino que tambien a las privadas para adjudicarse un millonaria obra como la de vender las viandas para el personal no entiendo porque la gente se sorprende
    10
  2. Quizas no entiendo de politica ni me interesa demasiado es facil darse cuenta que los K a sido un gobierno de alta corrupcion no entiendo a ningun ser humano con algo de capacidad no acepte esta parte, tambien no entiendo a mucha gente que se queja por pagar $400 de gas mensual por calefaccionarse calentar el agua para bañarse y preparar la comida en todo un mes y los mismos se gastan $600 en un asadito como se nada, la verdad es simple nos gusta que nos regalen todo
    9
  3. La nota es una berreteada disfrazada de elgancia e información. En realidad parte de una premisa que anula todo intento de justicia: el peronismo y los K son corruptos. A partir de alli, cualquier decisión judicial es sospechada, no por injusta, si no por favorecer al peronismo de alguna manera. Toda la argumentación es sesgada y, está vista y relatada desde la vereda de Macri. Al final pide solucionar el BLUPER TARIFARIO IMPLEMENTADO POR ARANGUREN, se olvida de la incompatibilidad entre el que fija las tarifas y ser accionista de SHELL, el caso Panama papers no es mencionado, aunque deschavara al gabinete nacional, en el absurdo total obvia olímpicamente el caso de omisión maliciosa confesada por el presidente Macri, después de asegurar que no tenía cuentas ni dinero en el exterior... y le aparecen $18 millones en Bahamas en su DDJJ, pero "ni me había dado cuenta", emulando a Bart Simpson en su " Yo no fuí". Ahh y de Laura Alonson... bueno, es mucho esperar: la nota es una berreteada y punto.
    8
  4. Unamirada creo que tenes un poco de razon pero hay que empezar por algo. Estaria buenisimo que la ex presidenta estuviera presa y con ella todo su entorno. Y que si demuestran que Macri nos ha estafado quede entre rejas. Ahora defender cuando te han robado la educacion salud y seguridad me parece algo muy estrecho en tu pensar.
    7
  5. Que quede bien en claro que todas las miradas de los argentinos están puestas en la justicia. En especial en los jueces federales y en la mismísima Corte Suprema obviamente, pero también en los camaristas, jueces de provincia... y así para abajo respecto de funcionarios tanto del Poder Judicial como del Ministerio Público. Hoy, y por mucho tiempo de ahora en adelante, el foco estará puesto ya no tanto en la porquería política (que bien demostrado ha quedado que existe) sino fundamentalmente en la justicia. Los estamos escudriñando, analizando, juzgando, persiguiendo, controlando muy atentamente, porque es la única en su facultad que puede poner el sello de garantía, el broche de seriedad que el país necesita, enviando un mensaje al mundo de la previsibilidad de la que somos capaces los argentinos: para que esto empiece a ser verdaderamente un país serio. Ahora depende de la Justicia. Si esta mugre es el "sistema político" que hemos tenido, contuvernios de los poderes ejecutivos y legislativos (en todas sus órbitas), sabemos que el Poder Judicial ha discurrido por los mismos andariveles y siempre ha estado a tono con la corrupción imperante por sus entrecruzamientos con el poder político. Y volver a escuchar aquellos fallos orientados a proteger el sistema de ocultamiento generalizado va a irritar mucho a los argentinos -los perjudicados de este eterno e inmoral juego de trampas al crecimiento de nuestro país-. Todos los miembros de semejantes esferas de poder deben ser juzgados con el rigor que estipulen las leyes, pero que todos ellos sepan que desde ya los estamos juzgando, nuestras miradas inquisidoras están puestas sobre sus conciencias, porque ya ha quedado de manifiesto la corrupción de la que históricamente han venido siendo cómplices y queda por verse si van refrendar nuevamente esa maldita tradición.
    6
  6. Muy buena la nota, pero pensar que la corrupcion empezo hace 12 años con los K, es un absurdo. Desde que tengo uso de la razon ha existido la corrupción en nuestro país, y el acto mas salvaje de corrupcion fueron los 23 mil millones de dolares que el pueblo se hizo cargo de la deuda externa de los empresarios privados, entre ellos nuestro actual presidente con 240 millones de dolares. Sin olvidarnos de los pollos de Mazzorin, las privatizaciones de Menem, la Banelco de De La Rua, etc. Aca en Mendoza, no nos olvidemos delos Vale Mas que nunca se supo de cuanto fue la estafa al estado mendocino y que algunos de los involucrados ahora son funcionarios. Macri, Cornejo, tener memoria que uds también estuvieron en la joda.
    5
  7. En una oportunidad en el año 2012 un persona que sé honesta y de alto nivel intelectual me descalificó cuando yo explicaba que había leído que Pescarmona había ganado la licitación de las represas de Sta. Cruz, pero habìan decidido otorgárselas a los chinos y a Baez, y esa que no podía quejarse porque antes había logrado de manera non santa que ganara sendas licitaciones en Venezuela y Brasil (que luego no terminaron de pagarles y casi los lleva a la quiebra). Esta persona, muy amable en general, se molestó conmigo y dijo "sos hartante con lo de la corrupción, no se puede hacer estas grandes obras sin coimas, aceptalo". Recuerdo la profunda tristeza que me produjo que una persona íntegra no se indignara ante la posibilidad de la corrupción, pero mucho más triste es que la justificara. Hoy escucho gente que dice estoy triste, desilusionado, pero inmediatamente comienza con el discutso: "siempre hubo corrupción....en todo el mundo....etc. LOS ARGENTINOS DEBEMOS DECIR CORRUPCIÓN CERO. BASTA! Coincido plenamente con los otros foristas, es una cadena estructural de corrupción.
    4
  8. Muy buena nota, pero habria que seguirla con la pata mendocina,porque pareceria que en mendoza no ha habido corrupcion, ,tomemos al caso matar- cazaban, ya se prescribieron los delitos de incumplimiento de deberes de funcionarios,porque entre las chicanas de los interesados, y el inentendible juego procesal de idas y vueltas sabiendo que esta la prescripcion de por medio, los jueces y fiscales permiten , que vayan cayendo las causa sin que pase nada , un pesimo ejemplo para la sociedad,?uando entendera el poder judicial tan desprestigiado de la corte hacia abajo que no cumplen con la manda contitucional en tiempo y forma, lo que hace que no se justifique para la gente , la proteccion de su independencia?
    3
  9. Bien la nota porque abarca a toda la cadena responsable de la corrupción estructural que padece nuestro país. Ahora, el cambio solicitado y esperado se encontrará con una pared, ya que muchos de los actores que deberían comprometerse a cambiar todo el sistema imperante, están comprometidos con esa corrupción, ya sea como legisladores o empresarios que se escudan en la cantidad de empleos que utilizan sus empresas, como si el choque que se produce fuera honestidad vs. trabajo, una forma de presionar al gobierno de turno. Necesitamos urgente una inyección de justicia y para eso no pueden faltar dosis. Juzgar a los jueces federales no puede ser una utopía, ni tampoco un ataque al Poder Judicial, simplemente una acción de limpieza necesaria para empezar a reconstruir moralmente a la Nación.
    2
  10. Excelente nota. La justicia cómplice puede ahora hacer lo que corresponde?
    1