opinión

Carta abierta a la directora de Cultura de Ciudad

Carta abierta a la directora de Cultura de Ciudad

CARTA ABIERTA A LA DIRECTORA DE CULTURA DE LA MUNICIPALIDAD DE LA CAPITAL DE MENDOZA

Sra. Marta Artaza

Me dirijo a usted para solicitarle conversar sobre algunas de las cosas que sucedieron en el Museo Municipal de Arte Moderno en el marco del proyecto "Mientras tanto".

Antes me presento: mi nombre es Florencia Breccia, soy artista visual, y ejerzo mi actividad produciendo y exponiendo en marcos institucionales e independientes, dando clases de manera particular y en el estado, y trabajando con otros artistas interesados en sostener la actividad profesional en distintos ámbitos.

Como usted sabrá, con un grupo de artistas estábamos trabajando en MAMM, desde principio de enero hasta día de la fecha, en el ciclo de Estudios Abierto. Proyecto fundamentado desde la siguiente perspectiva:

"En el contexto del cierre del Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza (MMAMM) un grupo de artistas propone un ciclo de Estudios Abiertos que consisten en hacer visible el proceso de producción personal, compartiendo el mismo espacio y generando intercambios entre los mismos y el público.

Con esta actividad se pretende abrir la discusión sobre la condición del Museo y entenderlo no sólo como un espacio de exhibición. Se trata de revalorizarlo teniendo en cuenta sus posibilidades como espacio de formación, reflexión y cruce entre los diferentes actores que componen la escena del arte contemporáneo.

Ante la crisis institucional y patrimonial de la provincia esta acción hace frente al abandono y el detrimento y resignifica el rol de los artistas dentro de las instituciones".

Es frente a estas premisas, y ante el cartel de la puerta, que decía “Cerrado por refacciones” (lo que generaba que la gente no se acerque al museo), que se decidió poner en la puerta de entrada otros dos carteles-obras, en lo que se inscribían, a modo de señalamiento, las siguientes frases:

"CERRADO

POR POLÍTICAS CULTURALES DE ABANDONO"

cartel cultura ciudad

"ABIERTO

POR ARTISTAS TRABAJANDO

ESTUDIOS ABIERTOS DE 17 A 20 HS"

cartel

Ahora bien, el domingo 17 de enero llegamos al museo a trabajar y los carteles-obras no estaban. El guardia nos informó que le habían ordenado sacarlos y que usted dio esa orden.

A partir de ese hecho me surgen muchas preguntas que quisiera conversar con usted, ya que es usted quien tomó esa decisión, y también la responsable mayor de la dirección de las políticas culturales del municipio.

¿Qué le molestó de los carteles-obras? ¿Que no tengan el sello municipal que los habilita? Si los carteles hubiesen sido un plano de color, o de flores, o una poesía que hablara del cielo ¿también lo hubiese retirado? ¿O no se hubiese dado cuenta de su existencia? ¿Lo que le molesta es el contenido? Entonces ¿es que el contenido falta a la verdad?

Admito que hay un punto en el que sí, porque no sólo son los artistas los que están trabajando. Puertas adentro, en el museo, siguen trabajando la dirección, los equipos de archivo, restauración, etc.

Pero como el cartel-obra es una estrategia comunicacional no da cuenta de ese detalle, pero sí de la crisis y el abandono patrimonial por parte de la gestión de la que ahora usted está a cargo.

Me imagino que como directora de cultura sabrá de las inundaciones y del riesgo que corre la colección del museo. Si pasea un rato por él y ve los agujeros en el techo, las goteras, las paredes llenas de humedad sabrá que la palabra ABANDONO le corresponde.

Es casi una ruina. A no ser por la vida que intentan mantener los que trabajan adentro de él. Un esfuerzo insuficiente cuando todo se viene abajo y no parece haber respuestas de los que realmente la tienen que dar.

Entonces, ¿no es el MAMM un reflejo del abandono del Estado a las instituciones encargadas del arte en la provincia?

Quizás no sea abandono y sea un CRIMEN lo que comete el Estado al dejar que parte del patrimonio de las artes visuales de la provincia sean corroídos por la humedad y el agua. Si es un crimen la quema de libros, dejar que el agua vaya penetrando y poniendo en riesgo las obras patrimoniales es también un acto de barbarie.

Creo que es el Estado, con sus políticas, el encargado de conservar el patrimonio para el bien común y la construcción de la historia de una comunidad. Si esto no sucede, ¿no hablamos de una política cultural de abandono?

Sumado a que no se dan a conocer por parte del municipio otras propuestas para trabajar en relación a la construcción de una política específica para el área.

Si me equivoco quisiera saber, como ciudadana, cuáles son las planificaciones estratégicas para modificar la crisis en la que estamos insertos. Y me dirijo a usted, porque creo que es a quien le corresponde dar cuenta de este problema en este momento, aun sabiendo que el deterioro del museo es de larga data.

Y por último, también le pregunto: ¿no cree qué es censura su acto de pedir, arbitrariamente, retirar una obra del museo? Todavía vivimos en democracia, y aunque las leyes de su municipio quieran regular toda la ciudad, el arte y otras corporalidades siempre van a cuestionar sus reglas. Se lo pregunto a usted, a usted y a su ética, como encargada de la cultura, ¿qué lugar le queda al arte si tiene que estar acotado a las leyes municipales, gubernamentales y del mercado que regula y recortan la ciudad y las subjetividades?

