editorial

¿Qué pasa con la seguridad en Mendoza?

Los robos y asesinatos dejan al desnudo a un Estado incapaz de cumplir una de sus funciones básicas: cuidar al ciudadano. El Gobierno deberá determinar claramente y de cara a la sociedad qué hace la Policía, y el Poder Judicial -después de sus 30 días de feria en enero- hacer lo propio con sus fiscalías.

La provincia se enfrenta a la posibilidad de nuevos desafíos en materia de seguridad. Esto es así no solo por el cambio de gobierno, situación que se produjo precisamente porque una de las fallas del anterior fue el abordaje del área, sino porque el Poder Ejecutivo nacional avanza con su "emergencia" para el área con darles nuevas atribuciones a las provincias que las quieran asumir, y todo indica que la gestión de Alfredo Cornejo quiere.

Sin embargo, se produjo a un mes de asumido el nuevo equipo una especie de boom de la inseguridad: asesinatos, baleados y hechos de violencia que conmueven. ¿Casualidad, consecuencia, coincidencia, azar? En una provincia que se desacostumbró a los diagnósticos científicos y atendió cada área de gestión en función de sensaciones, prejuicios, demandas, lo que ocurre en Seguridad merece varios puntos de abordaje.

Uno de ellos es descubrir si está funcionando el sistema policial o no, determinar claramente y de cara a la sociedad qué está pasando puertas adentro de las dependencias policiales, con su cadena de mando y las decisiones que se toman, no solo con los uniformados sino en las instancias administrativas, tecnológicas y subsidiarias de la política que han quedado enquistadas.

No se trata de tomar lista de adeptos o leales, sino de romper con un mecanismo de funcionamiento marcado por un pacto entre civiles políticos y civiles armados de no molestarse mutuamente, para poner en marcha la maquinaria profesional de prevención, investigación, represión e inteligencia frente al delito en todas sus dimensiones.

Una vez que el nuevo gobierno pueda "hacer pie" (en una tarea que no debería demandar toda la gestión y que merece apuro, responsabilidad, inteligencia y capacidad) deberán dar la cara los organismos del Estado que tienen que ver en forma directa con la situación de seguridad.

Aquí es donde entra a calar uno de los tres poderes del Estado, el Judicial, que paradójicamente persiste en la antigua costumbre de tomarse 30 días de vacaciones en enero y otros 15 en julio, lo que no sería tan grave si no se insistiera en numerosos recesos, viajes de "capacitación" o camaradería, y diversos recreos que se registran a lo largo del resto del año. No están hoy para discutir nada, a días del cambio de gestión y en medio de una explosión de la inseguridad.

Cuando vuelvan, nos encontraremos, sin embargo, con una Corte de Justicia "balcanizada", en donde hay una disputa entre sus miembros y peleas por el control de nombramientos y toma de decisiones que es digna de un thriller al que los mendocinos no fuimos invitados como protagonistas, aunque ni siquiera quisiéramos ver como espectadores. 

En la Corte, cada cual atiende su juego, que no es el del factor común de los mendocinos: que haya justicia y que se garantice la seguridad, la tranquilidad de los habitantes para vivir la vida sin el sobresalto de la presencia de delincuentes a nuestro alrededor.

Cuando vuelvan, los jueces retomarán su ritmo y sus disputas que no sintonizan con la realidad de "la calle". Alegarán mil argumentos en favor de mantener sus prerrogativas y excusas para no igualarse al resto de la humanidad; seguirán lentos, trabajando en un solo turno y delegando desde los altos cargos la tarea en segundos y terceros.

Cuando vuelvan, la Procuraduría tendrá fiscalías que no están en condiciones básicas humanas de funcionamiento y con fiscales y equipos a los que les cuesta salir a la calle. Es hoy una anécdota tragicómica aquello que se planteó de tenerlos como "detectives" en acción. No pasa. No pasará a menos de que se aborde con seriedad y en toda su dimensión el funcionamiento del área.

La gente detesta ir a hacer las denuncias cuando le pasa algo y se guarda para sí la frustración de un Estado bobo, impotente, amorfo, a veces anárquico, desinteresado y para peor, que se muestra en ambientes sucios, que se vienen abajo, incómodos, sin elementos de trabajo y con personal tan apesadumbrado que cuando vamos a pedir justicia con la actitud nos están diciendo que "eso no existe". Un simulacro de Estado en el área en donde gente es herida, despojada de sus bienes o directamente, pierde la vida.

Pero es en este marco que el cambio debe alcanzarlos: la justicia lenta no es justicia. Si no la hay, es injusticia lo que emerge del Poder que debe garantizar exactamente lo contrario a lo que está entregando como servicio a la sociedad.

