opinión

Malvinas, 11 señales desde 1994

Malvinas, 11 señales desde 1994

Las Islas Malvinas se encuentran a 14.000 km de distancia del Reino Unido y a sólo 500 km de nuestras costas patagónicas. Hace 183 años fueron usurpadas por Gran Bretaña. Desde el año 1973, por ley nacional nº 20.561, el 10 de junio fue establecido como el “Día de la afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas e islas del Atlántico Sur y el Sector Antártico”. En esta oportunidad, en conmemoración de la fecha, vamos a listar once hitos o señales en torno a la “Cuestión Malvinas” producidos desde el año 1994.

1994. “Disposición Transitoria Primera de la Constitución”. La última reforma de la Constitución Nacional incorporó una norma específica sobre la Cuestión Malvinas. "La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.". La relevancia de esta cláusula transitoria está dada en tanto que la Argentina no sólo está ratificando su soberanía sobre las Malvinas, sino que le da estatus constitucional a dicha declaración, destacando como argumento central que las Islas son parte integrante de su territorio y por otro lado, porque enfatiza que se trata de un objetivo no sólo irrenunciable sino permanente del pueblo argentino, por lo que ninguna generación de argentinos – ni las actuales ni aquellas por venir – podrán soslayar la responsabilidad que les cabe sobre esta cuestión. Afirma también que se hará respetando el modo de vida de los isleños y conforme a los principios del Derecho Internacional.

2006. “Creación en el Congreso Nacional del Observatorio Parlamentario Cuestión Malvinas”. Se creó para “analizar las múltiples variables que componen la cuestión Malvinas”, en donde el conflicto bilateral es sólo una de ellas, en tanto que se propone también indagar “sobre el significado cultural de las Malvinas, el concepto de identidad nacional y latinoamericana, las múltiples visiones históricas, lecturas jurídicas confrontadas, la situación de los ex combatientes, el impacto en materia de política exterior y su relevancia en las relaciones internacionales, entre otros aspectos”. (…) “el Observatorio no es un escenario de reclamo paralelo a la diplomacia convencional. Para eso existen los canales oficiales de la Cancillería. Se trata de una iniciativa que pretende articular a la sociedad civil con el Estado, a un grupo de respetados intelectuales con parlamentarios de diverso signo, aceptando posturas diversas y enfoques múltiples. Será un espacio de debate en donde ejercitaremos los principios de la tolerancia política, respetando la diferencia de opiniones y difundiendo nuestra visión sobre la cuestión Malvinas”.

2009. “Malvinas como territorio de ultramar de la Unión Europea”. El Tratado de Lisboa firmado en el año 2007 entró en vigencia en el 2009, y en él el Reino Unido incorporó a las Islas Malvinas como propias, bajo el estatus jurídico de “región ultraperiférica de la Unión Europea”. Cabe recordar que desde 1961, la diplomacia argentina desarrolló una estrategia basada en insta­lar el tema en el marco de la Asamblea General, inspirada en el movimiento descolonizador impulsado desde 1960 luego de la célebre resolución 1514 (XV). Desde 1964 la “Cuestión de las Islas Malvinas” fue considerada como tal cuando la Asamblea General decidió que podía entender en el tema en lo que constituyó un éxito diplomático de la Argentina con la “Resolución 2065” que reconoció la existencia de un conflicto entre nuestro país y el Reino Unido por la soberanía de las Islas, instando a las partes a negociar. Antes de ello, el tratamiento del tema se restringía a las presentacio­nes que efectuaba el Reino Unido en el marco de lo dispuesto por el Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas al haber inscripto unilateralmente a las Islas Malvinas entre los “territorios no autónomos” sobre los cuales debía suministrar información en el marco del Capí­tulo XI de la Carta de las Naciones Unidas. Ante cada presentación, nuestro país reaccionaba efectuando la firme reserva de los derechos soberanos argentinos sobre los archipiélagos australes y advirtiendo que la información suministrada por el Reino Unido en su calidad de “potencia administradora” en nada afectaba tales derechos.

