opinión

La Patria por fin le está demandando a un hombre público que pague por sus actos

La Patria por fin le está demandando a un hombre público que pague por sus actos

Primero, tuvo de rehenes a sus vecinos, rehenes de su vil ambición personal; después se estuvo escondiendo de la Justicia, como si rendir cuentas de los actos no fuera una obligación de todos y un deber especialmente importante para un funcionario público.

El hombre que avergonzó a Mendoza durante las últimas semanas está hoy donde hace tiempo debió estar: explicando ante la Ley una sucesión de increíbles hechos que combinan corrupción política con ineptitud en la gestión.

Muchos nos sorprendimos e indignamos con el tono de la renuncia de Salgado. Otra vez aparecieron de la mano de algunos representantes del peronismo mendocino comparaciones extemporáneas, maliciosas y políticamente repudiables.

Salgado hoy, como Ilardo y Fernández Sagasti días atrás, comparó livianamente a este Gobierno con épocas de dictadura, autoritarismo y violencia institucional.

La verdad, debemos ser francos. No es todo el peronismo, es una parte de él, que con tal de hacer tropezar a un Gobierno elegido democráticamente por la mayoría de los mendocinos, dice cualquier barbaridad y se muestra dispuesto a violar la convivencia social con tal de generar un clima de violencia que nada tiene que ver con esta Mendoza democrática y tolerante.

Pero el hecho de que Salgado esté ahora donde tiene que estar, nos trae buenas noticias: no todo da lo mismo en Mendoza y no hay poder político que compre inmunidad para corromper a diestra y siniestra.

Salgado, como Pérez, son exponentes de una Mendoza decadente, una provincia que personajes como ellos han dejado con las finanzas destrozadas, la institucionalidad debilitada y el autoestima ciudadana por el suelo.

Por eso, ante esta pretensión de vincular al Gobierno de Mendoza con gobiernos ilegítimos de dictadura, la respuesta es concreta y contundente. El señor Salgado calumnia al Gobernador mientras está accediendo a un derecho constitucional fundamental de la democracia, el derecho a la legítima defensa.

No solo eso. En el tiempo que estuvo jugando cobardemente a las escondidas cuando lo buscaba la Justicia, Salgado habló públicamente en cuanto medio de comunicación quiso hacerlo, repitiendo también consignas que buscaban desviar la atención.

Además, este señor está en este momento haciendo uso de una infinidad de derechos que le garantiza, justamente, la vigencia del estado de derecho en nuestra provincia y nuestro país. Y vamos a velar porque así sea.

Hace poco, en diciembre, Salgado volvió a jurar frente a sus vecinos. Seguramente dijo algo así como “si así no lo hiciere, que Dios y la Patria me lo demanden”; quienes creemos que una democracia de calidad requiere una Justicia rápida y eficaz, estamos viviendo un hecho de esos que construyen ciudadanía: la Patria le está demandando a un hombre público que explique y si correspondiese pague por sus actos.

Por eso, hoy la noticia no es qué dice Salgado, la buena noticia para todos los mendocinos es que ya no todo vale, que ser ex gobernador no implica ser intocable y que ser un administrador deshonesto se paga en la Justicia. Mendoza está cambiando, está cambiando para bien.

Opiniones (8)
22 de junio de 2018 | 02:42
9
ERROR
22 de junio de 2018 | 02:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A Salgado lo "salgaron" del cargo. Espero que a su turno, no "salga" del Penal.
    8
  2. Excelente nota y excelentes apreciaciones. Por suerte, esta democracia está dejando de ser tan joven e inexperta.
    7
  3. Jorge "loquillo" Ruiz, Intendente radical de alvear fue sorprendido cuando el gremio municipal le entregaba una coima por servicios prestado. Mas alla de que fue una cama, lo sorprendieron in fraganti. Tuvo que desaparecer. Si mal no recuerdo un ALEJANDRO MOLERO integraba la misma linea interna y lo referenciaba provincialmente.
    6
  4. Ay Molero... cuánta huevada que hablás... sos incontinente, pero me queda la esperanza de verte correr tan rápido como tus palabras emergen de tu bocota el día que se te termine el curro, sigan enojando al pueblo y verán como son capaces de castigarlos...
    5
  5. Yo también soy MENDOZA y no ningún hombre me ha avergonzado, no conozco a este tipo no vivo en Santa Rosa, no sé cuál es el problema, solo se que ha este individuo lo votó la gente de Santa Rosa (creo que por un porcentaje importante) y no he visto en ningún medio que se haya realizado alguna movilización de vecinos de ese departamento en repudio a este intendente electo, y esa gente puede actuar con criterio porque son lo responsables del cargo de esta persona y quienes disfrutan o padecen la gestión del intendente. Ante esto entiendo que Molero hace una crónica netamente ideológica del asunto porque como yo evidentemente toca de oído y responde a un fanatismo político a mi entender un tanto irracional. Si los santarrosinos no lo mandaron en cana permitanme pensar que este gobierno que minuto a minuto nos estafa con una nueva mentira, está entregandonos incluso a travez de este medio una versión desfigurada de la realidad para su conveniencia.
    4
  6. ESPERO QUE AHORA VAYAN POR LOBOS Y LOPEZ PUELLES !!!!!.... NO SE QUE CARAJO ESTÁN ESPERANDO!!!!!
    3
  7. Totalmente de acuerdo con el periodista Alejandro Molero. No me importa de quién se hable, lo que debemos de rescatar son las INSTITUCIONES. Los funcionarios están ocupando un cargo DELEGADO por la SOCIEDAD en uso del DERECHO de la DEMOCRACIA, dado a su vez por la REPÚBLICA que constituimos. La sociedad consciente se AGUANTA la inflación......lo que NO SE BANCA MAS es la AUSENCIA de JUSTICIA. Señores del Poder Judicial......ponerse a trabajar y actuar de oficio......hay mucha fruta podrida. Es la piedra fundamental para constituir una sociedad justa, no si es de izquierda o derecha.......se es una SOCIEDAD JUSTA cuando quien delinque está preso, por lo tanto abarca a TODOS los pensamientos ideológicos. Bien Mendoza, demos lección de cómo se hace. Es la forma de creer nuevamente en nosotros mismos. No existen MESIAS ni LIDERES salvadores, somos nosotros como sociedad quienes surgiremos del lodo ó nos hundiremos y ahogaremos en él.
    2
  8. Lo de Salgado, lamentable, típico patron de estancia.
    1