opinión

Mitos y verdades sobre el cáncer de colon

Mitos y verdades sobre el cáncer de colon

 El cáncer de colon uno de los cánceres de mayor mortalidad e incidencia. Afecta, en mayor o menor medida, a 1 de cada 25 personas y es causante de 20 fallecimientos diarios en nuestro país. En la Argentina suma más de 13.000 nuevos pacientes al año. Conocer sus síntomas y factores de riesgo es fundamental para su diagnóstico temprano y tratamiento efectivo. Por ello, es bueno desterrar algunos mitos que rodean a esta enfermedad:

Mito N° 1: A partir de los 40 años hay que hacerse una colonoscopía todos los años.

FALSO. La recomendación general es realizar un estudio diagnóstico cada 5 años, a partir de los 50 años, edad en la que aumentan las probabilidades de desarrollar la enfermedad, según lo indican las estadísticas sobre su prevalencia. Aunque, en algunos casos con antecedentes (personales o familiares), puede recomendarse un control desde edades más tempranas. Tampoco es cierto que la única forma de diagnosticarlo sea una colonoscopía. Hoy existen otras técnicas no invasivas y efectivas. Entre ellos, se encuentran las pruebas de sangre oculta en heces, la colografía por tomografía computarizada (también conocida como “colonoscopía virtual”) y la cápsula endoscópica. En Gedyt además contamos con colonoscopios con calidad de imagen HD que permiten detectar pólipos minúsculos en etapas mucho más tempranas que con cualquier otro tipo de equipos; únicos en la Argentina. En cada caso, la elección de una u otra debe hacerla el especialista en conjunto con el paciente.

Mito N° 2: El cáncer de colon afecta sólo a los hombres.

FALSO. El cáncer de colon afecta, casi por igual, a hombres y a mujeres. Aunque es cierto que la incidencia es, levemente, superior en varones (en la Argentina en 2012 se detectaron 13.558 nuevos casos, de los cuales 7.237 fueron hombres y 6.321 mujeres).

Mito N° 3: El cáncer de colon es terminal.

FALSO. De hecho, el cáncer de colon es uno de los pocos cánceres que tiene cura. Pero, para ello, es fundamental el diagnóstico temprano. Detectado a tiempo puede curarse en más de un 90% de los casos. Sin embargo, diagnosticado en etapas avanzadas, las probabilidades de recuperarse descienden a un 50 o 60%. Y, lo que sí es cierto, es que es uno de los más peligrosos: en Argentina es el tercer cáncer en incidencia (después del de mama y el de próstata) y el segundo en mortalidad (sólo superado por el cáncer de pulmón y precediendo al de mama).

Mito N° 4: Si no hay síntomas, no hay que preocuparse.

FALSO. El cáncer de colon es un tipo de cáncer totalmente asintomático hasta la etapa avanzada. Por ello, es primordial la importancia del control médico y de los estudios de prevención, para detectarlo en etapas tempranas, en la cuáles las posibilidades de cura son bastante altas.

Mito N° 5: El cáncer de colon sólo se cura mediante cirugía.

FALSO. En etapas tempranas de su desarrollo es tratable vía endoscópica, favoreciendo el tratamiento ya que se evita, además, cualquier riesgo adicional producto de lo que implica una cirugía.

Mito N° 6: El asado contribuye al desarrollo del cáncer de colon.

VERDADERO. El consumo de carnes rojas, carne procesada y carne muy cocinada o en contacto directo con el fuego se ha asociado a un mayor riesgo de sufrir cáncer colorrectal. Por ello se recomienda evitar el contacto directo de las carnes con el fuego y quemar bien las brasas al hacer un asado; para evitar el efecto ahumado que contribuye al desarrollo de la enfermedad.

Mito N° 7: La alimentación contribuye a la enfermedad.

VERDADERO. El consumo de alcohol y de tabaco y el abuso de carnes muy cocidas, en contacto directo con el fuego o ahumadas, contribuyen al desarrollo de la enfermedad; condiciones habituales en la población argentina. Por otro lado, una dieta rica en fibra, vegetales, fruta y leche u otros productos lácteos parece ejercer un efecto protector y, en general, estos alimentos no suelen ser habituales en la dieta del argentino promedio. Cabe destacar que, a pesar de estas asociaciones, todavía no ha sido posible determinar de manera precisa qué alimentos o nutrientes son los principales responsables del cáncer de colon.

En el mes de marzo y en el marco del 31 de marzo, Día Mundial de esta enfermedad, Gedyt (Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica) lanza la Campaña de Concientización “Prevenir para Vivir; la detección temprana salva vidas” que tiene como objetivo dar conocer este tipo de cáncer, concientizar sobre la necesidad de la detección temprana y de la importancia de los controles periódicos.


Opiniones (1)
25 de junio de 2018 | 13:51
2
ERROR
25 de junio de 2018 | 13:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La descodificación biológica de las enfermedades, técnica que se desarrolla después de que el Dr. Hamer, alemán, creara la Nueva Medicina Germánica, explica el cáncer de colon de un modo completamente diferente al que se explicita en esta nota. La explicación del nuevo paradigma es completamente diferente. No cualquier persona tendrá cáncer de colon. El intestino es el único órgano que procesa las trastadas, las marranadas, las traiciones. Solo una persona que haya vivido algún acontecimiento de su vida en esos términos y además lo haya tomado de modo inesperado a contrapelo, que lo haya vivido en soledad, que no lo haya podido contar y que no le haya encontrado salida, solo esas personas tendrán cáncer de colon. Según Hamer el cáncer o los tumores, son soluciones biológicas de supervivencia. Después del shock emocional, para bajar el stress emocional de ese momento y para que la persona siga con vida, el cerebro envía el síntoma al cuerpo en fase de reparación. Como verán es un paradigma bien diferente. He visto ya en dos años decenas de casos. Estoy hablando con el conocimiento que fui adquiriendo. Por lo tanto, los síntomas, dolencias o enfermedades que tengan las personas estarán directamente relacionadas con sus emociones y su modo de gestionarlas, es decir, de qué modo lo vivieron. Muchas gracias, buen día.
    1