¿Basta con tomar un puñado de medidas para que esto constituya un "plan"? Sin dudas que no y es lo que se ha venido haciendo al responder a un modelo impuesto desde adentro hacia afuera de la Policía, en donde los funcionarios, en los últimos años, se han mostrado inhábiles, rendidos ante el mandato de supuestos expertos surgidos desde las mañosas entrañas del sistema.

Cuando la vida de las personas está en riesgo si hay algo que sobra es el marketing; si algo se requiere es diagnósticos, profesionalismo para interpretarlos y el poder que solo la capacidad otorga para implementar las múltiples medidas que se requieren para cambiar una realidad que a todas luces debe ser cambiada, maquillada, encubierta y mucho menos negada.

Estamos mal y queremos estar bien, no solamente "mejor". Zapatero, a tus zapatos.

Opiniones (30)
23 de mayo de 2018 | 06:53
31
ERROR
23 de mayo de 2018 | 06:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Porque dicen que es lenta la justicia si se quejan que las cárceles están colapsadas. Si están llenas las cárceles entonces el sistema funciona
    30
  2. Dijo el policía al compañero: Para?no te apures, si no te están robando a vos? Eso se llama indiferencia. Contra los villanos se creó el supervillano poder legal con la identidad del Estado, la indiferencia. Si alguien recuerda haber estado haciendo una denuncia se acordara que la Indiferencia se manifiesta cuando el policía te trata como si no existieras, te ignora o limita sus conversaciones a respuestas simples. Es probable que por la indiferencia recibida, llegues a creer que no vale la pena hacer la denuncia, y como el policía no reacciona, decidís dejar de interactuar con él, dando lugar a una fuerte inseguridad. Así como entraste saliste y vas a la armería. Por un lado la policía es indiferente a tu llamado y si haces justicia propia, la ley te cae encima por desgraciado, diciéndote, para eso está la policía. Es la solución armarse, ante la indiferencia policial y cháchara jurídica?. Dijo el policía: Para?no te apures, si no te están robando a vos? Eso se llama indiferencia. Que debemos hacer para que esto no ocurra?
    29
  3. noimporta.- No se si una tribu...., pero que los indios atacan los fortines y las casas, todos los días, que vienen por "vida y hacienda", que atacan a "colonos y viajeros", en una suerte de "pampa indómita", eso te lo puedo asegurar.- "malonean" todos los días, en gavillas, de a pares, tríos, grupos y malones.- No respetan, integridad, ni vida, ni de niños, ni mujeres, ni ancianos.- Y vos, con tu "Sanja de Alsina" jurídica, de gallos y medias noches, vas a para el malón??.- Con el andamiaje que citas, corrohido por garantistas sacapresos, como Palermo, Eloskar y el perdulario de Zafaroni, que volcaron la inerpretación de las leyes a favor de la delincuencia?? con eso lo vas a parar??.- Con la Suprema corte, haciendo lugar a los traficantes de libertades y beneficios de Xumek boys??? con eso lo vas a parar??.- Mi estimado, las leyes estan bien, el espíritu de las leyes esta bien, la INTERPRETACION de las leyes es lo que esta mal, y eso, eso, lo hacen los jueces.-
    28
  4. noimporta.- Hermosa tu chachara juridica, ajustada a derecho.- El tema es que todo ese perverso sistema de verdades consensuadas, a que vos haces referencia, le cuesta la vida, la dignidad, la libertad y el patrimonio a la gente de bien.- Esas patrañas, tipo Pactos internacionales, incorporados con jerarquia constitucional, pudieron o no estar bien en su momento, pero hoy evidentemente, ya no.- Si los procesos de la "supuesta justicia" son tan lentos que ya no sirven (es como la ambulancia a pedales) pues hay que prescindir de ellos, a como de lugar.- Y si me preguntas a quien matar, te digo, que mueran delincuentes, porque hasta hoy una cuenta promedio en Mza es la siguiente.:180 muertos x año, 1 o 2 policias, 3 o 4, delincuentes a manos de la policia o victimas que se defienden, 20 ratas que se matan entre ellos, y los demas?, sabes noimporta, quienes son los demas?, gente común, como vos y como yo.- Si para eso sirve toda la palabrería juridica que todos ya conocemos hasta el artazgo, guardatela.- Y esta noche, cuando los ratas entren a tu casa, tirales con el código procesal penal, y "el enemigo" de Eugenio Zafaroni, ahora cubrite, porque ellos te tiran con balas.-
    27
