En foco

Aludes en la montaña: la fiesta de la improvisación

La emergencia en Alta Montaña, tanto la actual como las anteriores, demuestran que Mendoza no tiene un protocolo adecuado para responder ante los imprevistos. La jurisdicción nacional de algunas tareas y la internacional de otras hacen que choquen intereses, pero también formas de actuar-

La naturaleza no avisa, pero tampoco es una improvisada y va por donde se le antoja, siempre sigue los mismos caminos. Eso quedó demostrado -una vez más- con la emergencia en alta montaña que tuvo "de los pelos" al Ejecutivo provincial. La razón para que la situación pase de un problema a otro en cuestión de horas, es la falta de protocolos ante las emergencias, pero protocolos efectivos, no solamente los que dicen los libros que han estado guardados desde el terremoto del 85 o los aludes del 2012.

Los protocolos no funcionaron desde el momento que tenés 50 autos en Villavicencio intentando pasar por una ruta altamente riesgosa y sin un control policial que impida esas aventuras. No funcionan desde el momento que la información circula por todas partes y no está centralizada en una figura"presentada" por la máxima autoridad provincial. No funciona desde el momento en que, a pesar de la reiteración, aún no existe la infraestructura para sostener a miles de personas en caso de estas eventualidades. Y si la respuesta es que sí se activaron los protocolos, claramente hay que revisarlos.

La falta de un protocolo, por ejemplo, permite que se hagan "estimaciones" y que cada funcionario que responde el celular entregue una visión distinta de la situación. Si se avisa que el paso estará cerrado por lo menos 48 horas y después otro funcionario dice que será por una semana, se genera preocupación y que la población tome medidas apresuradas, como salir al camino a buscar la forma de cruzar a Chile o volver a la Argentina. Sin embargo, y casi por arte de magia, a pesar de los "pronósticos" el paso se habilitó en menos de 24 horas.

Por fortuna no hubo tragedias, pero en las emergencias los protocolos marcan las pautas para que nadie saque los pies del plato y no tengamos cientos de vehículos recorriendo la provincia en busca de caminos para llegar a Chile. Entre los que buscaban caminos había más de 6.000 mendocinos que quieren llegar al vecino país a ver a los Rolling Stones, una cuestión que no es menor y que no se consideró cuando se alertó del cierre por 48 horas.

Un protocolo efectivo habría tenido al gobernador en el primer momento hablando a la provincia, indicando los procedimientos a seguir y las vías a través de las cuales la población tendría la información certera de lo que se podía o no se podía hacer. Luego habría tenido al coordinador de la emergencia (uno, no varios), entregando un primer informe. 

Un protocolo efectivo habría tenido identificadas las rutas y designados a los destacamentos policiales o de la fuerza encargados de verificar que no haya riesgos en las rutas o, en su defecto, impedir el tránsito por el peligro existente. Algo que no ocurrió en Villavicencio, por ejemplo, donde los vecinos de Uspallata pasaron en sus 4x4 sin control hasta que llegó una máquina de Vialidad.

No son comentarios antojadizos, no son cuestiones ajenas, porque en mi labor periodística me tocó vivir estas situaciones en Chile, donde las emergencias son constantes y se ha demostrado que los protocolos salvan vida. Como las salvan, su ausencia también las quita, porque un error de protocolo terminó con la vida de centenares de personas al comunicar mal la situación del tsunami en 2010. Afortunadamente, y guardando las proporciones, esto no sucedió en Mendoza.

Si tomamos el ejemplo de Chile el primer paso cuando ocurre alguna situación es concentrar todo en la Oficina Nacional de Emergencias, ONEMI, y en la figura de la máxima autoridad. Es la presidenta la que da el reporte en primera instancia y quien se encarga personalmente de delegar la información oficial en una figura que ella determina. La razón es simple, la población deposita su confianza en la persona que votó, no en un funcionario que nunca vio en su vida. Aunque parezca algo menor, tiene impacto y demuestra el liderazgo ante las eventualidades.

Luego, toda la información se concentra físicamente en la ONEMI, lugar acondicionado para que los medios de comunicación trabajen en el lugar de la información y donde cada una hora se entregan reportes de situación, para demostrar que el gobierno está actuando y que el ciudadano no está desprotegido ni dejado a su suerte.

En el caso de los aludes se hacía aún más importante, porque la población está a cientos de kilómetros de distancia y no tiene otra forma de conocer lo que sucede y lo que debe o no debe hacer mas que los medios de comunicación masiva. Un funcionario en terreno es el ojo de todos. Fueron decenas los llamados que se recibieron en MDZ para conseguir información fidedigna, "porque un policía me dice una cosa y después sale un señor de Vialidad diciendo otra".

