opinión

El argentino más inteligente: Lanata volvió con un juego soso

El regreso del periodista a la TV, ahora en formato de entretenimiento, quedó sumergido en una fallida puesta en marcha de juegos de inteligencia. Un debut carente de brillo y suspenso, que pasó sin pena ni gloria.

El argentino más inteligente: Lanata volvió con un juego soso

Hace unos meses, Jorge Lanata anunció que su regreso a la televisión sería más lúdico que periodístico. A partir de ahí, se potenció la intriga por ver al conductor de Periodismo para todos al frente de un programa de entretenimiento como El argentino más inteligente. Finalmente, anoche El Trece lanzó su nueva apuesta, y los resultados estuvieron muy lejos de las expectativas. No tanto por la peformance de Lanata, sino por la fallida resolución de un formato que ha sido probado con éxito en las pantallas de otros países. Con un rating tibio, 11.4, este nuevo envío se posicionó en el cuarto lugar de lo más visto en la TV argentina de la jornada de ayer.

Basado en una premisa que pretende ser original y algo pretenciosa, la dinámica de El argentino más inteligente consiste en una serie de pruebas que deben ser resueltas por los participantes poniendo en juego seis tipos diferentes de inteligencia: visual, musical, lingüística, social, física y lógica. La propuesta estética y formal es idéntica a la de decenas de productos de este tipo: atriles, pantallas, ruleta, golpes de efecto musicales y una puesta de luces poco atinada para el desarrollo de algunos de los desafíos. El conductor aportó su característica pizca de desenfado, en un buen contrapunto con una estructura tan esquemática como la que siempre ostentan estos programas que conjugan el saber y la deducción.

Tal vez por temor de la producción a que la figura de Lanata resultara parca u hostil para los concursantes, se apostó a la permanente interacción de la locutora, Adriana "La Negra" Verón, habitual co equiper radial del periodista. Su participación resultó totalmente excesiva, con acotaciones de aliento pasadas de rosca, incluso en momentos en que los jugadores estaban plenamente concentrados en desafíos como el de armar un discurso convincente sobre un determinado tema, apelando a múltiples palabras diseminadas en una pantalla. Por otro lado, es muy poco televisivo que una locutora en off tenga tanto protagonismo como el conductor.

Otro condimento que aportó poco fue la participación de Mario Pergolini, en calidad de jurado invitado. Al talentosísimo conductor y productor se lo vio fuera de órbita, como si ni siquiera estuviera al tanto de la dinámica del asunto. El líder de Vorterix tuvo que evaluar el desempeño de los contrincantes en el desafío de inteligencia social mencionado en el párrafo anterior. Cuando fue a dar su veredicto, ni siquiera tenía identificados los nombres. "Me parece que me voy a quedar con Magdalena". Mientras la joven festejaba, él cayó en su deliz y se rectificó: "No, perdón, con Liliana. ¡Me equivoqué de nombre!".

Pergolini el argentino más inteligente


Ningún programa de trivia o destreza general funciona si no contempla la interacción del televidente. El argentino más inteligente no le da la posibilidad al espectador de jugar en simultáneo con los concursantes. A veces se nos brinda el resultado, pero no vemos en pantalla el desempeño de los participantes. Otras, como en una de las postas del desafío final que incluyó un reto de inteligencia musical, el jugador usó auriculares, quedando nosotros en casa fuera de lo que ahí estaba sonando.

Pero lo más importante en el balance de fallas de este desafortunado debut, fue su completa falta de suspenso. Al ser tan defectuosa la puesta en marcha de los desafíos, el programa en ningún momento rozó esa carga de adrenalina que debe tener todo juego. A su vez, en su afán de acumular rápidamente una determinada cantidad de pruebas, no encontró un tiempo para entablar un plano de confidencia con los aspirantes a finalistas. La primera entrega de El argentino más inteligente terminó sin pena ni gloria. Un producto que seguramente tendrá muchas cosas por ajustar, antes de caer en picada bajo el implacable veredicto del rating. 

Ficha:

El argentino más inteligente

Conducción: Jorge Lanata

Día y canal: miércoles a las 22:30 por El Trece y a las 23 por El Siete.

Opiniones (6)
25 de mayo de 2018 | 02:19
7
ERROR
25 de mayo de 2018 | 02:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si, Manson, vos descubriste la pólvora. Y marcelox86: A ustedes les va a molestar cualquier cosa que haga el genio que un día los sepultó junto con el verso que armaron. Y te agrego mas: Van a terminar todos presos, y no pueden participar del juego, porque en las preliminares no dan.
    6
  2. Lo vi un rato y si bien el gordo siempre se mueve bien frente a la pantalla y el juego en si es innovador me parecio poco entretenido y le falto dinamica,coincido con la critica.
    5
  3. Te fue mejor como autor de la grieta y agente de choque del multimedios Clarín
    4
  4. Gordo querido, después de haber sido el artífice de la caída del gobierno más nefasto que tuvo este país, y de haber destapado una olla donde los miles de millones choreados están a la vista de todos, te re banco, y me gustó el programa. Le falta algo de suspenso, pero esta bueno, y bue...descerebrados choripaneros y cobraplanes, como los imbéciles 1 y 2 no pueden estar a la altura de un programa de test de inteligencia...es más q obvio!!! A comerlaaaaaaa!!!
    3
  5. En Macrilandia, el "bravo periodista independiente", hace juegos sosos, "el gobierno de Macri solo tiene deficiencias de comunicación". No hay nada qué investigar, nada qué decir, salvo del gobierno anterior. La realidad de los medios de Clarín es esta de ahora: periodismo bobo, de espectáculo, etc.
    2
  6. Lo vi un rato, malisimo. Lanata no sirve para este tipo de programas. Parece que ya no da hacer periodismo de investigacion, ahora a Clarin no le interesa mas que la gente esté al tanto de la politica, ahora hay que entretener al pueblo mientras regalan el pais.
    1