  5. Miren muchachos, primero hay que informarse, después opinar, sino esto es una tribu y no una Nación. Si alguien no quiere ser parte de esta Nación, no hay problemas, se va y listo, pero en tanto sea argentino deberá saber que: "Los Tribunaes y Jueces deben resolver siempre segúnla ley, y en el ejercicio de sus funciones procederán aplicando la Constitución, las leyes y tratados nacionales como ley suprema en todos los casos, y la Constitución de la Provincia como ley suprema respecto de las leyes que haya sancionado o sancionare la Legislatura" (art. 148 Constitución de Mendoza). "Las sentencias que pronuncien los Tribunales y Jueces Letrados se fundarán en el texto expreso de la ley, y a falta de ésta, en los principios y generales del derecho, teniendo en consideración las circunstancias del caso" (art. 149 Constitución de Mendoza). "Todo juicio o recurso debe ser fallado por la Suprema Corte, Tribunales o Juzgados, en los términos que fije la ley de procedimientos. En caso de infracción, sin causa legalmente justificada, los magistrados que contravinieren a esta prescripción, son responsables no sólo de los perjuicios que causen a las partes, sino del mal desempeño de sus funciones. Un número reiterado de esas infracciones que determinará la ley, será considerado como mal desempeño de sus funciones y podrá motivar el juicio de remoción contra el respectivo funcionario" (art. 161 Constitución de Mendoza). ¿Quieren fallos distintos a los actuales? Cambien las leyes, no a los jueces. ¿Quieren que no se apliquen las garantías constitucionales sobre Derechos Humanos? Cambien la Constitución Argentina, no a los jueces. ¿Quieren que no haya recesos de 30 días en enero y 15 en julio? Cambien el Código de Procedimientos, no a los jueces. ¿No quieren cambiar ni leyes ni Constitución? Jódanse o acéptenlo, también les queda irse, uds. eligen. ¿Que el Poder Judicial es lento? Métanse a controlarlo, supervisen, monitoreen, auditen, pero tienen que cambiar la Constitución de Mendoza para eso ya que el art. 144 incisos 1 y 11 de la misma dicen: "La Suprema Corte tendrá las siguientes atribuciones y deberes, sin perjuicio de los demás que determine la ley: 1.-La superintendencia sobe toda la administración de jusiticia y la facultad de establecer correcciones y medidas disciplinarias que considere convenientes de acuerdo con la ley, dictando su reglamento interno y el de todas las oficinas del Poder Judicial ... 11.-Será competente para enjuiciar, suspender o separar de sus cargos a los empleados inferiores del Poder Judicial, por delitos o faltas cometidas en el ejercicio de sus funciones o por incapacidad ..." Sino la alternativa es preguntarle a Osvaldo Quiroga a quién matamos y a quien no y listo.
    26
  6. ¡Perdón! ¿Alguien sabe cuando asume el Ministro de Seguridad?
    25
  7. Veamos la genialidad de "Cambiemos"....se empieza a acabar la paciencia de la ciudadania y la luna de de miel de 40 dias de excusa de "ESTAMOS EVALUANDO"
    24
  8. QUE BUENO ESO - - -sofiaq El Poder Judicial se ha convertido en el principal enemigo de la sociedad, largando delincuentes (agregar) y acomodados, si todos a la calle tal cual lo expresas.....
    23
  9. Hay que vivir, investigar, indagar, conocer, transitar, sugerir, colaborar, pedir y luego exigir, para poder entender el problema.- Ya, hoy, no sirven los rebusques de claustros, los doctorados, los garantoabolicionistas comerciantes de DDHH y sus chácharas sobre los "pobres delincuentes".- Hoy, ya, hay que barajar y dar de nuevo, con nuevas cosas, inéditas algunas y otras tan viejas como el hombre.- La JUSTICIA, nada tiene hoy que ver con el derecho, las fiscalías, los jueces y toda esa triste farándula, disfrazada de seriedad, mofándose en sus oscuros recovecos, con sus muecas y triquiñuelas aprendidas, para hacer de los victimarios las víctimas y de las víctimas los victimarios.- Hoy, con los tiempos, la dignidad y la libertad agotadas, artos, angustiados, indignados y muy resentidos, nos vemos empujados, todos, a ser parte, de esta gran batalla, que tenemos enfrente.- Hoy debemos ayudar y exigir a quienes, por elección, tienen la obligación, de defendernos y si no pueden, y si solos, no pueden, habrá que juntos ir por la JUSTICIA, que fue, es, y seguirá siendo, patrimonio y potestad de CADA UNO DE NOSOTROS, Y DE NADIE MAS, y el que nos la quiera arrebatar, pues tendrá que estar dispuesto a pagar con su pellejo.-
    22
  10. Estimado Osvaldo Quiroga, cuanta razon tenes... me produce miedo ver la verdad redactada asi. Increiblemente es una realidad que cuando aparecen estos tecnicos que usan palabras tales como "diagnósticos" son "profesionales" o los masa capacitados diciendo ...- - "es interdiciplinario y multicausal". . - cuanta chachara. La otra parte de tu critica tambien muy buena me refiero a . . . - - -el patrocinio de abogados que cobran honorarios que NADIE sabe de donde provienen. Alguien diria EL NEGOCIO DE LOS PENALISTAS - - - ojo que he usado potencial y dichos de otros foristas he ! ! !
    21