opinión

¿Prohibir por ley los despidos protege el empleo?

¿Prohibir por ley los despidos protege el empleo?

 Mucho se está hablando sobre la ley antidespidos y la doble indemnización. Tanto la Cámara de Senadores como la Cámara de Diputados están tratando de impulsar una ley que prohíba los despidos. Por un lado, el Senado busca una ley que declare nulos los despidos o las suspensiones de trabajadores sin causa justa por 180 días, tanto en el sector público como en el privado, y cuya entrada en vigor sería a partir de que se apruebe la ley. Por otra parte, Diputados busca una ley más restrictiva donde se prohíban los despidos de forma retroactiva al 1 de marzo de 2016 y hasta el 31 de diciembre de 2017. Lo que ambos proyectos tienen en común es que aquel trabador que haya sido despedido tenga dos opciones: (a) iniciar acciones judiciales para su reincorporación, o (b) reclamar la doble indemnización.

El argumento de quienes están a favor de esta ley es que la misma protegerá el empleo, haciendo más difícil a la empresa o a la administración pública despedir o suspender trabajadores en épocas recesivas ya que les resultaría más costoso. Sin embargo, este argumento podría incidir en las decisiones de contratación del empresario. Es que una ley de este tipo incidiría negativamente sobre la contratación de nuevos empleados ya que al empresario le resultaría más oneroso despedir a un trabador en caso de no cubrir con las expectativas.

No debemos olvidar que en el mercado laboral siempre existe una elevada rotación de trabajadores. Siempre hay personas que buscan nuevos empleos, jóvenes que ingresan al mercado laboral por primera vez, trabajadores que se jubilan; y a la vez existen empresarios que buscan trabajadores para cubrir nuevos puestos de trabajo, para reemplazar a aquellos que se fueron o se jubilaron, etc. Esta rotación está presente en todos los países y da lugar a lo que se denomina desempleo friccional que es aquel que se produce por esta “movilidad” de personas en el mercado. Este desempleo tiende a ser bajo y no es motivo de preocupación. Sin embargo, el desempleo que si genera preocupación es aquel generado por una caída de la actividad; es decir, el que se produce cuando la gente no consume y por lo tanto los empresarios se ven obligados a suspender temporariamente a sus trabajadores o en el peor de los casos a despedirlos. Este desempleo se denomina cíclico porque va de la mano del ciclo de la economía. Si la economía funciona bien, el desempleo cae; pero si la economía se enfría, el desempleo aumenta.

Es en este último tipo de desempleo donde entra la tal mentada ley antidespidos. En este sentido, si lo que se pretende es proteger el empleo podría ser más apropiado fortalecer y extender el Programa de Recuperación Productiva (REPRO) implementado en 2002 o impulsar políticas que apunten directamente a la creación de empleo vía estímulo de la actividad económica: políticas que estimulen la inversión y la acumulación de capital, tanto físico como humano, políticas relacionadas con actividades de innovación y desarrollo (I+D), políticas que promuevan la innovación y el crecimiento de la productividad. En definitiva, políticas que permitan mejorar el desempeño del mercado de trabajo en lugar de introducir rigideces - prohibir por ley los despidos – con políticas que han demostrado no tener éxito en nuestro país y que podrían tener un resultado contrario al deseado.

Pablo F. Salvador

Economista Jefe de Fundación Ideal

Opiniones (3)
26 de abril de 2018 | 19:24
4
ERROR
26 de abril de 2018 | 19:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En los países en donde hay menos desempleo es donde hay grandes facilidades para despedir ejemplo USA. En el sistema capitalista la inversión y por lo tanto la creación de trabajo sigue la tasa de ganancia. Los despidos honerosos bajan la tasa de ganancia por lo tanto bajan la inversión y la toma de nuevos empleos, además aumentan la tasa de riesgo de la inversión. Si quieres mejorar el empleo en el sistema capitalista hay que favorecer la tasa de ganancia. Esto es matemáticas económica. No hay ningún voluntarismo hipócrita que lo cambie
    3
  2. Perfecto eso llega a la realidad pero subieron mintiendo y siguen mintiendo para el empresariado argentino crecer le es muy incomodo, le trae muchos dolores de cabeza, le gustaría que el empleado no le costara ni un peso mas del sueldo que les paga , evitarse los aportes que le hace al trabajador y por supuesto dejarlo evadir sin que la AFIT lo persiga ,por él empresariado argentino no existe salvo peñas excepciones
    2
  3. "SI LA ECONOMÍA FUNCIONA BIEN, EL DESEMPLEO CAE; PERO SI LA ECONOMÍA SE ENFRÍA EL DESEMPLEO AUMENTA" por lo tanto el problema no es el desempleo sino las políticas recesivas que se han implementado. Comparto un informe de PAG 12 del dia de hoy: "Los datos de la AFIP desmienten la caracterización de Cambiemos sobre el funcionamiento de la economía argentina durante los últimos años. Según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) desde 2011 se creó empleo formal de manera ininterrumpida. Fueron 440.829 nuevos puestos en blanco desde 2011 y 830.623 desde 2010. Entre noviembre de 2014 y noviembre de 2015 se incorporaron al mercado formal 224.337 trabajadores. El dato se suma al 2,1 por ciento de crecimiento de la actividad en 2015 que calculó el propio Indec dirigido por Todesca. "Ya lo dijimos: el gran problema de la Argentina es que hace cuatro años que no crece y no genera empleo. Hay que poner en marcha el país, aprovechar esta ola de alegría, entusiasmo y energía positiva que hay", decía Macri el día que ganó la segunda vuelta. Más reciente, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, señalaba para justificar el oneroso acuerdo de pago a los fondos buitre que " hace cuatro años, estimamos que una de las consecuencias del default , en relación a la paralización en el cobro de los vencimientos de deuda, es que se han perdido 2 millones de puestos de trabajo".Los datos oficiales muestran que en noviembre de 2011 había 7.642.985 trabajadores registrados entre el sector público y privado, mientras que el mismo mes de 2015 ese número se ubicó en 8.083.814. No se trata de estimaciones sino de números que ofrece el sistema de seguridad social. Entre 2011 y 2015 el sector privado generó 285.731 puestos, mientras que el sector público registró a 155.098 trabajadores. En 2015 se emplearon 171.104 nuevos trabajadores en el sector privado y 53.233 en el sector público.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec