opinión

Policía: ojo con la intuición

Policía: ojo con la intuición

Quizás lo ha visto en televisión. Hombres (o mujeres) gritan furiosos a unos chicos (o chicas) hasta dejarlos sumisos y temblando de miedo. Los jóvenes, todos con alguna infracción grave con la ley, son paseados por las instalaciones para que vean, sientan y huelan lo que les espera si no rectifican su rumbo.

Pareciera una poderosa herramienta de disuasión. ¿Qué persona racional no pensaría dos veces antes de meterse en problemas con la ley, luego de observar y escuchar en primera persona las miserias de una vida privada de libertad?

Un poco de historia. Si bien estos programas de exponer jóvenes en situación de riesgo a los reclusos existen desde hace muchas décadas, fue un galardonado documental de 1978 “Scared Straight!” (de traducción complicada, pero algo como “¡Muertos de Miedo!”) que aumentó su popularidad. Sus protagonistas, todos cuidadosamente seleccionados por su impacto dramático, incluían un pandillero de Jersey City, el hijo de un informante mafioso, y un hombre que reciclaba autos robados por sus partes y piezas. Un par de años después vino una secuela, Scared Straight, Another Story. La tasa de reincidencia de los adolescentes que participaron en ambas películas fue de menos de 10%. Más estados incorporaron programas tipo Scared Straight.

Según el sitio www.crimesolutions.gov, que evalúa la efectividad de más de 400 programas y prácticas para combatir el crimen y la violencia, fue una pérdida de tiempo y dinero. Dos estudios agruparon varias investigaciones de entre los años 1967 y 1992, con casi dos mil jóvenes participantes. Los programas no solo resultaban inútiles sino que “aumentan las probabilidades que los jóvenes cometan delitos en el futuro”.Afortunadamente, se realizaron una seguidilla de evaluaciones rigurosas para saber si los sujetos realmente daban un vuelco en sus vidas, y si lo que se veía en una pantalla servía para la realidad de carne y hueso.

Es así: un chico que participa del programa tiene más chance, no menos, de cometer un delito después.

En un indicador a los programas sí les va bien: En 2011, el canal A&E lanzó la serie “Beyond Scared Straight”, y tuvo buen rating.

Esto es tan sólo un caso donde la intuición sugiere una cosa pero la realidad dicta otra. Crimesolutions.gov tiene varias joyas más. ¿Sirven esos programas que someten reos a un intenso régimen de entrenamiento militar? Los individuos se levantan temprano, hacen ejercicio, marchan en formación, y trabajan sin cesar. Crimesolutions.gov le dio una nota roja: las evaluaciones indican que no tuvo impacto alguno en las tasas de reincidencia.

La conclusión es sencilla: no hay que guiarse por la intuición o los casos anecdóticos, sino por la evidencia científica — un área donde en América Latina le falta mucho camino por recorrer y es precisamente una de las tareas que estamos embarcados en el BID, para generar más y mejor conocimiento sobre lo que funciona y lo que no funciona.

Las evaluaciones rigurosas, que muchas veces significan enviar un equipo de investigadores a terreno o realizar encuestas de seguimiento, son caras. Pero ojo que un programa que no sirve a la larga cuesta más. Un estudio estimó que el costo nominal por joven sometido a Scared Straight es de $51. Pero la mayor tasa de reincidencia que causa el programa significó un costo adicional a los contribuyentes de $6.572 por la pasada posterior por el sistema de justicia criminal. Lo barato sale mucho, pero mucho más caro.

* Experto del BID en temas de seguridad.

Opiniones (8)
21 de julio de 2018 | 04:05
9
ERROR
21 de julio de 2018 | 04:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. arvb, gracias por el aporte.- Las opiniones y las críticas, siempre, hay que tomarlas como de quien vienen.- Solo los que hemos estudiado, vivido, sentido y sufrido, en detalle los vaivenes del tema inseguridad y todas las aristas que la componen, podemos, con solo, alguna autoridad, decir, opinar y sugerir.- La realidad dictará con el tiempo su sentencia de razón, en el medio, la soberbia, la desidia, la inconciencia, el miedo, el tiempo perdido, el sufrimiento, la injusticia, la degradación y la muerte.-
    8
  2. bicherio, que no entiendas la relación con la nota es un limite tuyo. Ademas hablar de lo que no sabes es imprudente.
    7
  3. Arvb no tiene nada que ver tu comentario con la nota y eso que fecis es seudo ciencia.
    6
  4. Lo nuevo es que permitan la incorporación de la inmunóloga y neurociencias como tratamiento en conjunto con la psiquiatría y sicología en las cárceles. La violencia es como el virus de la rabia. La disciplina de la inmunología surgió cuando se observó que los individuos recuperados de ciertos trastornos infecciosos quedaban protegidos después contra la enfermedad. El niño es el inmaduro que pide y el adulto ordenado es el maduro que da. Las cárceles están llenas de adultos niños que piden pero no dan. La resocialización si existe y es un proceso evolutivo de transformar el niño en adulto. Es un click.( hay un librito escrito por presos jóvenes adultos, donde está la clave para resolver la inseguridad) El delincuente es una persona cerebralmente inmadura, no evoluciono, sigue siendo un niño, pide, saca, no da. Vive en el desorden y empeoran con las cárceles que hay junto a más inmaduros. Tienen el virus de la violencia o de la rabia. Pasteur con la inmunología curo el virus de la rabia. La inmunología es la medicina que da inmunidad, madurez. La diferencia entre un delincuente y un santo es la frecuencia de madurez en la que vibran. En Mza se hizo y no costo un peso. Los resultados hicieron que en el 2003 la CIDH no sancionara a la penitenciaria. Re socializar, transformar el inmaduro en maduro. Para eso se deben dar los espacios necesarios para la reflexión y tratamiento. Esta todo, pero es más poderoso el Ego, hacerse a un lado para dejar hacer. La ausencia de los espacios necesarios para la reflexión y tratamiento es lo que nos seguirá sumiendo en la inseguridad. Hasta que no lo hagan esto...propuesto desde el 2000... es probable que vos ni yo, hoy, no seriamos víctimas. El inmaduro es el cerebralmente niño, que pide y el adulto ordenado es el cerebralmente maduro que da.
    5
  5. La "resocialización" no existe, es un mito, una falacia, una utopía, y no solo la resocialización ya de un condenado, sino la de un delincuente al cual todavía no lo capture la policía, resocializar esa masa de individuos que ya abordaron, por propia voluntad (y casi siempre es así) las actividad delictual, sobre todo la violenta, es prácticamente imposible.- Sumado a la incapacidad de las herramientas de estados incapaces, inoperantes, soberbios o cómplices, incluso, tenemos la realidad de hoy.- Millones tirados en programas utópicos y la reincidencia aumenta.- Hay que probar algo nuevo, distinto, por aquello de : "Si haces lo que siempre hiciste, vas a conseguir lo que siempre conseguiste".- Algo nuevo??? si algo nuevo, le pido al forista arvb, que lo explique, a mi no me sale bien.-
    4
  6. Excelente!
    3
  7. La inmunologia es la ciencia demostrada que hace cumplir este precepto. "los muros son el castigo del crimen; la celda debe poner al detenido en presencia de sí mismo; para que se vea obligado a escuchar su conciencia". Única forma que se cumple la pena.
    2
  8. "no hay que guiarse por la Intuición...o lo anecdotico...SINO en la EVIDENCIA CIENTÍFICA..."......por favor: a ver si las Autoridades del Ministerio de Seguridad comienzan por prepararse MAS y tener en cuenta eso, así dejan de IMPROVISAR todos los años...
    1