En foco

Mendoza en el pozo financiero: hay que salir del entuerto

No puede demorarse el reordenamiento económico financiero de Mendoza: hay que evitar el derroche y comenzar a reducir el déficit fiscal.

El descalabro económico-financiero en que dejó a la provincia el gobierno saliente, tiene un principal responsable que fue Francisco Pérez y varios corresponsables de su círculo cercano que colaboraron con el exgobernador y no le pusieron ningún límite personal ni profesional.

Entre ellos podemos mencionar a Francisco García Ibáñez, Marcelo Costa y Juan Antonio Gantus. Estos, luego del desaguisado cometido, siguen vinculados al presupuesto provincial y municipal en la Legislatura, el Concejo Deliberante de Godoy Cruz y en la nómina de la planta estatal.

El nuevo gobierno tiene la enorme responsabilidad de enderezar el complicado entuerto heredado y que todos los ciudadanos están soportando. 

Para ello tiene leyes aprobadas que le otorgan bastante autonomía y discrecionalidad para encarar la tarea.

Esto es una facultad favorable para la toma de decisiones rápidas y sin trabas políticas o burocráticas, pero también un serio compromiso en hacerlo bien y en corto tiempo.

En principio, el gobierno privilegió el pago de salarios y aguinaldo con la colaboración del gobierno de Mauricio Macri a través del Banco Nación. Luego y en simultáneo está atendiendo las necesidades inmediatas de la gestión y los fondos a los municipios, donde todavía quedan remanentes de deudas por la coparticipación.

La búsqueda de fuentes de endeudamiento es esencial para cubrir el déficit, cumplir las obligaciones de gestión en un nivel mínimo aceptable y ordenar el pago a proveedores. En este último caso la demora en el pago beneficia claramente a la administración por el alto nivel inflacionario y el largo tiempo sin cobrar que llevan los proveedores. Cada día que pasa el gobierno es consciente que va licuando esa deuda en detrimento de los acreedores.

Dada la abundante historia de periodos de alta inflación en el país, varios gobiernos han aprovechado este flagelo para mejorar sus finanzas demorando determinados pagos y, sobre todo, a los proveedores no indispensables y a contratistas de obras no prioritarias.

Es clave el reordenamiento económico/financiero en estos primeros meses de gestión, para ordenar las cuentas estatales, evitar el derroche indispensable y comenzar a reducir el déficit fiscal. A lo ya enunciado resta la negociación paritaria, que va a requerir de un acuerdo justo y posible en virtud de los recursos genuinos disponibles, sin subterfugios pero no permitiendo aprietes ni pactando acuerdos en detrimento del bien común.

Llevada a cabo en forma eficiente toda esta tarea, con lentitud pero con seguridad, comenzará con un Estado provincial normalizado, un andar económico lógico y previsible que aleje a la provincia de la emergencia en la que se encuentra.

No debemos dejar de señalar también, dado el grado de dependencia que hoy tiene Mendoza, que es clave el manejo de la economía nacional. 

Si esta, en el segundo semestre del año consigue empezar a bajar los índices inflacionarios y recuperar la actividad productiva, todo va a fluir con mayor facilidad. El ministro Prat Gay acaba de enunciar que los fuertes aumentos de precios de noviembre y diciembre últimos han comenzado a amortiguarse en la primera quincena de enero, proyectando la inflación anual entre el 20 y 25%, un descenso de entre cinco y siete puntos de la que venía existiendo. La desaceleración inflacionaria es clave para la recuperación económica nacional.

Si por el contrario hubieran problemas con la economía nacional, nuestra situación va a seguir siendo compleja y difícil. 

Esperemos que este primer año deje a la mayoría de los planetas alineados porque es indispensable para nuestra normalización.

Superada la crisis y la emergencia, vendrá necesariamente la hora de trabajar por una provincia sustentable económicamente y con visión y posibilidades de un mejor futuro para sus habitantes. 

El modelo productivo actual no es suficiente y ese es un problema estructural de solución inexorable.

Caso contrario seguiremos con el rumbo puesto a las provincias inviables, donde casi todo depende del Estado y por ello se convierten en estados feudales y autoritarios.

Opiniones (5)
18 de junio de 2018 | 22:30
6
ERROR
18 de junio de 2018 | 22:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. melissa_suri muchas kkkkk tenés en la escritura y en la cabeza. Hablando de militontos con globos
    5
  2. el pela, del manual del micro militonto kuka. Menos mal que no aprobaron mayores deudas a las contraídas para gastos corrientes y rentar militontos como vos, si no ahora sería imposible revertir la situación.
    4
  3. Hasta cuándo le van a escapar el culo a la jeringa? Entre los responsables de todo este DESCALABRO está CORNEJO y sus acólitos que IMPIDIERON la Ley de Presupuesto durante 2 años seguidos. Algo inédito en la historia institucional de Mendoza. Cuándo van a asumir las responsabilidades que les corresponden?
    3
  4. Apartidarioatento, lo siento por vos, son los nuevos radicales, no es Don Llaver, no es el Vity, no es la Mula, como dice Diego LTA, perdón LTSA
    2
  5. Es momento que los responsables de los desmanejos financieros provinciales y municipales (Paco Pérez, Ciurca, Francisco García Ibáñez, Dalvian Costa, Gantus, Dalvian Miranda, López Puelles, Lobos, Salgado) sean denunciados en la Justicia por Cornejo. ¡¡¡¡¡ESTAMOS ESPERANDO EL CAMBIO PROMETIDO!!!!!!!!!!!!!!!
    1