opinión

En qué casos ser solidarios

En qué casos ser solidarios

 El día jueves 21 de Abril del corriente circulaba en vehículo por calle España, al llegar a calle Montevideo visualizo una gran cantidad de jóvenes acercándose a los vehículos pidiendo una colaboración para el buzo luego viaje de egresados de un colegio (no vale la pena mencionar el nombre ya que la reflexión comprende a muchas instituciones educativas no una en particular).

Ese mismo día por calle 9 de Julio esquina Colón se acerca al vehículo un hombre en silla de ruedas llamado Julio y solicita una ayuda. Accedo casi con culpa de ver el esfuerzo que éste ser humano hacía ante la conducta indiferente de muchos otros conductores.

La comparación de los dos escenarios fue inevitable…. En un caso jóvenes llenos de energía, fuerza, las condiciones para poder llevarse el mundo por delante, para cumplir sus sueños y en el otro un ejemplo de lucha avanzando cada metro con un esfuerzo tan valorarle. Sin embargo ambos aplicaban el mismo medio para conseguir un ingreso.

El pedido de una colaboración, considero, debiera ser la herramienta que una persona debe utilizar en casos de verdadera necesidad, en casos en que se hayan agotado todos los medios lícitos de obtener ese recurso. En el caso de Julio por ejemplo o gente en situación de calle, gente con algún motivo válido que justifique que simplemente No puede conseguirlo por otros medios. Inclusive también para organizaciones con fines de beneficencia que se ocupen de sectores postergados (Conin, Crecer Felices, Brazos Abiertos y todas aquellas que nos enorgullecen día a día).

Los jóvenes que cursan en un colegio secundario están viviendo sus mejores años y deberían estarse cultivando, lo cual implica practicar y desarrollar todas sus habilidades y su potencial basado en los valores y principios morales que han adquirido. Dentro de los valores el Esfuerzo, la Dedicación, el Compromiso, la Creatividad.

En el caso concreto debería plasmarse en a recaudar fondos de otra forma que implique realizar alguna tarea, ya sea Vender algún producto, Organizar algún evento (exhibiciones skate, longboard, ferias, fiestas, etc) es decir utilizar sus habilidades para obtener recursos.

Recuerdo mis días de secundario (2002) en los cuales nos organizábamos para vender un bizcochuelo, tortas, empanadas al mediodía, algún pastelito, organizar una fiesta de disfraces, un bingo…. Y entendíamos que ese dinero costaba…había que ORGANIZARSE, MOVERSE, ESFORZARSE.

Pero les estamos inculcando esos valores a la juventud al propiciarles o por lo menos consentirles conductas de ese tipo? Al estar permitiéndoles salir en horario de clases para ir a pedir dinero en las esquinas en vez de motivarlos para generar una idea que se traduzca en un ingreso.

Tanto padres como directivos de las instituciones educativas deberían considerar el planteo y fomentar otro tipo de conductas para sus hijos/alumnos.

El Colegio y el Hogar son la base educativa de la persona, involucrémonos activamente como sociedad para que LA EDUCACIÓN de la juventud se base en valores.

¡Que el futuro no nos sorprenda sin haber realizado el mayor de los esfuerzos por nuestra juventud PILAR DE TODA SOCIEDAD!

INVITO A LA GENTE A SEGUIR COLABORANDO CON EL QUE MÁS LO NECESITA.

Dr. Marcelo Pablo Estrella Orrego

Dni: 31028900

S.C.J.M. Mat.: 8666

Opiniones (1)
20 de junio de 2018 | 19:12
2
ERROR
20 de junio de 2018 | 19:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Marcelo, estoy de acuerdo contigo, en un 100%. Solo me gustaría agregar que estas acciones que vemos en nuestras calles, me parece, son el resultado de años de "facilitar" todo casi al punto de regalarlo, sin haberlo conseguido por la vía del esfuerzo, solo utilizando como herramienta el "pedir" en vez el de idear la manera de "ganarlo". Cuidado, no estoy diciendo que no deba existir la ayuda, pero debe ser en casos justificados y cuyo objeto sea un beneficio para la sociedad como también para el individuo que la recibe. Nuevamente, coincido contigo en tus apreciaciones, sin embargo, el por qué sucede esto creo tiene que ser puesto a debate profundo para que, parafraseándote, el futuro no nos sorprenda sin haber realizado el mayor de los esfuerzos.
    1