Desde la entraña de la emergencia se ha desnudado la falta de coordinación y las dificultades en la difusión, con información que por momentos fue muy confusa, pero no por impericia de los profesionales de la información, sino porque en estos casos, donde las pulsaciones aumentan a mil, es necesario seguir las guías preestablecidas. Por ejemplo, se habló de un socavón de 6 metros cuando en realidad era uno de 60, se dijo que había 200 autos varados, pero terminaron siendo 600.

En el seno del Ejecutivo saben que, históricamente, la coordinación es un tema a resolver, sin mencionar la opción de tomar en cuenta los estudios que hace casi diez años alertaron de estas situaciones y donde se identificaron zonas de riesgo. Quizás no es un mapa completo, pero una voz de alerta que alguien en algún momento decidió no escuchar.

Mendoza no está preparada para este tipo de emergencias y me atrevo a anticipar que tampoco lo está para algo tan real como un terremoto, algo que ya sucedió y que nuevamente tiene que suceder. Los protocolos deben adecuarse a la tecnología, a la posibilidad de acercar herramientas de prevención y sobre todo al trabajo de cara a la comunidad y con mecanismos que hagan que casi por inercia, la gente actúe. No hay identificación física de zonas seguras, no hay una política comunicacional constante en torno a las emergencias y la prevención, sólo por dar dos ejemplos. Hoy la provincia reacciona ante una catástrofe, cuando lo que debería hacer es accionar ante un imprevisto.

