opinión

El huevo y el cambio climático

Una mirada interesante sobre el calentamiento global.

El huevo y el cambio climático

 ¿Podría un huevo cambiar la suerte de una familia y ayudarle a responder los desafíos de la variabilidad y el cambio climático? La respuesta inmediata podría ser que no. Pero en la región de Copán-Chortí miles de familias y comunidades enteras son ayudadas por las gallinas y sus huevos.

En el corredor seco de Centroamérica habitan aproximadamente un millón de familias. Cada año hay un periodo seco de seis meses y un periodo de lluvias que se ve interrumpido durante julio y agosto. Esta interrupción es conocida como canícula y por los efectos del cambio climático esta se ha ido acentuando hacia períodos más largos durante la última década.

Las familias que habitan este lugar desde tiempos pre hispánicos han debilitado sus capacidades de producir alimento, y poco a poco sus prácticas ancestrales “más resilientes” se han ido perdiendo por la introducción de insumos y prácticas externas, y ahora la mayoría viven en pobreza y enfrentando altas tazas de desnutrición (60% de desnutrición crónica en niños menores de 5 años).

¿Cómo podemos cambiar la vida de estas comunidades que cada año sufren de sequías y afrontan esta situación de pobreza extrema?
De la mano del FOMIN, montamos un proyecto piloto y buscamos la respuesta en recuperar su capital natural, recuperando prácticas culturalmente aceptables y con mejor capacidad de adaptación a los impactos climáticos. Trabajamos en 3 microcuencas compartidas por 4 municipios del departamento de Chiquimula: Jocotán, Camontán, San Juan Ermita y Olopa; organizados en la Mancomunidad Copán Chortí.

¿Qué es lo que hicimos?

  • Promovimos el empoderamiento de los actores locales para mejorar la producción de alimentos a través de gallinas criollas (nativas). Entregamos 10 gallinas y 2 gallos criollos por familia.
  • Promovimos la recuperación de la cobertura forestal con sistemas agroforestales (siembra de café y granos básicos) para facilitar el acceso a incentivos para protección de bosques.
  • Establecimos una alianza con el Gobierno y la institucionalidad forestal validando la funcionalidad y potencial de este mecanismo financiero para la conservación e incremento de cobertura de bosques con comunidades indígenas.

¿Cuáles son los resultados?

  • Hemos alcanzado a la fecha unas 2,000 familias con un 50% de avance en el proyecto.
  • Cada familia ha reproducido cinco veces sus aves y han producido 300 huevos en un año, acumulando capital incremental por unos U$S130 por familia.
  • Se incrementó un 50% sus ingresos.
  • El área agroforestal se ha triplicado en un año y medio, cubriendo casi el 30% de la parte media y alta de la cuenca y han recibido U$S 620,000 en incentivos, valor que crece con el tiempo por la producción de granos básicos, café, leña, etc.
  • Se ha ingresado U$S700,000 a la economía de 2,000 familias.

Con esta tendencia, al completar las metas del proyecto en los siguientes dos años, se espera que unas 5,000 familias estén ingresando unos U$S5 millones “adicionales” anualmente a la economía de estas comunidades. Lo que hace menos vulnerables a estas comunidades, y con menor riesgo de seguridad alimentaria, les permite desarrollar opciones productivas sostenibles, incrementando sus ingresos, reduciendo la pobreza, a la vez que son más resilientes a los impactos de las sequías. Con base en esta experiencia, actualmente desarrollamos la sistematización de un Modelo de Adaptación territorial al cambio climático, que permite integrar pequeñas acciones que multiplicadas pueden tener un gran impacto.

(*) Omar Samayoa. Especialista de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Es Ingeniero Agrónomo y tiene una Maestría en Manejo de Recursos Naturales. Su experiencia es de más de 15 años en desarrollo rural, manejo de recursos naturales y Cambio Climático, especialmente en la región de Centroamérica. Ha sido negociador en la Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas. Trabaja en apoyar a los países en Centroamérica en la transversalización de cambio climático a través del soporte de operaciones del BID. 

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 23:10
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 23:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"