opinión

¿Viva la muerte? y ¿Pepe Grillo?

Un funcionario de Guaymallén polemiza con el tuit del Gobernador.

¿Viva la muerte? y ¿Pepe Grillo?

 

“Deberás distinguir entre el bien y el mal.

- ¿Bien y el mal? ¿Y cómo sabré?
- Tu conciencia te lo dirá.
- ¿Qué es conciencia?
- ¿Qué es conciencia? Te lo diré. La conciencia es esa débil voz interior que nadie escucha, por eso el mundo anda tan mal.”
Pepe Grillo a Pinocho.


Escribo estas líneas después de una profunda reflexión en solitario. Siempre que uno escribe existe un motivo, una razón, y en este caso concurren varias.

La primera de ellas ha sido el impactante hecho ocurrido en Guaymallén este Jueves donde una persona se robó a mano armada una camioneta del Municipio, disparándole a trabajadores y que luego perseguido fue muerto por la policía.

La segunda es que luego de ese suceso, el Gobernador Alfredo Cornejo escribió un twitter felicitando al efectivo policial, y ese acto origino artículos en los diarios, y en especial la algarabía de los foristas de siempre, que abonados y perpetuos se maravillaron exaltando la muerte de la persona abatida. Es decir el Gobernador se ha manifestado de manera pública sobre un hecho delictivo.

La tercera es porque el hecho sucedió apenas he empezado a trabajar en ese Municipio como funcionario y me toco vivirlo muy de cerca desde esa tarea.

En horas de la mañana del jueves recibí llamados porque el Intendente Marcelino Iglesias quería verme por ese hecho, dado que una cuadrilla con su capataz habían sido asaltados y no sabíamos cómo estaban de salud. La información era hasta ese momento muy confusa. Inmediatamente se dispuso que los trajeran al Municipio y pudiéramos ver como estaban. Y asi fue; entrevistamos a dos de los trabajadores mas afectados, con esquirlas en sus piernas de los disparos y en el otro un agujero en la bota de goma que por suerte fue eso y nada más. Nos ayudó una Psicologa para tener un mejor diagnóstico de la situación y se determinó que por las narrado no estaban en condiciones de ir a declarar. Se notaba el impacto del momento en sus caras, que a pesar de hombres rudos, sólo querían ir a encontrarse con su familia y ser contenidos porque se habían salvado de morir sin siquiera saber porqué. Con esto digo que la tragedia ocasionada por la persona que luego murió pudo ser peor.

Marcelino Iglesias luego se apersonó y habló con ellos y creo al menos que esa parte humana de preguntar como estaban, de sentir alivio porque nada más les hubiera pasado, ayudó a que todos nosotros ( dentro de un Municipio arrasado por la corrupción manejada por un déspota , su familia y secuaces que son ahora personal de planta distribuidos en todas partes) sintiéramos lo importante de la intimidad del momento.

La razón principal de estas líneas que escribo tiene que ver con el derecho a disentir y a tener sus propias convicciones y no tener temor de ninguna consecuencia.

No puedo estar de acuerdo con el twitt del Gobernador en los términos de felicitar la muerte. La felicitación es para un acto de alegría, o hasta para uno de heroísmos con finales buenos, pero que una persona mate a otra y por ello tengamos que felicitarlo no lo puedo compartir. El policía, siempre que la justicia así lo determine y eso aún no ha sucedido, en todo caso cumplió con su deber arriesgando su vida, como los miles de policías que diariamente salen a la calle en una profesión riesgosa como pocas. Eso en mi sí produce alegría porque a él tampoco le ha pasado nada, al menos físicamente, en el desempeño de su trabajo y seguramente su familia también estará feliz pero en otro sentido; por tenerlo vivo.

El hecho delictivo o termina como sucedió en este caso, donde un policía repelió la acción y producto de ello el autor es muerto luego de resistirse o bien detenido es puesto a disposición de la justicia y sometido a proceso.

Ensalzar la muerte en un país y provincia donde aún tenemos cientos de casos de violencia institucional o de mano propia no me parece correcto.

Argentina, Mendoza y en especial el Municipio de Guaymallén han sido desvastados, en manos de mediocres gestores y con las consecuencias que todos conocemos, y con un efecto en el vacío institucional sin parangón donde la ley no vale nada. La policía de Mendoza no ha sido ajena a esa anomia porque el mismo Gobernador, apenas asumido, en un acto valioso por cierto, descabezó a varios oficiales, precisamente porque respondían a lo peor de la política.

