opinión

¿Qué tienen en común la Sopa de Caracol y el Cambio Climático?

¿Qué tienen en común la Sopa de Caracol y el Cambio Climático?

 ¿Quién hubiese pensado que INDC, NAP, BUR, REDD+, PPCR, FIP, GCF son los ingredientes perfectos para una buena sopa? Probablemente habrá algunos de Uds. que no sepan qué significan todas estas siglas, pero no desesperen, en unas líneas les voy a explicar.

La sopa de caracol, muy conocida por los Hondureños y la mayor parte de los Centroamericanos, no sólo por la canción del sabroso ritmo de “punta”, sino también porque es un plato típico muy sabroso. La clave de su preparación está en la mezcla perfecta de sus ingredientes, el rol de cada uno de ellos es clave para obtener el famoso sabor que todo Hondureño conoce. Así de importante es la articulación de los ingredientes de cara a los procesos de preparación para la mitigación y adaptación al cambio climático. Las Contribuciones Nacionales Determinadas –INDC-, los Planes Nacionales de Adaptación –NAP-, los Reportes Bianuales de Reducción de Emisiones –BUR-, la Reducción de Emisiones por Deforestación Evitada –REDD+ -, elFondo Verde del Clima –GCF-, el Programa Piloto de Resilencia Climática –PPCR– y el Programa de Inversión Forestal –FIP-, son instrumentos de planificación, reporte o inversión para la mitigación y adaptación en los que Honduras está involucrado, y que necesitan ser combinados y articulados de tal forma que se conviertan en elementos que le permitan al país llegar a tener buenas bases para la mitigación y adaptación.

¿Cuáles son los desafíos ante el armado en conjunto de un proyecto PPCR?

  • La diversidad de actores participantes tales como: instituciones de gobierno, sociedad civil, sector privado, ONG´s y cooperación internacional
  • La coordinación de un proceso muy preciso
  • El involucramiento de actores de más alto nivel decisorio ya que su participación es clave como los son los Ministerios de Finanzas, de Planificación, de Economía, de Agricultura, de Energía.
  • La participación de recursos tanto públicos y privados para escalar cambios transformacionales y el rol de los ministerios para trasladar la importancia de la discusión más allá del sector ambiental.

Para entidades como los Bancos Multilaterales de Desarrollo –MDB- que participamos en estos procesos, también tenemos un reto hacia dentro de nuestras instituciones, dada la estructura organizativa en sectores y divisiones, se necesita hacer una tarea similar para lograr articular y crear sinergias entre éstas, y convertir los recursos de financiamiento climático en promotores de procesos transformadores.

Honduras afronta desafíos serios ante el cambio climático, y la colocan como el más vulnerable o uno de los más vulnerables, por lo que representa un territorio especialmente icónico para mostrar que este fenómeno es también una oportunidad para demostrar que es posible afrontarlo de mejor forma, a través de un proceso se planificación y coordinación sólido entre sector público, sector privado, sociedad civil y los MDB como facilitadores de recursos técnicos y financieros catalizadores de procesos transformadores. ¡Esperamos que nuestros ingredientes para afrontar el cambio climático, nos permitan tener un resultado tan bueno como la sopa de caracol!

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 02:36
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 02:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"