editorial

Llegó la hora de la Justicia

El Poder Judicial ha pretendido mantenerse al margen de los tiempos del resto de los humanos. Corre el riesgo de transformarse en injusticia.

Desde hace prácticamente casi dos años, MDZ y sus periodistas más representativos, reciben en sus correos de contacto y también en persona, un sostenido reclamo sobre el accionar de la Justicia. No hay diferencias: el clamor abarca tanto a la justicia provincial como la federal, que resultan objeto de atención y crítica por parte de numerosos ciudadanos inquietos y demandantes. Un factor común que debe quedar claro: los mendocinos que reclaman contra la Justicia no son victimarios en ninguna causa, sino que se sienten víctimas del propio sistema que debería defenderlos.

En el último tiempo, la objeción más popularizada se ha enfocado en un pedido de acción y celeridad de la justicia penal. "Queremos que los funcionarios que delinquieron vayan presos",  es el mayoritario y repetido pedido de una ciudadanía insistente y enojada, y su pedido ya no se hace de boca en boca, sino que podría encuestarse fácilmente en el grueso de la población del país.

Sean funcionarios o no, lo que interesa es que la Justicia no tarde 10 años promedio en un caso de corrupción, que cajonee y especule con las denuncias contra funcionarios con quienes sienten empatía y que los asuntos cotidianos encuentren respuesta en tiempos razonables, realmente útiles.

La sensación final cuando la justicia no actúa a tiempo (que no es lo mismo que su excusa clásica del "en tiempo y forma") es que no hay justicia. Crece una sensación horrenda para una sociedad que se dice "democrática": el imperio de la injusticia o su expresión monstruosa, la impunidad.

En medio del efervescente clima social, la revelación de numerosos casos de dudosa legalidad, el exhibicionismo obsceno del conteo de dinero extranjero, el cambio de gobierno y el hastío de grandes franjas de la población han terminado chocando de frente con una Justicia poco activa, en algunos casos timorata y ausente y con problemas generales de infraestructura obsoleta y atraso en lo tecnológico.

La Justicia constituye el último, único y confiable reaseguro de equidad, aplicación de la ley y resolución de conflictos de toda república democrática. Los jueces gozan de status especial y garantías de estabilidad para que desarrollen su labor con absoluta independencia, objetividad y en plazos razonables. 

Pero eso no es lo que perciben numerosos ciudadanos. 

Por el contrario, la inacción, la dilación y la falta de compromiso frente a la incuestionable realidad y el constante develar de los medios periodísticos de hechos presuntamente delictuales, terminan fastidiando el ánimo y la voluntad popular. 

Cuando el descrédito y la desconfianza sobre la Justicia son constantes y de amplias franjas de la población, la República y uno de sus pilares fundamentales quedan gravemente debilitados. La consecuencia es un descrédito en todas las instituciones que no sirve para construir una sociedad con bases sólidas.

Es imprescindible, necesario y urgente que jueces, fiscales y demás integrantes del mundo judicial tomen conciencia del ánimo social. No pueden seguir insistiendo en su aislamiento y en "sus" tiempos, cuando la sociedad de hoy esta hipercomunicada y conectada al instante y presiente que su sistema judicial no.

Su tarea pronta y eficiente es esencial para devolver confianza y tranquilidad a una sociedad impactada negativamente por lo que presencia y descubre diariamente.

Es tiempo de Justicia justa. Sin dilaciones ni excusas. La ciudadanía lo necesita y demanda.