Por eso la inseguridad ha sido uno de los mejores parámetros para demostrar cómo el Estado abandonó al habitante y sólo el funcionario de turno fue quien mejor lo pasó con los fondos públicos.

Nadie duda que necesitamos y queremos que la ley se cumpla y para todos, que haya mejor salud, educación y trabajo, pero no será con un twitt como se hace una política de estado o como se recompone una institución.

He asumido una función pública, pero eso no hará que renuncie a lo que pienso y que he hecho siempre, y es a no callarme frente a lo que creo injusto, incluso en las más absoluta soledad frente al silencio de los que si tienen voz como las iglesias, medios de comunicación o partidos de derecha a izquierda y organizaciones sociales.

La función pública no puede ser la excusa para no criticar lo que nos parece equivocado o para perder la capacidad de disenso o para justificar lo que antes denunciábamos.

En mi vida profesional he podido conocer a Alfredo Cornejo y su familia y no tengo objeción alguna hacia ellos, por el contrario Cornejo ha llegado al sillón de San Martin con una alta capacitación y experiencia personal y lo sé de un carácter firme y de persona de bien. Lo mismo puedo decir de Marcelino Iglesias y su equipo a quien no he consultado para escribir estas líneas porque considero que no es así como se expresa el pensamiento. Evito así cualquier sospecha acerca de intrigas y conspiraciones. No tengo partido ni internas más que mis propias contradicciones.

Rodolfo Walsh en su memorable “carta a los argentinos” en 1977 y que le costara su vida no hizo otra cosa que intentar que sus compatriotas tomaran conciencia de una realidad brutal. Estas líneas en una dimensión y contexto infinitamente menor en su calidad y contexto siguen ese sur de ser uno mismo siempre.

No habremos aprendido nada si como funcionario no podemos expresar los disensos con respeto y libertad.

La democracia necesita de la seguridad, como de los otros aspectos esenciales que todos queremos para una sociedad mejor, pero nuestra historia regada de tanta sangre de víctimas y victimarios, merece más políticas de Estado participativas y consensuadas que los dedos en el teclado disparando palabras de felicidad.

No hay que engañarse por el aplauso fácil de quienes en su anonimato esconden un pasado siniestro y buscan que el péndulo vaya otra vez hacia balas que maten la verdadera política.


Sapere Aude.

