En foco

Argentina: el país en donde ganan los malos

Nos enojamos muchísimo con los gobernantes, con los dirigentes sindicales, con los funcionarios... pero todos somos corruptos y nos regodeamos por ello.

Estamos indignados con los legisladores y funcionarios y el "dietazo" que aprovecharon a abrazar. ¿Por qué no hicieron un gesto de austeridad y rechazaron el aumento? Estamos indignados con los políticos que se llenan de asesores y que ponen a familiares en cargos del Estado. Estamos indignados con la actitud de Roberto Macho. Sí, es vergonzoso. Sí, está mal. Todos lo comentamos, todos lo condenamos.

Sin embargo, y con una mano en el corazón... ¿No intentamos, en la medida en que podamos, "tocar" a algún contacto cuando tenemos que hacer un trámite? ¿No cruzamos como peatones a veces la calle aunque el paso lo tengan los autos? ¿Al conducir, no pasamos rápido cuando el semáforo se pone en amarillo en vez de frenar el vehículo? ¿No hemos aceptado una "atención" o descuento -generalmente de algún impuesto que debemos pagar- con la condición de que no nos hagan factura?

Frente a esto, surge la pregunta: ¿Qué será lo que nos hace ser un pueblo más corrupto que otros?

En mi opinión, la respuesta es sencilla: cada quien recibe de la gente aquello que reconoce y premia, no aquello que condena y castiga.

En la Argentina estamos acostumbrados a felicitar a los "avivados". A aplaudir a los cancheros. Hay muchos que felicitan a quien tiene deudas impositivas y no las paga: "ya vendrá una moratoria", le dicen. "Seguro que te perdonan una parte", lo alientan. O aparece el consejo: "dibujá todo", o "facturá menos". Otro caso, por citar un ejemplo: los que se esmeran en encontrar algún "contacto" en la aduana para traer lo que necesitan, y después se regodean por ello.

Cuando alguien desarrolla un negocio que genera alguna ganancia siempre tiene que preguntarse si va a pagar los impuestos que corresponden. Y lamentablemente toda la gente que elige pagar recibe el mensaje de que en Argentina ser trabajador y ser honesto es sinónimo de ser un imbécil.

La Argentina y Mendoza castigan a quien hace las cosas bien. Nos cansamos de ver que los que reciben coimas, hacen negocios ilegales o evaden no van presos. Muchos de los emprendedores de mi generación toman nota de todo esto.

Si no cambiamos nuestra actitud en lo cotidiano, si no aprendemos que ser probo no es lo mismo que ser un tarado, si no dejamos de cometer e inculcar las típicas "avivadas", Argentina seguirá siendo el país donde siempre ganan los malos.

