opinión

Carol: una joya demasiado elegante para el Oscar

Con seis nominaciones, incluyendo a sus dos actrices, la Academia vuelve a menospreciar el trabajo de Todd Haynes, negándole las candidaturas en los rubros película y dirección. Un melodrama exquisito con una sutil mirada sobre una historia de amor de mujeres.

Carol: una joya demasiado elegante para el Oscar

 Todd Haynes es el director más subestimado por los miembros de la Academia de Hollywood en estas ultimas dos décadas. Una película sofisticada y exuberante como Velvet Goldmine apenas acarició una nominación en el rubro vestuario. Mientras que el elegante melodrama Lejos del paraíso elevó a cuatro el número de candidaturas, incluyendo a Haynes como mejor guionista y a Julianne Moore por su actuación protagónica, y claro, no se llevó ninguno de los premios. Algo más acotado sucedió con I'm not there, demasiado "rarita" para los gerontes del jurado, que solo posicionó a Cate Blanchett como aspirante a llevarse la estatuilla como mejor actriz de reparto.

Con Carol, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood vuelve a ratificar su menosprecio hacia el cine de Haynes. Que venía de conquistar entre otros reconocimientos, la nominación a la Palma de Oro en Cannes, festival en el que Rooney Mara se impuso como mejor actriz, y candidaturas a mejor película y dirección en los Globos de Oro.

En la última película del realizador americano que ha trazado una filmografía irreprochable, hay cine en estado depurado. Desde su concepto visual, rodado en super 16 milímetros, en lugar del homogéneo digital al que se ha acostumbrado nuestra retina cinéfila en estos últimos años, Todd Haynes entiende que nada mejor para un melodrama ambientado en la New York de comienzos de los '50, que capturar su historia sobre soporte fílmico. La atmósfera lograda por el director de fotografía Edward Lachman, nominado al Oscar por este trabajo, le aporta al relato un halo de déjà vu del cine clásico, con renovadas referencias a los films de Douglas Sirk, a quien el director también había homenajeado en Lejos del paraíso.

Carol

Esa noción de clasicismo también se extiende a la estelaridad de sus dos figuras principales. Más allá de que la Academia se haya encaprichado en nominar a Cate Blanchett en el rubro actriz protagónica y a Rooney Mara en el de actriz de reparto, está más que claro que ambas son protagonistas centrales de una historia que las une en un sutil recorrido que va desde el deseo al amor. Carol (Blanchett) es una señora de alta sociedad con un matrimonio en plena ruptura. Therese (Mara) es una chica con algunas cosas no muy definidas, que trabaja durante la temporada navideña en una gran tienda. Ambas se conocen y la atracción es inmediata.

Con una evolución dramática sostenida, el vínculo entre ellas avanza entre la seducción y el drama. El marido de Carol amenazará con quitarle a la custodia de su hija, mientras que Therese soportará los tironeos de su demandante novio. Hay algo de firme determinación en la evolución del vínculo entre estas mujeres, que va de lo sublimado a lo concreto. Y Tood Haynes acompaña esa progresión tanto desde lo visceral, la esperada escena de sexo de sexo entre las protagonistas irrumpe sin tapujos, como desde lo más íntimo, los miedos y contradicciones que se proyectan desde el entorno hacia la médula de la dupla.

Carol portada

Hay ecos de urgencia en esta novela escrita por Patricia Highsmith, la autora de Extraños en un tren y de la saga Ripley, que se vio obligada a publicar esta novela bajo un seudónimo a comienzos de los '50, y que recién pudo lanzarla con su nombre a fines de los '80. Carol postula el amor de mujeres como uno de los vínculos más invencibles y confidentes, y a su vez superpone el tema de la maternidad, en tiempos en los que ni siquiera asomaba la chance de que un niño cuente con dos madres. A pesar del paso de las décadas, la película logra actualizar esa gesta romántica/combativa que emprenden Carol y Therese. Y Todd Haynes sabe comprender a estas chicas, acompañándolas sin estridencias ni sentencias, bordando su historia con un hilo de elegancia y sofisticación que jamás roza los bordes del discurso solemne o pretencioso. El amor entre estas mujeres exhala tanta verdad, como el cine que Haynes, cual exquisito artesano, sabe moldear sobre la pantalla. 

Carol / Estados Unidos-Reino Unido / 2015 / 118 minutos / Apta mayores de 13 años con reservas / Dirección: Todd Haynes / Con: Cate Blanchett, Rooney Mara, Lyle Chandler, Jake Lacy, Sarah Paulson y John Magaro.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 06:28
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 06:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"