En foco

El Plumerillo: crisis e incertidumbres por un cierre inevitable

A tres meses del cierre de la aeroestación, todos saben lo que podría llegar a pasar pero parece que nadie atina a proponer soluciones.

El aeropuerto internacional El Plumerillo se convirtió en uno de los dolores de cabeza de este Gobierno. Con el drama del Zoológico ocupando la agenda mediática actual y otros temas, como el desfalco financiero heredado, la falta de inversiones privadas, los despidos en el Estado y el impacto de los inconvenientes nacionales, el cierre de la aeroestación pareciese ser un problema "menor" para las autoridades provinciales. Sin embargo, la situación dista de ser tranquila, ya que el sector turístico está sumamente preocupado por lo que consideran una crisis inminente que, hasta ahora, no cuenta con un plan de contingencias oficial.

Los datos del informe de la Fundación Ieral, encargado por la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (AEHGA), muestran un panorama preocupante: solo en los tres meses que durará el cierre del aeropuerto más casi un mes extra de "coletazo", el sector turístico perderá 324 millones de pesos, siendo los hoteles el grupo más afectado (-97 millones de pesos) junto a una caída del 80% de turistas extranjeros y un 50% de nacionales. Otras estimaciones, más pesimistas, hablan de entre 700 y 900 millones de pesos menos. A esto hay se sumarle una alicaída actividad que hay desde el año pasado y que, hasta ahora, no tiene vistas a mejorar.

Ante esta situación, los empresarios del sector esperan ser recibidos por las autoridades del gobierno provincial y esperan que la administración de Alfredo Cornejo pueda facilitarles un auxilio durante los meses que esté cerrado El Plumerillo, como exenciones impositivas y bonificaciones en las tasas de interés para préstamos financieros, aunque la ayuda más importante, para ellos, sería un alivio en las contribuciones patronales.

Propuestas existen, aunque pocas. En las últimas semanas surgieron algunas iniciativas legislativas, como la del diputado Jorge Tanús (FPV-PJ) para acelerar las gestiones ante el Gobierno nacional. O la del camporista Lucas Ilardo, más ambiciosa, que busca declarar la "emergencia turística" (con su correlato nacional en Anabel Fernández Sagasti). O la de la senadora valletana Patricia Fader, un tanto curiosa, para la construcción 'exprés' de un aeropuerto nuevo en el Valle de Uco. Incluso no falta quienes piden la construcción de una nueva pista paralela, como poseen el Aeroparque Metropolitano de Buenos Aires y el Aeropuerto de Córdoba. Todos proyectos que, en su intención, son paliativos, pero que no logran cumplir con las necesidades reales, algunos son más ejecutables a largo plazo y, en cierto modo, parecen no contar con una noción adecuada del problema.

Salvo la noticia sobre que los vuelos actuales del aeropuerto mendocino serán derivados a San Juan y, en menor medida, San Rafael y San Luis, no se conocen detalles de algún plan de contingencias previsto entre los meses de septiembre y diciembre de este año, imprescindible para mantener la conexión aérea de la provincia. El Gobierno ha mantenido algunos encuentros con los empresarios turísticos, pero no se han definido soluciones explícitas ni ha comentado sobre posibles auxilios económicos. "La incertidumbre domina por sobre las certezas", es el comentario generalizado en el sector. También se coordina con Aeropuertos Argentina 2000 (que posee la concesión del aeropuerto) y la Nación, que deberá hacerse cargo de ciertas cuestiones referentes a la logística.

Con poco más de tres meses por delante, el Gobierno, junto con otros actores públicos y privados, deberá planificar, comunicar y ejecutar un plan, que abarque desde la asistencia a los empresarios turísticas hasta las cuestiones operativas referidas al cierre propiamente dicho (como los traslados de los visitantes desde San Juan y San Rafael hasta la capital provincial), sin dejar de tener en cuenta que, hasta 2017, la provincia deberá soportar una debacle económica en uno de los sectores más importantes de su economía. 

