opinión

Justicia y Seguridad

El momento de asumir todas las batallas.

Justicia y Seguridad

 Los episodios que se sucedieron -hace pocos dias- y que ocuparon todas las pantallas, para recapturar a los tres prófugos del triple crimen, de Gral. Rodriguez y sus aún desconocidas derivaciones, pusieron en superficie, que el reclamo de seguridad y justicia se encuentran en el más alto nivel de las demandas sociales y engrosan el mosaico de frustraciones que ha dejado como herencia el gobierno que se fue.

La negación del problema, la indiferencia y la descarada complicidad en delitos de guante blanco, son varias de las razones que informan la injusticia , la falta de respeto por el espacio público y la inseguridad ciudadana!! En términos de la otrora jerga policial: "Se perdió la calle”.


El modelo implementado desde el poder -después de 12 años- dinamitó el mandato constitucional de " Orden Público" y el básico concepto, sobre el monopolio de la fuerza, que tiene el Estado, como herramienta exclusiva para hacerlo efectivo.

En la plataforma de las diferentes administraciones, se encuentran, las imprescindibles acciones para prevenir el delito. Sin embargo, el Estado, tiene "siempre" la obligación ineludible, de reprimirlo, cuando el mismo es inminente, y la exclusiva responsabilidad de brindar equidad en cada caso.

Hay que hacer esfuerzos docentes, puertas adentro de las instituciones, para que los encargados de enfrentarse con las miserias del delito, no miren para otro lado, ni rehuyan situaciones complejas, conforme al tan malogrado “no te metás” argentino.

Un cambio de paradigma es esencial, para asegurar la vida, la integridad y los bienes amenazados, de los ciudadanos de a pié.

Es muy trabajoso garantizar libertades.

Pero, para empezar, es imprescindible, curar tantas amnesias constitucionales, y poner fin a la corrupción, en todos los niveles.

Los pseudo garantistas, ya hicieron pagar a la sociedad toda, su “declamado humanismo”, con víctimas honestas e inocentes!!. La delincuencia, ha mutilado familias y personas de bien!! Muy a pesar de eso, y manipulando el valor de la verdadera justicia, la pedantería intelectual, sólo ha ensayado una esgrima dialéctica, propia, de quienes se enamoran de sus propios discursos, sin dar respuesta alguna, a los padecimientos, del común de la gente.

Hoy debemos renunciar, a tanta cháchara inconsistente y ser eficaces, a la hora de aceitar los resortes institucionales-

Las herramientas, para cubrir una demanda, que no puede dilatarse más, ¡Existen! Pero, deben ser acompañadas, de una contundente decisión política.
La urgencia, está señalada por la vida misma.

Las consecuencias lacerantes del delito, incrementado por la droga y la falta de escrúpulos del narcotráfico, ya se han tornado insoportables.

Las organizaciones de control social, que como ningún otro servicio público, tienen el mandato de proteger los derechos fundamentales del prójimo, tienen que ser monitoreadas con rigor, pero de igual manera, deben ser
contenidas por una gestión que los reconozca, los jerarquice y los reconcilie con la comunidad.

La capacitación, la profesionalización y el entrenamiento, son aspectos, que no pueden soslayarse, ni en el Poder Judicial ni en las fuerzas de seguridad. Ha sido muy dañino, el tratamiento espasmódico que las diferentes gestiones le han dado, a servicios públicos, de tamaña importancia.

El actual gobierno, con la designación de funcionarios probos, está dando señales, de la intención, de asumir todas las batallas, contra éste flagelo, que durante años, viene engangrenando a nuestra sociedad.

Es imposible proteger el futuro de nuestros pueblos, su desarrollo humano y su potencialidades económicas, con una justicia indiferente y una policía desmotivada!! Durante años, la impunidad y la decidia, echó raíces con dirigentes que sugerían que el orden y la disciplina, eran la antesala del autoritarismo!!
Por ese camino, se ha conformado el actual estado de "anomia" (falta de apego a la ley), incompatible, con el desarrollo de cualquier país.Urge reinstalar en el colectivo social, el paradigma, que los derechos no son independientes de sus correlativos deberes y que el desorden y la anarquía, no son simples e inofensivas expresiónes de la libertad.