Opiniones (21)
27 de mayo de 2018 | 14:43
22
ERROR
27 de mayo de 2018 | 14:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. EL COMENTARIO DE eltata ( el nuevo Código Civil y Comercial ... aumenta los poderes del juez en un sistema en q la imprudencia reina ) ME HACE PENSAR QUE CADA VEZ SON MAS LOS ABOGADOS Y GENTE PREPARADA QUE ESCRIBEN EN MDZ.- POR MI, BIENVENIDOS, EN LA MEDIDA QUE LA INTENCION SEA APORTAR CRITICA CONSTRUCTIVA Y NO SOLO QUEJA DEL TIPO GATA FLORA.- osvaldo quiroga TIENE MUCHA LABIA Y POR ESO LO FELICITO, PERO ME PARECE QUE RESPONDE A ESTA ULTIMA DEFINICION.-
    21
  2. Yo estoy adentro y siempre fui un gran crítico, pero no como vidrio. Para que todo lo bueno que hay dentro del Poder Judicial pueda emerger y ser visto por la sociedad, ésta tiene que actuar y en democracia eso no se puede hacer sino a través de sus representantes, al menos si queremos seguir respetando la Constitución. Bien podría la misma sociedad no hacer más caso a la Constitución y listo, hacen lo que quieren y como quieren, o mejor, hacen como quiere osvaldo quiroga, a quien no le gusta como estamos "constituidos". No hay problemas con eso, el hecho es que se tienen que poner de acuerdo. Si quieren cambiar las cosas dentro de la Constitución o constituir una nueva Provincia y hasta un nuevo país. La sociedad es la que elige. Estoy más que seguro y confirmo con todas las letras que al Poder Judicial hay que cambiarlo, darlo vuelta, pero no estoy con la gilada ni con los que se aprovechan de esa necesidad de cambio para hacer lo que mejor les convenga. Necesitamos consensos y eso sólo se logra con más política, con más participación, con más debate parlamentario, sobre todo necesitamos mayor compromiso de la sociedad cuando elige representantes. Es hora de dejar de ser boludos y saber qué se vota, a quién se vota y por qué se vota, sino después no se pueden quejar. Es de bobos hacer lo que muchos hacen, gritar, putear y denostar a mansalva a todos los políticos a sólo 3 meses de haber votado. Eso es de inmaduros. Podemos opinar cuanto queramos respecto de ideas, ideologías, políticas públicas, sociales o económicas y hasta podemos advertir o mostrar irregularidades administrativas, pero putear a mansalva a todos los políticos y denostar la política, es de pendejos y no nos hace bien ni como provincia ni como país. Habla muy mal de nuestra cultura social. Si los que quieren imponer estos cambios son los medios o un solo partido político y hasta una agrupación, no cuenten conmigo. Ya les dije, no como vidrio y como yo varios aquí dentro.
    20
  3. El Poder Judicial en Mendoza, una suerte de elefante blanco, perezoso, viejo, gastado, inepto, inapto, desmemoriado, poco útil, caro de mantener, enfermo, enviciado, viciado, vicioso; con su pléyade de "profesionales del derecho" donde hoy proliferan, los vivos, los traficantes de DDHH, los vendedores de beneficios, excarcelaciones, los mercachifles, que expenden al mejor postor, sus artes (las buenas y las malas) y su alquimia "pseudo jurista"; "caminando los pasillos" y sentados en los cafés, donde ocurren las "transas", los arreglos, las chicanas y todos los trucos que "ajustados al derecho", este ejército oscurantista artificia todos los días, a cambio de dineros muchas veces "non santos".- Los muy pocos que quieren ejercer honrosamente y con una ética y moral mas decente, son expulsados o discriminados del sistema, en el cual estos valores son siempre contraproducentes.- Este Poder Judicial, necesita un CAMBIO, pero sería tan radical, tan profundo, que hoy no hay NADIE que lo pueda llevar adelante.- Tendrá que sucumbir, tendrá que dejar de existir, en la forma actual, producto del germen de su propia destrucción, que como todo aparato y sistema viciado conlleva, en sus ya muy, podridas entrañas.-
    19
  4. No es para agrandarme... pero...cuándo me invitan a escribir en el Mdzol ?? Puedo hablar de politica, de la justicia, de hechos de corrupción, de lo que quieran !...
    18
  5. "otelo" y "lisistrata" EXCELENTES LOS DOS COMENTARIOS ! ! !