Opiniones (21)
18 de junio de 2018 | 09:46
22
ERROR
18 de junio de 2018 | 09:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Creo que es así. Y todo el mundo piensa así, aunque no lo diga. Y es así que el que quiere hacer un tramite busca algun acomodo, pago o gratuito, o alguien que le "quite" una multa de transito, etc. Lamentablemente, los argentinos tenemos fama de quedarnos con lo ajeno. Nos guste o no. Y es que cuando estas por hoteles del mundo y tenes la oportunidad de hablar con los hoteleros, en confianza te lo dicen: son los que mas se roban las cosas del hotel O cuando viene un extranjero y va a comprar a la farmacia o al super y ve los dentífricos o cualquier producto que venga en cajas de cartón, selladas con cinta transparente. Eso no pasa en todos los países, reconozcamos, el argentino es ladrón. Y si miramos el video del gremialista Macho, te das cuenta, como el mismo mediocre roba y enseña a robar a los pequeños hijos en el supermercado. No obstante creo hay mucha gente honesta en el Pais. Pero ya la fama la tenemos. Lamentable
    21
  2. Por fin alguien dice la verdad! los argentinos somo unos HIPOCRITAS. Criticamos y criticamos a los politicos, sindicalistas, empresarios, etc, pero nosotros hacemos lo mismo en alguna medida, de lo que le criticamos a otros. TODOS, seamos politicos o no, cometemos "pequeñas" corrupciones. Estoy de acuerdo al 100% como Federico.
    20
  3. Negativo, no es así para nada, el 95% de la gente que no es política es mucho mas honesta, solidaria, responsable y ubicada que la desgracia de clase política que tenemos. Es una cuestión de Clase, de Casta, son o se hacen corruptos y oportunistas a mas no poder, mas cada vez que se sienten mas impunes ...
    19
  4. Fede!! 100% es así.... la buena noticia es que existen también personas que actúan de un modo correcto , con honestidad e integridad!! Si!!! existen aquellos que tienen conciencia de que actuar bien tiene que ver con uno mismo y que repercute en su propio bienestar... es verdad que para que empiecen a ganar los buenos y podamos transformar nuestro país, nuestra provincia, nuestro municipio , nuestro barrio tenemos que ser cada vez mas conscientes de lo que hacemos y elegimos a cada minuto!! Gracias por escribir estas palabras que sin dudas ayuda y aporta claridad!!!
    18
  5. De arriba no va venir ninguna señal de cambio. La que la esperábamos en Mendoza con el cambio de gobierno, ya la perdimos: legisladores que se aumentan los sueldos mientras el pueblo no puede pagar los servicios públicos, intendentes denunciados en la justicia que siguen libres, funcionarios corruptos del corrupto gobierno anterior que siguen en sus funciones a pesar de las denuncias en su contra, y así sigue la cuenta. Y del gobernador, autoridad máxima de la provincia, no esperen nada, es un pápado igual o peor
    17
  6. A mi me parece que la crisis social de Argentina es tan compleja y amplia que no se por donde empezar. Primero creo que a diferencia de otros comentarios, los cambios no vienen de arriba, nunca, los cambios tienen que venir de abajo de la gente, el problema es que atravesamos tiempos de individualismo, de falta de participación e interés colectivo. Despues no es cierto que el argentino sea vivo, canchero... y otras, esas son cualidades de los porteños, que son los primeros que salieron al exterior y nos identificaron así en el mundo. Además vivimos en un país que consume contenidos, publicidades, y modos de relacionarse como los porteños, y veo a muchos que se identifican esos modos, y eso no es así, somos distintos, lo que pasa que lo distinto no se ve. Es verdad, la corrupción no es un problema político, es un problema social, los políticos vienen de nuestras sociedad, no de la luna. También es cierto que si sos monotributista, como yo, te matan con los impuestos, y cuando puedo los pago, pero no voy a desangrarme pagándolos, porque es injusto. Si, hay de todo, lo peor de todo es que las modificaciones de las reglas de juego están en mano de la clase política, osea como vamos, no esperemos ningún cambio.
    16
  7. Mendoza debe concretar el BASTA A LA CORRUPCION. Pero la realidad es que nadie puede decir nada porque te excluyen automáticamente. Miren si no lo que le pasó al director de Fiscalia de Estado García Espetxe luego de la nota que escribió en marzo del 2016 en diario los andes.. Y nadie del espectro político hizo nada. Todo el circulo político esta unido para defenestrar a quien reconozca la corruptela mendocina.
    15
  8. astor, disculpe mi ignorancia: qué es un cacerolo?
    14
  9. Excelente la nota . Cuando hablamos de la Argentina con argentinos exiliados económicos en el exterior ,siempre sale el tema Y algunos te dicen .La Argentina está como está y es por la gente . La corrupcion , el facilismo , y esa forma de hacer las cosas . #TalCual
    13
  10. ¿Y qué hacemos? ¿tenemos que ser políticamente correctos? ¿decirles: señor legislador no robe, no sea un nepote? ¿O cagarlos a palos, sacarlos de los pelos a la plaza pública? ¿Continuar con la idiota apatía menduca, o llenarles las caras de dedos para que aprendan que la administración de la cosa pública es algo serio y no para toda la vida? ¿Soportar que ineptos como Aranda y Perez sigan caminando tranquilamente por la calle, luego que incendiaron la provincia? ¿O escracharlos de por vida e inhabilitarlos para cargos públicos? Los buenos son unos imbéciles apáticos, y el menduco es la peor especie de apático. Este país no tiene arreglo. Es un fracaso. Todo lo demás, es chamuyo y sensiblería barata.
    12