Carlos Varela Alvarez


Opiniones (26)
23 de mayo de 2018 | 06:52
27
ERROR
23 de mayo de 2018 | 06:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SE DEBEN RESPETAR TODAS LAS OPINIONES , PERO A LOS FUNCIONARIOS LES CABE UNA "RESTRICCION" SI SE QUIERE, QUE ES JUSTAMENTE LA DE FUNCIONARIO PORQUE DEBE SER FUNCIONAL A UN GOBIERNO , EN ESTE CASO NO CREO QUE LA OPINION SEA INCONGRUENTE CON EL LUGAR DONDE LO EMPLEARON BAJO UN SALARIO PUBLICO ,PERO TAMBIEN DEBE SER FUNCIONAL Y DEFENSOR DEL GOBIERNO PROVINCIAL Y SI NO COMPARTE Y SU STATUS NO LE PERMITE LA NO OPINION CONTRARIA AL RESPECTO , DEBE RETIRARSE DEL PRIVILEGIO DE RECIBIR UN SALARIO COMPUESTOS CON FONDOS DEL PUEBLO QUE VOTO EN CONTRA DE SU PENSAMIENTO. SAPERE AUDE, TAMBIEN...
    26
  2. "ocurrido en Guaymallén este Jueves donde una persona..." en vez de: "ocurrido en Guaymallén este Jueves CUANDO una persona..." Y: "con esquirlas en sus piernas de los disparos" en vez de: "con esquirlas DE LOS DISPAROS en sus piernas..." Difícil de entender. Aún así, siempre se han de lamentar TODAS las muertes.
    25
  3. Varela solo se ocupa de los derechos humanos DE LOS VIOLADORES DE LOS DERECHOS HUMANOS, DE LOS QUE MATAN ROBAN Y COMETEN TODO TIPO DE DELITOS CONTRA LOS CIUDADANOS, y se los invoca para que salgan pronto y vuelvan a delinquir para volver a prestarles servicios y llenarse sus bolsillos defendiendolos. VARELA OCUPATE DE LA VERDAD Y DE LA JUSTICIA, Y NO DE TU NEGOCIO DE LOS DERECHOS HUMANOS, ES DECIR DE LOS DERECHOS HUMANOS DE ALGUNOS: LOS QUE DELINQUEN.
    24
  4. "viva la muerte"?, la muerte habita en nuestras calles, al arbitrio y discresión de los ratas, ellos, gritan "viva la muerte" y la tienen como un galardón, mas si es un "cheto" y mucho mas si es un "gorra".- "Conciencia", la mayoría de los penalistas defensores de criminales violentos, no tiene idea que es la conciencia, carecen del concepto y por ende de la mencionada.- Pinocho es de madera y Pepe Grillo, ambos son de un cuento de Disney y lo que vivimos con los ratas, todos los días, es de Hisckot.- Varela, ahora sos funcionario, vela por los intereses de la mayoría del pueblo honesta y trabajadora, cuida, sus vidas, su integridad y su cosas...ha!! no te olvides de nuestros DDHH, que también los tenemos.-
    23
  5. Este ahora "funcionario", pertenece a la cuadrilla de defensores de delincuentes, lo cual es lógico, porque es su negocio, vive de eso y muy bien.- Son comerciantes, traficantes, mercachifles de las absoluciones, condenas cortas, beneficios, reducciones, etc, etc, todo siempre jugando (logicamente) a favor de sus clientes.- NO LES IMPORTA NADA, así cuando los sacan, los ratas vuelven a agredirnos a todos nosotros, solo les importa que salgan, para poder "trabajar" de nuevo y pagarles sus honorarios,(que nadie en el estado controla el origen).- Hay que tenerlos en cuenta cdo. los vea por la calle y manifiesteles, lo mas correctamente que pueda, su parece, se bancan todo, porque tienen, la cara de acero, el estómago de kevlar y no tienen corazón, son puro bolsillo.-
    22
  6. Me pregunto¿Desde el momento que quién sale todos los días con un revólver a trabajar y ese "trabajo" involucra matar a alguien para obtener su "sueldo",sin importarle las consecuencias que su accionar causa,es dable reprochar a un agente del orden,policía en este caso,haber cumplido con su deber?¿Está mal felicitarlo,no por el hecho que su accionar produjera la muerte del "trabajador",sino por haber cumplido con su deber,de forma tal de dar una seria y contundente señal política a quienes todos los días se juegan la vida por nuestra seguridad y a quienes acudimos indefectiblemente con la esperanza que nos ayuden?
    21
  7. A pesar de no pertenecer al mismo lado politico, me parece atinado la reflexion de este funcionario.
    20
  8. Felicitando a los que mataron los perros rabiosos no se resolvió la rabia.
    19
  9. En esta discusión hay dos temas en debate: 1) Si lo que dice un funcionario X puede diferir de la opinión del gobernador. 2) Si lo que afirma este funcionario es correcto. El primer punto casi ni merece discusión: no renuncia a su ciudadanía al acceder a una función pública ni se suspenden o limitan sus derechos constitucionales. Es dueño de opinar lo que quiera. El segundo punto - su opinión - es analizable: difiere en que el gobernador opine sobre un hecho delictivo más que claro. Recordemos que el gobernador tampoco renuncia al ejercicio de sus derechos constitucionales y también es dueño de opinar libremente. Finalmente, lo que opinó: que un policía cumplió con su deber y lo felicita. ¿Por que no sería felicitable quien cumple con su deber arriesgando su vida? Obviamente que debe ser defendido y elogiado calurosamente quien cumple con su trabajo. Y más en un contexto donde no todos lo hacen.
    18
  10. LA FORMA EN QUE SE EXPRESO EL SEÑOR GOBERNADOR NO FUE LA CORRECTA,PERO EN GRAN MEDIDA COINCIDE CON LO QUE QUEREMOS QUE ES UNA POLICÍA EN ACCIÓN Y QUE NO PROTEJA. CON RESPECTA A LA FORMA DE PRESENTACIÓN DEL ARTICULO :".........Un funcionario de Guaymallén..." . SERIA MUY BUENO UN ANÁLISIS DE LOS FUNCIONARIOS DE GUAYMALLEN,COMO OTRA NOTA....
    17