Opiniones (10)
21 de julio de 2018 | 16:33
11
ERROR
21 de julio de 2018 | 16:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nombrar jueces de la Corte por Decreto. ES DELITO. Gobernar mediante DNU derogando Leyes. ES DELITO. Disparar balas de goma a una mujer que protesta por su trabajo. ES DELITO. Entonces, Sr. Grillo, DÉJESE DE MOLESTAR CON SUS TEORÍAS DE BLANQUITOS y empecemos a decir las cosas por su nombre. ¿Quiere terminar con el delito? Bueno, que los delincuentes se vayan de los gobiernos y los juzgados. Después hablamos.
    10
  2. Mendocinos hagamos memoria, y si no por los menos googlen, este Grillo ya estuvo en el tema y no hizo nada. Veremos que hace Vennier
    9
  3. SEÑOR GRILLO, PORQUE NOSE LLAMA A SILENCIO. NO NOS OLVIDAMOS QUE UD., FORMO PARTE DE UN GOBIERNO QUE LE ABRIO LAS PUERTAS A LA DELINCUENCIA. EN ESTE PAIS ES MUY DIFICIL QUE ALGUIEN RESISITA UN ANTECEDENTE.-
    8
  4. Hola Gaston, como siempre tu falta de cultura y educación solo es superada por tu falta de cultura y educación. Con razón con ese cerebro pensas que este señor es brillante.
    7
  5. Brillante razonamiento que define perfectamente el gran dilema de la seguridad, su origen y su cauce hasta la lucha más lucida y sus raíces. arvb, si eres más tonto no naces, también sabes de esto, paranoico acomplejado.
    6
  6. BUEN DISCURSO. LASTIMA QUE ESTE SR. YA ESTUVO EN EL GOBIERNO, EN EPOCA CON ALTO INDICE DE DELINCUENCIA. Al parecer este gobierno, esta lejos del cambio esperado
    5
  7. Es al revés, los de mas educación, mejores viviendas y trabajos son los mas delincuentes!!! La educación es otra cosa!!!Evidentemente el estado de derecho es obsoleto, en este país durante mas de 6 décadas. Cuando ceso o disminuyo, el delito ? Alguno cree que con mas de lo mismo o meta palo y a la bolsa, cambiara ? Ilusos.Propio de las locas fantasías. Excluyen no incluyen. Soberbios.
    4
  8. Claro y conciso! Los gobiernos tienen la responsabilidad de prevenir el delito, a través de un sinnúmero de acciones: Educación, educación y educación! Acción social, salud, vivienda, trabajo etc. Pero el Estado de derecho, ( que es distinto a los gobiernos de turno) tiene la obligación de hacer cesar el delito y juzgarlo. No hay muchas vueltas. En cualquier país serio, funciona así. El kirchnerismo, con cinismo y demagogia, le dio más derechos a los que vivían fuera de la ley, que a los ciudadanos comunes.
    3
  9. El nuevo paradigma es sanar el delito. Lamentablemente este gobierno nos engaño. Hablaron de inclusión y ante una idea distinta excluyen en lugar de intentar un cambio. Hipocresía. Este señor ha estado y sigue confundido con los años, sin recordar que cuando era funcionario ya el delito era insoportable. Nada cambio con su función, más aun, empeoro. Habla de un cambio de paradigma y repite lo mismo de siempre. Aun no entiende que el sistema de combatir el delito es la causa de toda corrupción. Aun no ha visto que transforma al que lo combate en lo mismo que combate. Un delincuente, pero del otro bando. Combatir el delito es lo más primitivo y absurdo de la mente humana. LA GUERRA NO TIENE VENCEDORES. Aun no lo ha visto en la historia y sigue diciendo y haciendo lo mismo. El desgaste en la justicia, policía y penitenciaria lo demuestran. Tiraron la toalla. Es por ello que las instituciones son corruptas, porque no logran lo que debieron en lograr. La paz social y no lo lograron aun en la violenta dictadura. El nuevo paradigma es sanar el delito. En seguida algún cuadrado dirá: nunca se corregirá ese sicópata. La respuesta es Si, pero desde su ignorancia que no sabe como hacerlo y eso no significa que no se pueda hacer. Con ignorancia y soberbia seguiremos igual. Desanúdense el cerebro. El nuevo paradigma es sanar el delito. Lamentablemente este gobierno nos engaño. Incluyen solo sus ideas las otras las excluyen. Soberbia.
    2
  10. Muy bueno el articulo y explica sutil, pero claramente el problema y la solución.-
    1