opinión

La razón por la que no asistiré a la cena con el Presidente Obama

El diputado nacional por el FPV Guillermo Carmona ofrece las razones de su desaire a la invitación de la comitiva de Barack Obama.

La razón por la que no asistiré a la cena con el Presidente Obama

He sido invitado por el gobierno nacional a participar de la cena que ofrecerá hoy el presidente Mauricio Macri al presidente de los Estados Unidos de América Barack Obama en ocasión de su visita a nuestro país. Considero que esa invitación, como muchas otras que he recibido por el rol que desempeño en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados, tiene un claro sentido institucional. Todo representante de un Estado extranjero con el que la República Argentina mantiene relación diplomática merece ser recibido por los representantes de los poderes públicos de nuestro país con la más alta consideración y cortesía. Eso no implica adscribir a los valores, posiciones políticas o personales que exprese el visitante, ni a las improntas del Estado que representa. Con ese criterio he participado en numerosas ceremonias de recepción de dignatarios de distintas regiones del mundo, como la de la presidenta del Brasil Dilma Rousseff, del primer ministro de la República Popular China Wen Jiabao, del presidente de la República Popular China Xi Jinping, del presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin, del presidente del Perú Ollanta Humala, del presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, de los presidentes de la República de Chile Sebastián Piñera y Michel Bachelet, entre otros. En lo que va de la presidencia de Mauricio Macri fui invitado a participar de la ceremonia de recepción del presidente de Francia Francois Hollande, a la que no pude asistir por compromisos ineludibles en el Congreso Nacional.

He decidido declinar a la invitación para concurrir a la recepción del presidente Obama por un sencillo motivo: el presidente del Bloque de Diputados del FPV-PJ Héctor Recalde no ha sido invitado a la ceremonia, a diferencia de lo ocurrido con los presidentes de otros bloques legislativos. El gobierno podría argumentar que el diputado Recalde no está en Buenos Aires por encontrarse de licencia y que por tal motivo no fue invitado. Resulta ser que tampoco el vicepresidente del Bloque Luis Basterra ha sido invitado. Considero que se trata de omisiones inexplicables por los mismos argumentos en relación al valor de la representación político-institucional expresados antes, que en este caso deberían reconocerse a las autoridades de los bloques legislativos. Mi presencia en el acto de ninguna manera podría reemplazar la de quienes hoy conducen a nuestro bloque.

Lamento enormemente la situación porque deseaba saludar al presidente de los Estados Unidos de América y con mi presencia y la de otros diputados del FPV-PJ dar una señal sencilla pero contundente de que hay una agenda en la relación bilateral que no debería estar ausente, la que tiene que ver con algunas de mis preocupaciones e inquietudes, compartidas seguramente por muchos argentinos y argentinas:

- mi convicción acerca de la necesidad de un cambio sustancial en el modo de relación de su país hacia los países de la región, de manera que sean dejadas de lado las prácticas imperialistas vigentes desde que se formulara la doctrina Monroe;

- la solicitud de que su país no aliente ni acompañe ninguno de los movimientos de desestabilización que ponen en riesgo la vigencia de la democracia en diversos países de la región;

- mi pedido de que el desbalance comercial en favor de su país y en desmedro del nuestro sea corregido;

- la sugerencia de que sea revisada la política de “guerra al narcotráfico” que impulsa su país, la que ha agravado la situación de avance de ese flagelo en los países de la región, en algunos casos de manera dramática como ocurre en México y que con preocupación vemos crecer en Suramérica al ritmo de la militarización y de las intervenciones de la DEA;

- la reflexión en torno a los efectos perniciosos que tiene el libre comercio en los países en desarrollo que intentan con grandes esfuerzos solidificar su mercado interno y desarrollar sus industrias, como así también colocar en los mercados del mundo desarrollado sus productos primarios sin que esos países les impongan resistencias proteccionistas;

- la expectativa de que el presidente de los Estados Unidos de América pida disculpas en nombre de los gobiernos de su país por el rol decisivo que tuvieron en la concreción de los golpes cívico-militares, que en la década de los ’70 produjeron la violación sistemática de los derechos humanos mediante la tortura y desaparición forzada de decenas de miles de latinoamericanos y la apropiación de niños a sus padres cautivos;

