En foco

Argentina, candidata de la boca para afuera

Si bien la Selección cuenta con los mejores jugadores del mundo, varios factores extra futbolísticos hacen tambalear el discurso de los protagonistas.

Argentina, candidata de la boca para afuera

Teniendo en cuenta que la Selección argentina tiene a los mejores jugadores del mundo, deberíamos estar hablando de que es la gran candidata a quedarse con el máximo título continental. Los protagonistas también se hacen cargo y lo dicen. Pero sin dudas que es un comentario por la presión de no ganar nada importante hace tanto tiempo y por los dos subcampeonatos obtenidos en el Mundial 2014 y la Copa América 2015. 

Ahora, la realidad marca claramente otra cosa. No coincide el discurso con los hechos. Eso sí, quiero ponderar la actitud de los jugadores, quienes dejan todos los problemas de lado y se hacen cargo de lo que les toca, intentar ganar el título para sacarse un peso de encima y darle una alegría a la gente. Pero por dentro, ellos saben que será una misión más que difícil; y no por lo futbolístico, sino por todo lo que se sembró en los alrededores del equipo.

En primer lugar hay que hablar de la llegada de la Selección al país. Por diferentes motivos, algunos estaban en competencia, otros cumpliendo obligaciones protocolares, los jugadores llegaron en cuenta gotas a Buenos Aires.

Una vez que el grupo estuvo completo, Martino pudo realizar un par de prácticas como para acomodar alguna que otra cosa y nada más. Así, la Albiceleste viajó a jugar ante Honduras en San Juan. Allí comenzaron los inconvenientes de un equipo, que aunque no se reconozca, llega muy golpeado a la Copa América Centenario.

Pero vamos a analizar los problemas por partes:

- El primer problema que tuvo el entrenador argentino para armar el equipo fue la llegada de los jugadores. Algunos todavía en competencia, otros con algunas lesiones y demás inconvenientes; hicieron que el plantel nunca estuviera completo. Recién ayer, Martino contó con el plantel completo, aunque es una forma de decir por la cantidad de lesionados y ausentes que tiene la Albiceleste.

- Luego, en aquel partido ante Honduras del 27 de mayo en San Juan, Martino puso a todo el equipo titular como la última prueba antes de viajar a Estados Unidos. Error del técnico, que se llevó un par de lesionados y varias dudas en cuanto al juego.

Messi y medico argentina


- Pero los problemas se agudizaron cuando Lionel Messi, que viajó desde Barcelona y llegó con lo justo para el encuentro, tuvo una lesión en sus costillas, que lo dejó al borde de sus posibilidades para el debut ante Chile.

Además, luego del partido, la Pulga tuvo que viajar a España para enfrentar al fisco por una supuesta evasión de impuestos. Sumado al mal trago personal, que seguramente rondará varios días en su cabeza, el mejor de todos recorrió el mundo en menos de 72 horas, un dato no menor en cuanto al cansancio. Todo esto hace que Lio llegue en uno de sus peores momentos personales y tocado físicamente a Estados Unidos.

Messi juicio3


- Pero los inconvenientes no terminaron ahí. Apenas llegó la Selección a Estados Unidos, al mismo tiempo, en Buenos Aires, estallaba la AFA. Renuncias de dirigentes, amenazas de intervención y con la FIFA viajando a ver qué es lo que pasa; el mensaje que llegó a EEUU fue que la Selección iba a ser desafectada de la Copa América y Boca de la Libertadores.

Luego de esta "noticia", desde FIFA informaron que en caso de bajar a la Albiceleste del campeonato, la multa iba a ser de 5 millones de dolares y la privación de jugar los siguientes dos mundiales.

Una barbaridad política, que llegó a la cabeza de los jugadores argentinos, quienes se preguntaban permanentemente qué es lo que iba a pasar. Un papelón impresentable, nunca visto antes.

- En cuanto a lo futbolístico, al ya mencionado caso de Messi, se le sumaron las lesiones de Ezequiel Lavezzi, Lucas Biglia y Javier Pastore, quienes también llegan entre algodones al debut argentino. En este caso, y redactando esta frase como una opinión personal, me cuesta creer que el técnico de una Selección del calibre de la Argentina elija llevar de antemano 3 tipos lesionados, cuando tiene jugadores para "hacer dulce" en todas partes del mundo (en la delantera serían los casos de Tevez, Icardi o Dybala por Lavezzi o Pastore por ejemplo).

Todos estos inconvenientes seguramente han tocado el ánimo del plantel argentino, aunque ellos nunca lo reconocerán. Con la mochila a cuestas de conseguir un título con la Selección, los jugadores intentan hacer oídos sordos a los problemas y darán el máximo para lograrlo, aunque las condiciones no estén dadas para ello.

Si bien la Argentina falló en las últimas finales, el contexto institucional y futbolístico hacen que, por historia, "Argentina sea candidata"; aunque en realidad está lejos de presentarse en sus mejores condiciones.

Bajo este contexto, los jugadores darán todo para romper el maleficio de conseguir un título con la Albicleste luego de más de 20 años de sequía. Ahora, si salimos segundos o últimos, la gente no debería insultar a los jugadores sino que deberá entender que lo que suceda en Estados Unidos es todo culpa de los dirigentes que manejan el fútbol argentino.

Como si sucede lo contrario, que los jugadores la "rompan" y logren el ansiado título, será mérito exclusivo de ellos y de nadie más. 

Comienza una nueva Copa América y la ilusión está intacta por la calidad de jugadores que tiene la Selección argentina, pero es inevitable no hacer mención al papelón institucional y dirigencial por el que atraviesa el fútbol argentino, que ya tocó, y de que manera, la tranquilidad del plantel nacional.





 






Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 09:08
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 09:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"