En foco

El bache social y la tragedia que nos afecta a todos

La editorial de Santiago Montiveros en "Queda mucho por decir" (lunes a viernes de 19 a 20), por MDZ Radio.

Hace una semana, reflexionábamos sobre las secuelas que estaba dejando la persistente lluvia sobre Mendoza. Mientras todos los que tienen auto se quejaban por los pozos en las calles, hablábamos de un bache social producto de años en los que no se ayudó a superar la pobreza.

Este lunes, esa invisibilidad se rompió y dejó al descubierto mucho más: descontrol, desidia e imprevisión, entre otras cosas.

El muro de un edificio olvidado por sus dueños cedió sobre la humilde vivienda habitada por Karen y su hijo Luciano, de 3 años. Ambos murieron. Probablemente dejaron de existir instantáneamente, varios minutos antes de que alguien los buscara y muchas horas antes de que recuperaran lenta y rudimentariamente sus cuerpos.

Ahora sí que queda mucho por decir. La tragedia nos afecta como una señal intermitente, en rojo, cuya luz nos atraviesa a todos. No estamos listos para crisis como la vivida esta semana, pero tampoco podemos dormirnos en una provincia en donde en cualquier momento eso que pasó en una o dos casas puede pasar en miles.

Hay que hacer lo correcto, pero ahora. No hay tiempo en cuantificar la desidia de los desidiosos: la gran medida de la urgencia es el dolor y la impotencia por Karen y Luciano.

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 07:38
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 07:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"