2010. “Malvinas como causa regional”. La “Cuestión Malvinas” se ha regionalizado - entre otras razones - porque nuestra discusión bilateral con el Reino Unido hoy excede el aspecto de la soberanía, en tanto que se involucran en el Atlántico sur una compleja trama de intereses vinculados con cuestiones de naturaleza estratégico-militar, económica y de explotación de los recursos naturales. De allí entonces el creciente apoyo y solidaridad por parte de los países latinoamericanos, incluyendo los catorce Estados del Caribe, algunos de los cuales forman parte de la Comunidad Británica de Naciones (Commonwealth).

En este contexto de apoyo de organismos multilaterales, nuestro país viene denunciando además, no sólo la presencia de armas nucleares por parte del Reino Unido en nuestra región, lo cual pone en riesgo la paz y seguridad de una zona que ha sido declarada como “zona libre de armamento nuclear”, sino también los riesgos que en materia ambiental supone para nuestra región el uso de plataformas de perforación en la zona de Malvinas. Recordemos, por ejemplo, el derrame de petróleo generado por las plataformas de perforación de la empresa británica British Petroleum que operaba en el Golfo de México, causando una de las peores catástrofes ecológicas de las que se tiene registro.

2012. “Declaración de Ushuaia”. Esta declaración constituyó un hito muy importante en el marco de acciones concretas en defensa de nuestros derechos soberanos. Apoyada por todos los bloques políticos del Parlamento nacional, el 25 de febrero de 2012, en la localidad argentina de Ushuaia (Provincia de Tierra del Fuego), los legisladores que conformaban las Comisiones de Relaciones Exteriores y Culto de ambas cámaras del Congreso nacional, trataron y aprobaron la denominada “Declaración de Ushuaia”, por medio de la cual se ratificó “la legítima e imprescriptible soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, tal como lo establece la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional”, (…), expresando “su total convicción acerca de la situación colonial de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, que afecta la integridad territorial de la República Argentina” (…), que la disputa entre los gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte acerca de la soberanía sobre esos territorios debe resolverse pacíficamente, de acuerdo con lo dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante las resoluciones 2065 (XX), 3160 (XXVIII), 31/49, 37/9, 38/12, 39/6, 40/21, 41/40, 42/19y 43/25, que instan a ambos gobiernos a proseguir las negociaciones en el marco de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional, conforme a las recomendaciones del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, y a abstenerse de adoptar decisiones que impliquen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras continúe el proceso de negociación”. En otro de sus párrafos el documento exhorta a “la Unión Europea a revisar lo dispuesto por el Tratado de la Unión Europea (TFUE, Lisboa, 2007), en relación a la estrategia de asociación PTU-CE en 2013 (países y territorios de ultramar) – cuando expira la actual Decisión de Asociación – y que la Comisión Europea ya está elaborando, para que la Unión Europea reconozca la situación particular de estos territorios conforme resulta no sólo de las afirmaciones argentinas, sino de las resoluciones de las Naciones Unidas”.

2012. “Creación del Área Marina Protegida “Namuncurá-Banco Burdwood”. La misma busca proteger la conservación del Mar Patagónico y áreas de influencia en sitios claves, a través de un enfoque ecosistémico en el manejo del mar, como es el Banco Burdwood, una meseta oceánica de 34.000 km2 localizado al sur del Mar Patagónico, 150 km al Este de la Isla de los Estados y con profundidades que rondan los 50 a 200 m. La zona es de alta biodiversidad y muy vulnerable a los cambios ambientales. En este sentido, nuestro país ha asumido también compromisos internacionales. Por ejemplo, ha ratificado el “Convenio de Diversidad Biológica”, el cual establece que al año 2020, los países parte deberán conservar mediante sistemas de áreas protegidas, el 10% de los ecosistemas marinos y costeros, especialmente aquellos de particular importancia por la diversidad biológica. La zona protegida es de alta sensibilidad ambiental y se encuentra en la Zona Económica Exclusiva Argentina (hasta 200 millas) y en un todo de acuerdo con lo establecido por el artículo 56 1a) y 1b) II y III de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que establece los "Derechos, jurisdicción y deberes del Estado ribereño en la zona económica exclusiva", incluyendo los de “conservación y administración de los recursos naturales, tanto vivos como no vivos, de las aguas suprayacentes al lecho y del lecho y el subsuelo del mar”.

