opinión

Un show hasta el final

Un show hasta el final

El prófugo Martín Lanatta fue detenido ayer por la Policía de Santa Fe tras accidentarse dos veces en su huida por rutas y caminos provinciales. El jefe del trío fugado caminaba solo, estaba golpeado por el vuelco de una camioneta Amarok que robó junto a sus compañeros y no opuso ninguna resistencia a la detención. Pero el caso no termina de producir papelones. El presidente Mauricio Macri y los más altos funcionarios del país y la provincia de Buenos Aires se felicitaron entre ellos por la captura de los tres prófugos, mientras el Ministerio de Seguridad le informaba al juez Sergio Torres de las tres capturas. Sin embargo, horas más tarde el jefe de la policía de Santa Fe y luego el de la Federal, Román Di Santo, tuvieron que rectificarse: “Hay un solo detenido”. El estupor recorrió la tarde y los funcionarios empezaron a mirarse entre ellos y a cruzar acusaciones. Al cierre de esta edición, las fuerzas de seguridad seguían buscando a Cristian Lanatta y a Víctor Schillaci.

Escándalos

La historia de la fuga de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez siguió ayer de escándalo en escándalo. Ya el principio había exhibido niveles insólitos de ineficiencias y complicidades: los tres condenados a reclusión perpetua estaban en la enfermería del penal de máxima seguridad, custodiados por un solo efectivo, sin personal mirando las pantallas de los monitores de la cárcel y con un penitenciario sin arma en la puerta.

No menos escandalosa fue la visita que hicieron los prófugos, dos veces, a la ex suegra de Cristian Lanatta. Cuando se suponía que se había tendido un cerrojo a raíz de un tiroteo que se produjo en Ranchos, el trío se apareció por segunda vez en la casa de la ex suegra del menor de los Lanatta y se llevó una camioneta Kangoo sin que hubiera policía en el lugar. Las declaraciones del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, que señalaba: “Los tenemos cercados”, fue parte del desmanejo de la investigación y la persecución.

Una de las exhibiciones más graves de ineficiencia se produjo el jueves cuando los prófugos fueron localizados en el galpón de San Carlos, en Santa Fe. El operativo realizado por orden del juez Sergio Torres, a raíz de una información que consiguió la Gendarmería, fue un auténtico fracaso. Los Gendarmes llegaron al lugar en una camioneta Berlingo y con pocos efectivos, con lo cual le dieron la chance a los prófugos de tirotearlos, herir a un gendarme y, para colmo, quedarse con el vehículo. El operativo cerrojo posterior tampoco dio resultado. Seguí leyendo esta nota de Página/12 haciendo clic aquí. 

Opiniones (4)
21 de junio de 2018 | 15:52
5
ERROR
21 de junio de 2018 | 15:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si, al narcotráfico se lo investiga, se lo persigue, se lo atrapa, se lo juzga, se lo condena y se lo pone a cumplir su pena... o sea lo que hizo Anibal con los prófugos. Pero no se lo deja escapar... o sea lo que hacen Vidal y Macri. Pero, favores son favores y, los compromisos se cumplen: el aporte de los prófugos a la campaña de Vidal fué más que importante, y, cueste lo que cueste había que dejarlos salir. Era ahora o nunca. La persecución es una puesta en escena: a Lanatta lo capturó un bache...
    4
  2. El periodista en temas judiciales mas serio del Pais. Digno de un portal serio.
    3
  3. Coincido FUERABICHO...tampoco habla de la destruccion de las instituciones y la ruina del estado. Toda esa mugre que sale a la luz ,tras estos acontecimientos.
    2
  4. Este imbécil a sueldo del empleado a sueldo del proceso (Verbitsky), hace comentarios sobre la fuga, la persecución y si, es verdad el posible papelón de haber informado el arresto de los tres. Ahora, eso si, nunca vi un comentario del diario convertido en pasquín desde que se fue Lanata, sobre la fuga del jefe de los tres, es decir Perez Corradi, que ya lleva siete años conociendo mundo, o de la desaparición de Julio Gomez después de testificar contra Etchecolaz, o de los 52 muertos de Once en el tren, o de los muertos en las inundaciones de La Plata. Ahí mejor callarse, y eso que llevaban un tiempo largo corrompiendo el Estado. Mutis por el foro.
    1