opinión

Con los pies en la Tierra

Con los pies en la Tierra

 Poco más de 3 horas duró el último discurso de Francisco Pérez que dio apertura a las sesiones ordinarias de la Legislatura en 2015. Discurso por cierto colmado de manifestaciones partidarias, con diferencias sustanciales entre lo dicho y lo realmente hecho, con logros ficcionados, con cierto nivel de intolerancia a las críticas y con ninguna referencia a la grave situación que atravesaba la provincia.

En pocos días se aproxima el 1º de Mayo y un nuevo discurso de apertura, esta vez en manos del gobernador Alfredo Cornejo, elegido por la gran mayoría de los mendocinos que apostaron al cambio.

Dicen los libros que todo representante del Ejecutivo que comparece ante la Asamblea Legislativa debe basar su discurso en dos partes fundamentales: rendición de cuentas y metas para el presente año.

Hace apenas un año, escuchamos a Francisco Pérez decir cosas como: “En materia de Hacienda y Finanzas nos propusimos desde el inicio de la gestión el objetivo de alcanzar presupuestos equilibrados” y “Uno de los principales ejes de nuestra gestión ha sido la producción, entendida como apoyo al desarrollo industrial y el crecimiento económico sostenido con la generación de valor agregado local”.

Hoy podemos decir que un año atrás asistimos a un discurso que nos pintó una Mendoza inexistente. Una Mendoza digna de una superproducción de Disney, que nada tenía que ver con el día a día de los mendocinos en ese momento. Ni la energía, ni la industria, ni la producción tuvieron un desarrollo que haya favorecido a la provincia. ¿Para qué hablar del mencionado equilibrio en las cuentas públicas? Todos conocemos el desastre fiscal con que se encontró el nuevo gobierno hace apenas cuatro meses.

En pocos días será el gobernador Cornejo quien, dirigiéndose a todos los mendocinos, nos dirá cuál será el norte que guiará a la gestión en los próximos 12 meses. Y, sin dudas, el actual mandatario provincial se diferenciará una vez más de su antecesor y, fiel a su estilo, pondrá sobre la mesa un discurso que hable de la realidad, sin maquillajes.

Los mendocinos dimos una muestra clara en las urnas de lo que necesitamos, un Poder Ejecutivo que ponga manos a la obra de verdad, ocupándose de los problemas desde la raíz, produciendo cambios en serio y no fabricando ilusiones que solo sirven como insumos de propaganda.

Como militante de este proyecto de cambio que votamos tengo grandes convicciones en que las metas que el Gobierno nos planteará, las cumpliremos y servirán sin dudas para empezar a sentar bases sólidas de crecimiento, modernización y mejora de los servicios.

El pueblo de Mendoza no resiste más engaños. Ya escondieron mucha basura bajo la alfombra. Es momento de que todos entendamos que no hay recetas mágicas, que de esta situación se sale con trabajo y compromiso de cada uno de nosotros desde el lugar en el que nos encontramos, y sobretodo siendo solidarios.

Estamos ansiosos por ayudar a poner a la provincia en el lugar que debe ocupar, estamos dispuestos a ponerle el hombro a este proyecto de desarrollo, fomentando el debate en cada una de las propuestas, sin censurarnos y siendo propositivos, porque sin dudas, una buena administración, conducirá a una Mendoza pujante.

Estamos ansiosos por escucharlo, señor Gobernador.

Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 03:18
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 03:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"