2013. “Referéndum de los isleños”. En marzo de 2013 se convocó a un referéndum en el que la mayoría de los isleños ratificó su voluntad de mantener el estatus político de "territorio británico de ultramar". En el mismo participó algo más del 90 % de la población habilitada para votar. A propósito de este referéndum, cabe destacar una “Declaración Especial sobre la Cuestión de las Islas Malvinas” que hicieron en forma anticipada tanto la UNASUR (en Lima, con fecha 30 de noviembre de 2012) y otra por parte del MERCOSUR (en Brasilia, con fecha 07 de diciembre de 2012); ambas referidas al referéndum que los isleños llevarían a cabo. En las dos “Declaraciones Especiales”, además de haber apoyado en otras instancias los derechos soberanos argentinos sobre el archipiélago austral y demandar al Reino Unido negociar la soberanía de las islas, se hizo mención a que “la celebración de un referéndum en las Islas Malvinas en nada altera la esencia de la Cuestión de las Islas Malvinas, y que su eventual resultado no pone fin a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

2013. “Elección de legisladores isleños “full time”. En aquella elección realizada en el mes de Noviembre participó cerca del 75 % de la población habilitada para votar. Los isleños votaron ocho (8) miembros que conforman la Asamblea Legislativa de las Islas, pero en esta oportunidad, con una particularidad, y es que por primera vez, los consejeros se dedicarán “full time” a la política, conformando un cuerpo profesional de parlamentarios en el que cada legislador cobrará un salario de u$ 64.600 anuales. Cabe destacar que si bien las Islas tienen un gobernador, su cargo es meramente representativo, en tanto que actúa como enviado de la corona británica y por lo tanto, es designado por la propia reina Isabel II, bajo la recomendación del Ministerio de Asuntos Exteriores. Vale decir que no existe la figura de un Primer Ministro como hay en otros territorios dependientes del Reino Unido, como por ejemplo el caso del Peñón de Gibraltar. El Ejecutivo - que se reúne todos los meses – define las políticas que se aplican en las Islas, si bien los Asuntos Exteriores y la Defensa quedan a cargo del Gobierno del Reino Unido.

2013. “Creación del “Observatorio Interuniversitario Cuestión Malvinas de la Provincia de Mendoza”. Se trató éste de un hecho de gran relevancia para la vida académica de Mendoza, y que no registra antecedentes en el país, dado que las universidades - nacionales y privadas - decidieron unirse para trabajar en conjunto la “Cuestión Malvinas”. En efecto, en el mes de Noviembre, en la sede de la Universidad de Congreso, se hizo la presentación oficial del Observatorio, que tiene como misión reflexionar sobre la Cuestión Malvinas desde una perspectiva académica y pluralista, en el marco de una definida política de Estado de la Nación Argentina.

2015. “Proyecto “Pampa Azul”. Se trata de un proyecto cuyo objetivo es contribuir a profundizar el conocimiento científico como fundamento de las políticas de conservación y manejo de los recursos naturales; además de promover innovaciones tecnológicas aplicables a la explotación sustentable de los recursos naturales y al desarrollo de las industrias vinculadas al mar; fortaleciendo la conciencia marítima de la sociedad argentina. En suma, busca respaldar la soberanía de nuestro país en el área del Atlántico Sur aportando información y presencia científica. Queda claro que a través de estas investigaciones se podrá comprender los mecanismos que controlan las condiciones ambientales locales y su impacto sobre la producción y diversidad biológica. El proyecto es coordinado desde el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva y participan del mismo una variada cantidad de instituciones, tales como el CONICET; la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE); el Servicio de Hidrografía Naval (SHN); el Instituto Argentino de Oceanografía (IADO-CONICET/UNS); y diversas universidades, entro otros.