Opiniones (20)
24 de mayo de 2018 | 23:17
21
ERROR
24 de mayo de 2018 | 23:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. flacaloca: decile a los habitantes de la Isla de Chiloé porqué murieron los miles que murieron por el Tsunami y que nadie les avisó, en todos lados se cuecen habas
    20
  2. OJO DE ALCON................... LA RUTA POR VILLAVICENCIO ES ¡¡¡¡¡ PROVINCIAL !!!
    19
  3. LEITENS: totalmente de acuerdo con tu análisis y lo vengo sosteniendo desde cuando comenzó el problema de los aludes, rindo homenaje a VIALIDAD NACIONAL, trabajaron a destajo, día y noche y lo resolvieron.... ahora se quejan del "embudo" en el by pass, es increíble, ni tuvieron en cuenta que el puente mecano viene en camino y mientras tanto se sigue trabajando, no tuvieron en cuenta que llovió en DOS HORAS LO QUE LLUEVE EN DOS AÑOS EN LA MONTAÑA, ¿eso es imprevisión?, quisiera saber si el autor de la nota, se tomó el trabajo siquiera de concurrir a la delegación Mendoza y hablar con los ingenieros...... Otro homenaje necesario es a GENDARMERIA NACIONAL Y SUS FAMILIAS, QUE AYUDARON A LOS VARADOS DESINTERESADAMENTE ANTE EL "SAQUEO" DE ALGUNOS COMERCIANTES, ofrecieron sus viviendas, comida, camas para los atribulados, empobrecidos, cansados viajeros. En lo único que estoy de acuerdo es con el tema del protocolo, es inconcebible que el ministro de Seguridad Venier haya ido hasta Uspallata "para la foto", cuando todo el peso, absolutamente todo el peso sobre las espaldas la asumió Vialidad Nacional y Gendarmeria y como último comentario, a mi me tocó estar "del otro lado" y mi comunicación para saber sobre el paso era con Vialidad Nacional, el martes cuando abrieron yo ya estaba subiendo gracias a la data de ese ente nacional y aquí agrego el trabajo de la ADUANA DE HORCONES, demoré, controlado por reloj 12 MINUTOS EL TRAMITE, mostré lo que traía, las facturas correspondientes y seguí mi camino, obviamente con una atención excelente, amable y smpática., ¿casualidad?, no creo, donde SI SUFRI y MUCHO FUE EN LA IDA, desde la salida del falso túnel de Las Cuevas, hasta la casilla de cobro de peaje, demoré 2:30 hs., luego desde la salida del túnel internacional, hasta poder ver el el cartel de la aduana Los Libertadores, con autos en doble fila hasta el complejo, 6:00 hs. y la bajada con los camiones fue una pesadilla, salí de casa a las 4:20 hs. y llegué a Reñava a las 18:45 hs. ¡ y yo que no quería irme a Mar del Plata porque son muchas horas de viaje!!!
    18
  4. He visto al Ing. Miguel Rivas (director de Vialidad Nacional en Mendoza) trabajar codo a codo con los maquinistas en plenas tareas para mantener el paso andino habilitado. Así que, da por el "centro" que digan barbaridades como la que dicen de que "está atornillado" en su escritorio. La tarea del personal de VN es impecable, tal es así que menos del 3% de las veces que se ha cerrado el paso ha sido por problemas en Argentina, no así pasa con el otro 97% que ha sido cerrado por el lado chileno, al no tener infraestructura ni maquinarias (ni personal especializado), tal es así que cuando sólo corre viento blanco, del lado chileno deciden cerrar. El fin de semana de los aludes que hubieron a consecuencia de las tormentas (11 aludes) estuvimos parados en Punta de Vacas. La gente de Vialidad Nacional nos dio apoyo en todo lo que pudieron, mientras que del lado chileno decidieron cerrar los portones y que la gente no tenga oportunidad de volver a albergarse a Chile... Entonces es ridículo, grosero y agresivo decir tales barbaridades cuando hemos visto que en 24 hs se matan trabajando para poder dar soluciones a los viajeros... En invierno, cuando por las nevadas (o por antojo del lado chileno) se cierra el paso, del lado argentino se les provee a los camioneros alimento, abrigo, baños con agua caliente, etc. Si quedasen varados del lado chileno, no reciben ni siquiera un té frío y quedan, literalmente, "tirados a la buena de Dios"... En cuanto a las "improvisaciones" de las cuales se habla, son decisiones bien tomadas ante una emergencia y EN TODAS ELLAS la solución ha sido efectiva para que el viajero pueda proseguir su viaje con SEGURIDAD y RAPIDEZ. Es vergonzoso que hablen así de una entidad como Vialidad Nacional Argentina, en la cual trabaja gente comprometida 100% con su trabajo y se esfuerza al máximo para solucionar los problemas que se presenten. Si alguien desea pruebas contundentes del trabajo que se realiza día a día y de lo que se rompe el lomo el Ing. Miguel Rivas junto (y codo a codo, repito) con sus empleados, puede escribirme a leonardoescudero@gmail.com Me hago cargo de todo lo que digo porque tengo permanente contacto con la ruta 7 y con las tareas que se realizan desde hace años y, prácticamente, a diario. Siempre hay muchos "comentaristas" que hablan sin conocer ni tener pruebas.... Muévanse un poco e investiguen... Saludos.
    17
  5. Che pachapolitic menos mal vos veraneas en el rko Mendoza pero tene cuidado pque a veces crece. Ahora en 8 años no hicieron algo para solucionar esto y queres que en 60 dias arreglen lo que rompieron en esos 8. Dejate de joder!!!
    16
  6. Gente¡¡ Las improvisaciones son moneda corriente en cuanto a infraestructura, HUBIERON AÑOS DE ABANDONO, DESIDIA Y MIRADA HACIA OTROS LADOS, también tengamos en cuenta que la gente no respeta los carteles, velocidades y la vida de los que están arriba del auto. Los autos, camionetas , camiones son cada vez son más potentes, veloces y cuando te queres acordar estas por encima de los 130 km en la montaña es decir que camino al cielo asegurado y sin escala. Abrir caminos sinuosos y en regular estado aunque el pocho con su 4x4 pasa y la rompe es sembrar para cosechar accidentes para otros Recuerden que las VACACIONES TERMINAN CUANDO SE LLEGA A CASA SANO.
    15
  7. Hay gente que esta muy comprometida y da el 100 % en estos casos, lamentablemente estos protocolos empezaron hace muy poco por lo que cuesta mucho aceitarlos y que funcionen bien.Tengamos en cuenta que estamos de vacaciones y la gente quiere llegar a su destino cueste lo que cueste subestimando a la naturaleza. El jefe del operativo es excelente profesional y apoyo sus decisiones.
    14
  8. Che clase media pro Ajustadora y amante de pasar a Chile, sepan que con las políticas de ajuste nacional y provincial, estos"errores" de funcionarios que deben guardar por el bienestar de la población van a seguir estando, no solo protocolos faltan, recursos y personal especializado también, y así en todas las áreas de gobierno. El colmo de cornejito /echaron a infectologos en tiempos de una epidemia de dengue y otros yuyos. Sigan algunos en aplaudir ajustes creyendo que sólo ñoquis son o recursos materiales innecesarios, cuando necesiten del estado, que siempre lo van a necesitar y no haya nada, rapidito vengan al foro de Mdz o al twitter y denuncien su infortunio personal.
    13
  9. ....HABRIA QUE PREGUNTARLE A VIALIDAD NACIONAL, EL PORQUE DEL ABANDONO DE LA EX-RUTA 7 POR VILLAVICENCIO.....SI HUBIESES ESTADO MEDIANAMENTE CONSERVAD Y/O MANTENIDA, AHORA SERÍA UNA BUENA SOLUCION.......
    12
  10. ....PERO EL DIRECTOR DE VIALIDAD NACIONAL EN MENDOZA,...SIGUE ATORNILLADO A SU ESCRITORIO Y DANDO EXPLICACIONES DE LO QUE NO ES EXPLICABLE A LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN......
    11