opinión

Mendoza pierde una de sus principales espadas jurídicas

El despido de Pedro García Espetxe de la Dirección de Asuntos Judiciales de la Fiscalía de Estado, decisión que tomó el fiscal Fernando Simón, continúa generando repercusiones. El abogado y candidato a presidir el Colegio de Abogados de Mendoza, Manuel Linares, salió en su defensa.

Mendoza pierde una de sus principales espadas jurídicas

Sobre el despido de Pedro García Espetxe de la Fiscalía de Estado, la primera consideración que puedo hacer es que Mendoza ha perdido una de las principales espadas jurídicas con las que contaba. 

A García Espetxe lo conozco desde hace más de 25 años. Pude compartir con él trabajo cuando estaba en Fiscalía de Estado y yo me desempeñaba en Asesoría de Gobierno como abogado de planta, durante 14 años.

La verdad es que es un hombre con muchísima pluma, capacidad y experiencia y su despido, indudablemente, significa una pérdida para la provincia; sobre todo en cuanto a su capacidad defensiva de los intereses de la provincia en todos los conflictos judiciales en los que ha intervenido.

Lo más notable es que García Espetxe ha sobrevivido a cinco gobernadores de distinto signo político. Eso denota que siempre ha sido prudente, independiente e idóneo; por eso mismo es una pérdida... porque es una persona de una honestidad puesta a prueba. 

De hecho, jamás he escuchado una crítica para con su trayectoria. Conozco la opinión de los colegas de la calle y nadie ha podido poner nunca un manto de sospecha sobre su trabajo profesional.

En este sentido, lamento mucho la decisión del doctor Simón quien es una persona capaz e inteligente que junto con Eliseo Vidart hacen un tándem muy importante enfocado en la defensa de los intereses de la provincia.

Si bien está dentro de la facultad de Simón el hecho de haberlo corrido del cargo; su decisión sorprende por las características personales de García Espetxe.

Sobre la nota que escribió para Los Andes, hay que decir que García Espetxe siempre ha sido muy crítico, pero de ninguna manera su forma tiene que afectar porque, en efecto, forma parte de las reglas de la república y de la democracia que tenemos que cuidar entre todos. 

En definitiva, uno tiene que aceptar la decisión de Simón porque está dentro de sus facultades pero es una decisión que no agrada.

Finalmente, hay que agregar que este caso nos lleva a reflexionar sobre la naturaleza del cargo (fuera de nivel y político que ocupaba García Espetxe) y pienso que sería oportuno debatir si debería ser un cargo que se ocupe por concurso y que tenga otro tipo de estabilidad porque el cargo más político es, en todo caso, el del propio fiscal de Estado que tiene un tamiz propuesto por el Ejecutivo y pasa por el Senado; pero, el del Director de Asuntos Judiciales es más bien técnico.

Así las cosas, la provincia pierde hoy una de sus principales espadas jurídicas. Es una pena para todos los mendocinos y es la opinión de los colegas que recojo en la calle.

* Candidato a presidente del Colegio de Abogados de Mendoza. Abogado de Asesoría de Gobierno entre 1991 y 2003. Vicepresidente del Colegio entre 2008 a 2010 y a cargo de la presidencia entre 2010/2011.

Opiniones (3)
20 de agosto de 2018 | 12:15
4
ERROR
20 de agosto de 2018 | 12:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cornejo, que esperás para intervenir. Si no despedís al fiscal de estado y reincorporás a Simon, vas a terminar siendo el carbónico de Paco Perez.
    3
  2. Desde que leí la información, me produjo indignación. Más allá de los nombres, porque los hombres pasan y las instituciones quedan. Si bien es potestad del Fiscal de Estado remover en el cargo al Director, es grave que sea la remoción por haber publicado una opinión del abogado, la cual dicho sea de paso comparto en un todo. Cómo un órgano de contralor puede estar dominado por una "partidocracia"?. Es evidente que dicho contralor No va a ser objetivo como debería. Y como dijo un ex Juez de la Corte de la Nación.....LOS HECHOS SON SAGRADOS......y para muestra basta un botón. Al Sr. Fiscal le molestaba la figura del Director. Por favor Sres actúen con sensatez, dejen a la República vivir. Es la única opción del mundo civilizado, o acaso conocen alguna otra forma de gobierno que garantice los valores de nuestra Sociedad. Recapacite Sr. Fiscal, que prevalezca la Institución del Fiscal de Estado, no el parecer del mortal Simón.
    2
  3. Veo contradicción en lo que ha pasado, y si Fiscalia de Estado no es un órgano político, tanto que al asumir Simon dijo que renunció a su afiliación, como es que se dice que hay allí cargos politicos cual el de este Director que lo fueron. Suena ilógico.
    1