Florencia Breccia

Artista visual

19 de febrero de 2016, Mendoza

Opiniones (8)
26 de mayo de 2018 | 09:21
9
ERROR
26 de mayo de 2018 | 09:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Jajajaja
    8
  2. nikolino. tus comentarios sin cometario. No vale la pena.
    7
  3. Y bastante anacrónico su primer comentario. La verdad que discutir a Marta Minujin jajaja
    6
  4. Don pedro zalazar, que la gestion en el mmamm fue muy mala, es evidente. Que no se concursa para renovar autoridades tb. Que en la gestion gareca en godoy cruz no hubo un solo concurso para pintar los murales que se hacian, tb. todo a dedo. tal vez ud es amigo de ellos y necesita defenderlos. No se preocupe que los hechos estan a la vista!
    5
  5. nikolino. Le haría bien a tu causa, opinar con fundamentos, porque desde el anonimato difama cualquiera, pero las palabras así esparcidas para lo único que sirven es para que nadie te tome en cuenta. Usar el cerebro, siempre es positivo, hace el intento.
    4
  6. El museo se cae a pedazos. También el Fader y el ECA Autoridades que no se renuevan nunca como la directora del mmamm, que le da lugar a sus amiguitos de turno pero cuya gestión ha sido muy pobre. Gareca es igual. Las artes visuales de mendoza en su peor momento. Pero esto es Mendoza, asi que nadie diga nada! Shhhh!
    3
  7. Me parece que el reclamo es valido, solo que no tiene que ver la Directora de Cultura sino la Secretaria de Cultura y el Intendente que es quien asigna el gasto. El reclamo y la entrevista hay que hacérselo al Intendente y su Secretaria, los directores solo trabajan precisamente como lo dice su palabra, direccionados por sus superiores, Secretario e Intendente. Pero hay que hablarlo y molestar de otra manera se puede perder el patrimonio de todos los ciudadanos.
    2
  8. Con el debido respeto, que siempre debe imperar, comento, si es que sirve de algo, que el año pasado me encontré por casualidad en la plaza Independencia, con el arquitecto Alejo Peralta, hijo del gran artista plástico Segundo Peralta, quién estaba a cargo de las obras de refacción del Museo de Arte Moderno, con el crónico problema que siempre han representado los techos, desde que se instaló el museo y el teatro Quintanilla. La obra por lo que pude observar, duró varios meses, con lo cual es obvio que se estaba trabajando en serio, ya que como bien dice la autora de la nota, es un problema de vieja data. No pretendo con este comentario defender al gobierno municipal ni mucho menos, ya que ellos tendrán sus propios opinantes con respuestas claras o no y además porque no conozco a fondo el momento actual en el cual se está desempeñando la dirección de cultura de ciudad. Si me llama la atención, llamar carteles obras, a un simple anuncio de protesta, como si el arte se pudiera reducir a lo panfletario. A contramano de la historia, hoy en toda Europa, los mismos críticos, hoy llamados curadores, se han unido para declarar que toda la concepción imperante en las últimas décadas y sostenida por ellos, sobre el llamado "arte moderno", es una tomadura de pelo. Recuerdo patente un caso emblemático, cuando en un salón de artes plásticas en Nueva York, el primer premio, se lo llevó una pintura realizada por un mono. Los ejemplos del otro lado, que son miles y miles a través de los años, demuestran como los artistas de todas las ramas, pueden protestar contra el sistema imperante, pero sin dejar que sus obras sean realmente artísticas. "Guernica" de Pablo Picasso, un tremendo alegato sobre la guerra civil española; las letras de Silvio Rodríguez, donde siempre resalta su poesía, "Hay un niño en la calle" de Armando Tejada Gómez, etc., etc., etc. Recuerdo también que estuve en la inauguración del famoso, en su época, salón cultural "Di Tella", donde exponía por primera vez, Marta Minujín, que presentó un inodoro lleno de mierda, bajo el concepto de que todo acto humano es "arte" y no es así, todo acto humano es un hecho cultural, no artístico, pero Minujín logró mantenerse durante décadas con sus representaciones, imaginativas por cierto, pero que de arte no tenían nada, como el famoso sanguche más largo del mundo, que hizo en la avenida 9 de Julio en Buenos Aires. O sea, en Europa y EE.UU., se ha justificado esta postura durante años, porque había mercado para eso, así se han pagado sumas astronómicas por obras que no valían ni el material usado. En EE.UU., se produce una especie de "lucha de clases", entre los millonarios y los multimillonarios; como hacen estos últimos para diferenciarse de los millonarios, bueno, por etapas o modas impuestas. Primero fueron las residencias exóticas, pero con el tiempo se fueron equiparando; después surgió la compra de arte indiscriminada, no importaba que fuera bueno, sino nuevo. Luego siguieron con las jaurías de perros, que todavía se pueden ver en ciudades como Nueva York, un pobre tipo arrastrado por 10 o más perros, todos de la misma raza y por último y aun vigente, la cava de vinos particulares. Coleccionistas de vinos que nunca van a tomar, porque en realidad solo demuestran su status. En síntesis, la autora de la nota está en todo su derecho de protestar sobre el abandono cultural, no solo en Capital, la provincia entera ha sido un desastre gracias a funcionarios corruptos, pero por favor, no llamen "obras" a unos carteles comunes, que solo tienen como motivo provocar. Esa no ha sido ni es, la función del artista, que cuando es verdadero se anticipa a los movimientos sociales y el descontento popular, pero siempre manteniendo su estatura creativa. Podremos debatir sobre filosofía o sicología del arte y las nuevas formas de expresión, que las valederas siempre surgen de los suburbios marginales, sean de ciudades o de arte, pero la actividad artística y la historia del arte, exigen nivelar para arriba, no para abajo.
    1