- la expectativa de un cambio de la posición estadounidense en torno a la cuestión Malvinas, para que abandone su juego funcional al colonialismo británico que perdura bajo la forma del neocolonialismo en una importante porción de nuestro territorio;

- la humilde y respetuosa solicitud de que revise sus recientes dichos relativos a la relación bilateral durante los gobiernos del FPV hacia su país, las que pareciera estuvieron destinadas más bien a complacer al actual presidente argentino que a evaluar objetivamente el nivel de relación entre nuestros países en ese periodo de gobierno;

- comentarle, además, la enorme expectativa que me genera que su correligionario demócrata y aspirante a sucederlo en la presidencia, Bernard Sanders, sostenga, con un interesante nivel de aceptación de parte del pueblo estadounidense, muchas de las políticas en favor de la igualdad y la justicia social que hemos impulsado desde el peronismo en nuestro país, situación que nos hace sentir más cerca de millones de estadounidenses que reclaman justicia social y redistribución de la riqueza. Del mismo modo, manifestarle mi grata sorpresa ante el rechazo de Sanders y de la otra precandidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, respecto del Tratado Trans Pacífico (TPP), el mega acuerdo de libre comercio concretado por su administración que aparece como una clara amenaza para el desarrollo de nuestra región.

Es probable que la descortesía del gobierno nacional hacia las autoridades de mi bloque le ahorre al presidente Obama y a sus colaboradores escuchar incorporar esa agenda a la relación bilateral, aunque supongo que por la creciente y decisiva relación con Estados Unidos que impulsa el presidente Macri no faltarán oportunidades en lo venidero para poder expresarlas. Tendremos tiempo de ampliar y precisar nuestros puntos de vista, con la entera convicción de que en la relación con los Estados Unidos lo cortés nunca quita lo valiente. 

Opiniones (60)
21 de junio de 2018 | 08:35
61
ERROR
21 de junio de 2018 | 08:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Noooooooo....pobre Obama...movilizó 11 aviones millones de dólares para verte Carmona...que desplante...ahora que va a hacer Obama?????...este pibe Carmona necesita una pastillita me parece
    60
  2. PRIMERO MOSTRA LA INVITACION IMBECIL, Y SI NO TOMATE UN AVION A VENEZUELA O SANTA CRUZ, ALLI TE VAN A DAR UNA CENA DE PRIMERA TAMBIEN.- TARADO QUE DAS PENA.-
    59
  3. Carmona, vos ya no podes ir ni al Barloa. Pavito, se te acabo la fiesta.
    58
  4. Sr.: pinkerton:...........buenisimo lo suyo, he reído mucho con su comentario, el toque de humor entre tanta desgracia Kk.
    57
  5. Carmona, para hablar todos esos temas con Barak Obama necesitas ser presidente. Creo que el verdadero motivo es que no llevaste el traje a la tintorería y encima no entiendes una jota de inglés. Mejor preguntá donde está la rosadita a ver si quedo en algún rincón un fajito de los verdes.
    56
  6. Menos mal que no vas!!!!!!! Nos hacés quedar mal con tu sola precesencia.
    55
  7. CARMONA: "Querida, no encuentro la corbata... noooooo, así no puedo ir".
    54
  8. jajajajja El pobre Obama está con una depresión terrible que no va este PERDEDOR SERIAL DE TODAS LAS ELECCIONES . Siempre a contramano este Carmona . Alguna vez lo veremos mear dentro del tarro ?
    53
  9. YO TAMPOCO VOY PORQUE COMO AL SALAME ESTE NADIE ME INVITO ¡¡¡¡¡¡¡
    52
  10. Nooo Carmonaaaa....como no vas a ir ??? No le hagas semejante desplante al pobre Obama que su prioridad en este viaje era estar cerca tuyo , conocerte, charlar con vos.....Carmona..le arruinaste la cena de gala al presidente Barak Obama y toda su familia con tu ausencia....que forro que sos...juaaaaaaaaaa
    51