opinión

¡Hasta siempre, maestro Thormann!

El homenaje de la conocida docente, directiva de la Casa del Maestro, exdecana de Formación Docente y también pintora.

¡Hasta siempre, maestro Thormann!

Alberto Thormann

En el alma quedarán siempre la imagen de tus pinceles lúdicos, que jugaban en espacios formas y colores crando un universo de luz. Tu talento, tu humildad y tu generosidad hacía posible quetodos compartieran esa pasión por el arte, por la comunicación siempre viva de las imágenes. Fuiste una persona digna , desbordante de amor y afecto para quienes te radeaban. Respetuoso con las singularidaes de tus alumnos, grandes o chicos supimos por tus enseñanzas la alegría del encuentro.

Me permito , reproducir las palabras que tanto te gustaron en una de las tantas exposiciones que realizaste:

“Es tarea provocadora, expresar lo que pensamos y sentimos, frente a una obra de arte.

Especialmente, cuando debemos desembarazarnos de esquemas conceptuales y de esa tendencia lógica que nos mueve a catalogar la obra dentro de tendencias, estilos o movimientos estéticos influenciados por contextos temporales y espaciales.

E.H. Gombrich, en su famosa Historia del arte, expresa mi pensamiento: “Me gustaría ayudar a abrir los ojos, no a desatar las lenguas. Hablar diestramente del arte no es difícil, porque las palabras que emplean los críticos han sido usadas en tantos sentidos que han perdido toda precisión. Pero mirar un cuadro con ojos límpios y aventurarse en un viaje de descubrimiento, es una tarea mucho más difícil, aunque también mejor recompensada. Es difícil procesar cuánto podemos traer con nosotros al regreso”

Un cuadro de Thormann es eso , un viaje enriquecedor en un movimiento contínuo de formas, colores, líneas que surgen creativamente de un universo mágico de mares, peces, ojos, escaleras, rostros que invitan a jugar ese juego existencial que es comunión de subjetividades y realidades.

En ese luminoso y complejo universo, su obras me mueven a repensar, desde los tiempos, en esferas y movimiento, buscando, como los hacían lo filósofos griegos, el “estoijeion” ( elemento primigenio), la esfera del Ser o el devenir de Heráclito. Materia o movimiento. Armonía o caos.

Gianni Váttimo, afirma :“Hay que pensar en el arte como medio por excelencia mediante el cual el mundo objetivo traduce la idealidad conceptual o la imagen perceptiva, en el medio entre el saber y el sentir”…Es éste el impacto perceptivo que me provoca mi relación con sus obras. En esa relación entre saber y sentir, Thormann encuentra su propio espacio en su intuición por develar lo no representado, lo absolutamente distinto, lo que en su búsqueda constante le permite ser creador de realidades estéticas enteramente nuevas.

El propio artista confiesa , que en esta contemporaneidad y en relación con su obra se siente como un “recolector”, no de objetos exteriores, sino de su yo más íntimo : recuerdos, vivencias, afectos que dan vida a lo que quiere representar y , ciertamente, lo logra, en los matices de su pintura, plena de sentido .

Juega con los elementos, en una fuerte relación lúdica con formas y colores, en un movimiento permanente y complejo.

Sus obras pertenecen a una iconografía simbólica de lo no representado que impacta al espectador y lo provoca a gozar, primero, de una sensación estética con la belleza de los elementos, después a recorrer formas y figuras tratando de descubrir significaciones solo subjetivas que apelan a la propia interioridad. En esta instancia, se funda la relación lúdica que nos propone, que no espera una respuesta conceptual, sino que nos remite a un horizonte de posibilidades de sentido y al goce estético de la obra, simple y , a la vez, profundo.

Cada obra de Thormann se constituye en una concreción de su interioridad, en una trama ambital que se transforma en un vínculo de sentido, funda ámbitos, abre horizontes, que sugieren mundos abstractos en los cuales es posible descubrir e imaginar tiempos y espacios originarios.

Su interior sensible, emotivo, apasionado, a veces ingenuo, nos invita a recorrer con sorpresa un espacio pleno de luz y fantasía, pero también, al juego profundo de lo oculto o laberíntico.

Thormann es el artista dialógico capaz de representar un mundo de ideas y sentimientos en una trama de líneas, formas, que se interfieren y potencian dinámicamente.

Pienso que coincide con Klee en que un artista no debe planear su obra, sino dejarla surgir, que su imaginación y fantasía obren por sí mismas, para que el espectador pueda compartir el sueño del artista.”

Prof. Lic. Elia Ana Bianchi Zizzias

Opiniones (1)
24 de mayo de 2018 | 09:16
2
ERROR
24 de mayo de 2018 | 09:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Impecable opinión sobre el recorrido de un grande que se fue solamente a los 57 años. Elia Ana fue alumna , amiga y colega del maestro Thormann. En esta opinión pinta con mucho arte literario y exquisita imagen la impronta de quien supo llevar la cultura a tantos alumnos y ciudadanos . Gracias Elia Ana por recordar y compartir con expresiones que nos iluminan el alma en un mundo a veces tan difícil. Un gran abrazo para vos de quien te admira. Amalia Vergara Rizzardo
    1