opinión

Camino a normalizar la deuda y el acceso al crédito

Camino a normalizar la deuda y el acceso al crédito

 1) ¿Cuál es la magnitud del problema?

Argentina tiene un problema irresuelto de USD 6.000 millones que no ingresaron a los canjes de deuda en 2005 y 2010.

Con el tiempo, algunos de estos acreedores (entre ellos los conocidos como Fondos Buitres) demandaron a la Argentina y obtuvieron sentencias favorables en Estados Unidos (Juzgado de Griesa).

Argentina dejó pasar el tiempo, no solucionó el problema, y la deuda ascendió en la actualidad a USD 18.824 millones.

La impericia y la desidia multiplicaron la deuda por 3, y los elevadísimos intereses punitorios siguen corriendo si Argentina no da vuela la página. Justamente, por ello es que inicialmente los Fondos Buitres no acordaron, especulando con seguir haciendo que los intereses se acumulen.

Un trato respetuoso hacia nuestros interlocutores y una manifiesta intensión de negociar de buena fe hizo que la propuesta del nuevo Gobierno argentino tuviera el rápido aval de Estados Unidos (y del mediador Pollack). Este escenario fue determinante para que los acreedores más duros (Fondos Buitres) fueran los últimos en aceptar la propuesta planteada.

2) ¿A quienes le debemos?, ¿Están todos los acreedores en la misma situación?

La situación es muy compleja. Contamos con más de 50.000 acreedores, que tienen 150 bonos diferentes, en 4 jurisdicciones distintas (Nueva York, Alemania, Italia y Argentina), y existen más de 1.000 juicios (con sentencia monetaria, sin sentencia monetaria, con protección de medidas cautelares, sin protección de medidas cautelares).

3) Entonces, ¿Cuáles son las ofertas que realiza el Gobierno?

La Ley de normalización hace un esfuerzo por sintetizar todos estos casos en 2 ofertas:

a) Oferta de base a tenedores de bonos en default que no ingresaron a canjes previos y no poseen sentencia. A este grupo se le ofrece acordar por un monto igual al capital original más un 50% de dicho monto.

b) oferta a tenedores de bonos en default que no ingresaron a canjes previos y si poseen sentencia. A este grupo se le ofrece acordar por un monto igual al valor actual del reclamo legal menos un descuento del 30%.

En definitiva, el acuerdo propuesto obliga a pagar USD 11.684 millones. Visión del vaso medio lleno: nos ahorramos USD 7.000 respecto de los reclamos actuales que alcanzan los USD 18.824. Vaso medio vacío: estamos pagando el doble del valor nominal original (USD 6.000 millones).

4) ¿Cómo se comparan las ofertas entre los diversos grupos de tenedores de bonos que estaban en default?

Simplificando el análisis, se pueden dividir a los tenedores de bonos que ingresaron en default en 3 grupos:

a) Quienes aceptaron y canjearon sus bonos en 2005 y 2010: en promedio, estos acreedores cobraron 65 dólares por cada 100 originales.

b) Quienes no aceptaron los canjes y no poseen sentencia en la actualidad: estos acreedores cobrarían 150 dólares cada 100 originales.

c) Quienes no aceptaron los canjes y sí poseen sentencia en la actualidad: estos acreedores cobrarían en promedio 280 dólares cada 100 originales (en este grupo se encuentran los denominados Fondos Buitres, entre otros).

Quienes poseen sentencia, se encuentran lógicamente en una situación fortalecida ya que el fallo del juez Griesa (avalado por la Corte Suprema de estados Unidos, jurisdicción elegida voluntariamente por el País al emitir los bonos) había determinado que Argentina pague 365 dólares cada 100 originales. La propuesta de acuerdo realiza un quita promedio del 23% sobre el fallo que tienen a favor este grupo de acreedores.

5) La pregunta que importa: ¿Cuál es el costo de NO acordar?

En los últimos 15 años, América Latina tuvo 60 reestructuraciones de deuda pública, ninguna fue tan traumática como la nuestra (15 años sin resolver el problema). Algo hicimos mal, estamos pagando nuestros errores, es hora de dar vuelta la página.

Los pagos que exige el acuerdo aproximan un 0,3% del PBI (financiado a lo largo de 10 años). La caída de 2 o 3 puntos en el costo de endeudamiento público y privado que traerá la normalización de la deuda más que compensará los costos de acordar.

La carga del acuerdo es baja comparada con las oportunidades que brinda para el desarrollo del País acceder a financiamiento barato para invertir en viviendas, cloacas, trenes, rutas, puertos, petróleo, electricidad, teléfonos.

No hay crecimiento sin inversión, para la inversión hoy necesitamos crédito, y para el crédito endeudamiento. Tomar deuda no es ni bueno ni malo, depende para que la uso. Argentina necesita financiar el desarrollo y equilibrar en lo inmediato el caos financiero que dejó el Gobierno anterior: 6 puntos de déficit (uno de los más altos de nuestra historia) y reservas en niveles críticos (una de las más bajas en la región).

¿Podríamos llegar a un mejor acuerdo? Posiblemente sí, pero ¿cuándo?, ¿cuál es el costo de esperar?. La solución planteada tiene un costo para Argentina, pero mucho más costoso es mantener este problema sin solución.

//^�:o�

Opiniones (3)
25 de junio de 2018 | 13:53
4
ERROR
25 de junio de 2018 | 13:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El déficit primario de 2015 fue 2,2 por ciento del PIB, según informó ayer la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). A su vez, el déficit financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, llegó al 4,2 por ciento. Si se ajustan los gastos de 2014 por la presencia de un gasto excepcional (como lo fue la compra de acciones de YPF), la tasa de crecimiento de los gastos primarios ascendió al 31,1 por ciento interanual, lo que para la ASAP "de todas maneras constituye una importante desaceleración respecto al año anterior (10 puntos porcentuales menos)" Fuente : Economía. El análisis de tu informe es sesgado, porque la información que das por cierta no lo es, cuando decís: " 6 puntos de déficit (uno de los más altos de nuestra historia) y reservas en niveles críticos (una de las más bajas en la región)."
    3
  2. economist: Tenés razón, todo el mundo está pagado por Laura Montero. Los Kirchner nos dejaron en una situación espléndida, empezando que fueron los que aceptaron la jurisdicción de Nueva York con Griesa a la cabeza. Lo que salía mil seiscientos millones hoy sale 20 mil porque mientras, se seguía acumulando intereses y punitorios, ella hacía que Aerolíneas le pagara en sus hoteles por habitaciones no usadas, o se llevaba bolsas de guita a las Seychelles o a Panamá. Parece que no te acordás que su éxito como ¿abogada? fue rematar propiedades alcanzadas por el régimen 1050 inventado por la dictadura, y así se quedó con nada mas que treinta propiedades en Río Gallegos. Andá a preguntar porqué no ganan una elección desde hace tiempo en el lugar donde empezaron. Después hablemos lo que quieras de Montero, de Macri, de Lavagna y del mausoleo que le hicieron gratis.
    2
  3. Otra justificación de los economistas sin pensamiento propio, pagados por Laura Montero.. Para dar estas opiniones y estos análisis directamente repliquen las notas de los diarios del poder. El Cronista Comercial, la Nación, etc. ¿O lo quiere posicionar Montero a toda costa y todavía no le tiran un lugar como la gente?: Lamentable Rodrigo Gonzalez.
    1