Un plan de logística para los pasajeros que deseen venir al Gran Mendoza vía aérea a pesar del cierre de El Plumerillo, mayor captación de turistas que utilicen transporte terrestre, paquetes turísticos atractivos en precios, asistencia económica básica a los hoteles, restaurantes y agencias de viaje para que puedan mantener una operatividad lo más normalizada posible e incentivos para fomentar el turismo interno serían algunas medidas que traerían cierto alivio. Esta experiencia debería servir para idear políticas a largo plazo, como la reactivación ferroviaria con la Pampa Húmeda y la necesidad de contar con mejores infraestructuras aéreas en las periferias del área metropolitana.

La crisis turística será inevitable, pero el gran desafío es poder aligerar el impacto y tratar salir indemne lo mejor posible para no provocar daños que después pueden ser muy difíciles de reparar. 

 

Opiniones (6)
18 de junio de 2018 | 22:28
7
ERROR
18 de junio de 2018 | 22:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Como se nota que cambio el gobierno antes se ocupaban de los pobres ahora se ocupan de los ricos que no van a poder viajar en avion. Yo tengo 40 años y nunca viaje en avion porque no puedo
    6
  2. Son decenas de miles los afectados. Dejar sin aeropuerto a la 4ª ciudad más importante del país es una salvajada. Tanto funcionarios provinciales como nacionales DEBEN encontrar una alternativa más creativa para evitar el cierre, para eso se los votó y les pagamos sus abultados sueldos. Cuando se habla de afectados como empresarios hoteleros y agentes de viajes se olviden que detrás de esos empresarios hay miles de trabajadores: mucamas, recepcionistas, cocineros, mozos, bacheros, personal de limpieza, guías de turismo, choferes, vendedores, atención a clientes, etc, etc. Es una visión bastante parcial suponer que sólo grandes empresarios se ven afectados, de hecho ellos tienen alguna espalda para sobrevivir, los que están debajo de ellos no la tienen. Ni hablar del contexto de caída abrupta de la economía en que estamos sumidos. No soy un especialista para ofrecer una solución allternativa al problema, pero soy un ciudadano con derecho a EXIGIR al gobernador y al ministro de transporte de la Nación que la busquen y encuentren. https://www.change.org/p/gobernador-cornejo-no-al-cierre-del-aeropuerto-de-mendoza-por-tres-meses?recruiter=433205462&utm_source=petitions_show_components_action_panel_wrapper&utm_medium=copylink
    5
  3. ...NI ESTE GOBIERNO NI NINGUNO DE LOS ANTERIORES SE PREOCUPO POR LA SITUACIÓN DEL AEROPUERTO, Y QUE SE REPITE PERIODICAMENTE CADA 10 AÑOS MAS O MENOS. NI QUE HABLAR DE LA ASOCIACION DE HOTELEROS,.....AHORA QUE EL AGUA LES LLEGÓ AL CUELLO SE PREOCUPAN, PERO YA ES TARDE,...LO QUE TIENEN QUE HACER ES GESTIONAR QUE EL ACTUAL AEROPUERTO CUENTE EN EL FUTURO CON UNA PISTA MÁS, PARA EVITAR SITUACIONES COMO LA ACTUAL,...PERO NADIE SE PREOCUPA NI EL GOBIERNO NI EL SECTOR EMPRESARIO,...Y AEROPUERTO 2000 MIENTRAS PUEDA AHORRARSE UN PESO LO VA HA HACER.
    4
  4. Que poco serios los que aducen al aeropuerto la crisis...la crisis económica es la crisis en turismo también. Como les cuesta a la corporación reconocer que están en un contexto de crisis económica que se complicaría un poco.... solo el 15 % de los turistas ingresan por el aeropuerto de Mendoza ....que si son buenos empresarios y las ventas son firmes llegarían a un aeropuerto un poco mas lejos se aumentaría algo los costos ( ganaron muchísimo estos años) A ninguno les dio la cara para recordar que el cierre del aeropuerto se sabia hace 2 años.... y eso que tienen en sus filas de iluminados al embajador de turismo y su equipo ...que deberían hacerse cargo de los daños por ocultar información...
    3
  5. La solución es la construcción de una pista nueva. Es la alternativa mas económica. No inventemos cosas raras . Dejemos de lado la idea de arreglar la pista existente. No impactemos la economía de Mendoza !!!!!!!!!!!
    2
  6. Piba, larga la prensa amarilla. Hay q arreglar la pista y punto. Es una cuestion de seguridad. Las perdidas de los hoteleros que vean ellos como lo solucionan. El estado esta para otra cosa.
    1