    17
  6. El Dr. Ramiro Podetti, autor de nuestro Cödigo Procesal Civil, decía, en uno de sus libros, que la culminación de la carrera de un abogado, debe ser, llegar a ser Magistrado( juez en cualquiera instancia). ¿Que quiere decir? que lo importante para ser Juez es la experiencia, "haber caminado Tribunales". Que alguién saque la cuenta de la edad promedio de los jueces de primera instancia tanto civiles como penales como tributarios, como de familia. No me equivoco si digo que rondan los cuarenta años. Y cuantos han litigado previamente. Creo que no pasan del 20%. Esa falta de experiencia es un diferencial importantísimo para resolver los problemas que hay en la justicia que tan bien se describen en las opiniones precedentes.
    16
  7. Si bien el tiempo de la justicia es parsimonioso, no es el pero de los problemas, sino la absoluta ineficacia e ineficiencia. La justicia esta en estado terminal porque hace x lo menos 40 años que se vienen aplicando las mismas recetas para solucionar el mismo problema. Piensese q para "aligerar" se estabecieron excarcelaciones, prescripciones, libertad condicional y hasta probation y nada de eso ha mejorado el sistema, sino q incluso lo empeoro. El fuero laboral esta atisborrado y con bastante gente de pesimo nivel. El civil es de una imprevisibilidad intolerable. El nivel de los jueces es bajisimo, y la ignorancia prolifera, y mas con el nuevo CCyC, obra en parte de Aida Kemelmajer, que se encargo de aumentar los poderes del juez en un sistema en q la imprudencia reina y gobierna. La SCJM tiene un sistema que en lugar mejorar empeora a cada dia, gracias a la poca y tremenda inutilidad de las medidas. Al solo ejemplo, los ascensores... q se dice q la empresa q debia solucionarlos se concurso y, obviamente, se llevo la plata antes. Los acomodos en el 4to piso, con cargos asimilados a magistrados... es una verguenza la justicia q tenemos: ignorancia, cobardia e ineptitud.
    15
  8. Mientras el Poder Judicial sea dependiente desde lo financiero del Ejecutivo y desde que los jueces son designados en un Consejo de la Magistratura donde hay políticos y donde de la terna de postulantes sea el que elige uno el Gobernador, NO HABRA INDEPENDENCIA. Ahora, es sabido que esta relación hace que muchas causas "se arreglen" entre el ejecutivo y el judicial. Hay jueces que se capacitan, pero son los que no llegan a altos cargos. Hay jueces que dan tristeza ya que se han transformado en "empleados con altos salarios". Cada uno que haga mea culpa. En esto también la Corte tiene responsabilidad. Los Ministros de la Corte deberían ser elegidos por su capacidad. Y aunque su forma de eleccion lo diga la Constitución no significa que sea un procedimiento bueno para una República. Que el gobernador elija a su miembro de la Corte ya nos dice mucho. Respeto a los jueces capaces, académicos, escritores, juristas de verdad. Pobres de aquellos que han sido nombrados sin tener capacidad (aunque pasaron un examen y el consejo donde se señalan a los elegidos). El poder judicial también se politizó. Y así estamos. Ningun caso de corrupción ha tenido respuesta. SI EN UNA SOCIEDAD NO HAY JUSTICIA NO HAY PAZ. Y LA VIOLENCIA ES LA FALTA DE PAZ. Si un presidente, o sus funcionarios han sido corruptos abiertamente y en forma probada y no van a la cárcel, no pidan que un pibe no robe un par de zapatillas. Saludos.
    14
  9. Se cosecha lo que se siembra, el que sembró recibirá multiplicado lo que sembró, que algunos pongan un cartel delante de nosotros no significa que hayan adquirido la virtud de letras que lo forman; Está claro que a todos van al Juez, los empleados del p er judicial también.
    13
  10. soberbia y vanidad, eso es lo que caracteriza a los abogados, y luego cuando son jueces, la multiplican. Ellos se hacen las leyes para ellos, no pagan afip, no pagan ganancias, nada. El resto, los perejiles que laburamos todos los días, tenemos que mantenerlos, y encima, cuando necesitamos un abogado, tenemos que dejarle por lo menos la mitad de lo que tenemos.
    12