2016. “Reconocimiento de ONU a la extensión de la plataforma continental argentina”. La Comisión de Límites de la Plataforma Continental - creado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar – adoptó por unanimidad, las recomendaciones que hizo oficialmente nuestro país en abril de 2009 en relación con el límite exterior de nuestra plataforma continental. Esta presentación que fue elaborada durante casi 20 años es un detallado estudio científico y técnico que, al fijar el límite exterior de la plataforma continental argentina, se observa que en ella aparecen incorporadas las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y una porción de la Antártida. Cabe destacar que el trabajo presentado por la Argentina y aprobado por la ONU constituye un avance de gran relevancia jurídica sobre la extensión geográfica de nuestros derechos de soberanía que se extienden - a partir de ahora - hasta las 350 millas marinas.

Daniel Miranda

Prof. Méd. Daniel Miranda – Presidente Observatorio Interuniversitario Cuestión Malvinas – Rector UMaza.



Marcelo Zanettini

Prof. Lic. Marcelo Zanettini – Observatorio Interuniversitario Cuestión Malvinas - Universidad de Congreso 

Opiniones (3)
21 de junio de 2018 | 15:58
4
ERROR
21 de junio de 2018 | 15:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Desde el principio del artículo su autor comete un error cardinal en donde se puede apreciar su profunda adoctrinación. El autor se olvida decir que el idioma Español, que está usando, los "Miranda" etc etc vienen también de 14.000 Kilómetros al igual que los Galtieri, los Isleños , el idioma Inglés. Estamos comparando resultados iguales de dos procesos coloniales, donde hubo un choque de dos corrientes colonizadoras Europeas. Lo que es más, hubieron influencias en los movimientos revolucionarios a tal punto que en el mar las "revoluciones" estuvieron basadas en el poderío de Inglaterra. La Corona Inglesa ha patrocinado a su Imperio tan bien que sus colonias evolucionan hacia cada vez mayor autonomía y aún cuando adquieren hasta una total independencia de la legislatura de Londres siguen manteniendo a Sus Majestades Británicas como Jefes de Estado. Así es como encontramos que Isabel II es uno de los Jefes de Estado Americanos con mayores territorios en América (en Norte, Centro y Sud América). Esto es una consecuencia de la evolución y no de la revolución. Es un concepto totalmente diferente al que ha prevalecido en las poblaciones insertadas por España que no por ser renegadas eso les da más "americanismo" o derecho a las Américas que las poblaciones Realistas y no renegadas Inglesas. Tal es así que el traspaso de la soberanía de la población leal, realista e Inglesa de las islas Falklands - Malvinas no sería otra cosa que imprialismo colonial de Buenos Aires que sólo es una versión del imperio Español. Sería por falta de una victoria con la cruz y la espada por que no se pudo hacer con los Ingleses cómo se hizo con los Qom. Por eso Buenos Aires sustituye los métodos y usa la mentira, la adoctrinación y la perversión del derecho para obtener el mismo resultado. Recordemos que Perón el inventor de la adoctrinación del pueblo de Argentina y del reclamo y de las "Malvinas son Argentinas por razones geográficas e históricas" es el mismo que se rehusó a ir a la Corte Internacional de Justicia invitado por Inglaterra hasta 1955 y que además trató de comprar las Islas Malvinas - Falklands en 1953!.. No se puede comprar lo que ya es de uno! .. Si un país está tan seguro de sus títulos .. porque no reconoce la jurisdicción de la Corte Internacional? .. Lo que es más porque Argentina misma no se presenta ante la Corte Internacional con sus derechos "inalienables"? En lugar de basar su reclamo en la adoctrinación de su propio pueblo?
    3
  2. La clave está en los isleños. Tengo entendido que estos piratas hacen vuelos charter a capitales de la Patagonia. Vienen jovenes a pasar el fin de semana: bailan y se divierten en nuestro pais. Quiera o no estos piratas nos necesitan. Si los chilenos nos apoyaran en esto facilitarían las cosas, pero no, los chilotes les facilitan todo a los isleños, les chupan las medias a mas no poder.
    2
  3. La ONU tampoco consideró válido el "referendo" de mentas en las islas, una parodia que no rindió a Inglaterra los resultados que ella esperaba, por mucho que se empeñó y se empeña en hacer aparecerlo como un hecho trascendente.
    1