Daniel Santoro, Clarín: "La banda de la efedrina seguirá operando"

El periodista de Clarín analiza las implicancias de un fracaso en la persecución y detención de la banda de la efedrina.

El periodista Daniel Santoro analiza en Clarín la situación tras la fuga de los responsables del triple crimen de General Rodríguez. Incluye un dato que el resto de la prensa no está teniendo en cuenta, entretenidos por los pormenores de la "cacería": que Ibar Pérez Corradi está prófugo desde hace 44 meses.

Dice Santoro: En fuentes judiciales se sospecha que Ibar Esteban Pérez Corradi (37 años), el financista acusado de ser el autor ideológico del Triple Crimen de la efedrina, habría colaborado con la fuga de Martín Lanatta y sus dos compinches. "Para mi es el que bancó la fuga", dijo a Clarín una fuente judicial que desde hace 44 meses intenta que las fuerzas de seguridad federales, provinciales y la ex SIDE lo localicen. Durante el kirchnerismo, quedó claro, no hubo voluntad política de detener a Pérez Corradi. Ahora el macrismo tiene la oportunidad de desarmar una de las bandas más sangrientas de la efedrina y que había penetrado a la política.

"Si no detienen a Pérez Corradi y eventualmente recapturan a Lanatta, mañana aparecerán diez Lanattas más en la calle", advirtió la diputada de Confianza Pública, Graciela Ocaña.
Y tiene razón. La única forma de llegar la trama política que está detrás del Triple Crimen de General Rodríguez es llegar al cerebro del grupo. Lanatta es solo la mano de obra de esta poderosa estructura que, además, participó del escándalo de la mafia de los medicamentos, tiene vínculos con el ex comisario Juan José Ribelli, y su esposa se sacó fotos con el ex presidente Carlos Menem. En la denuncia que hizo en octubre contra el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a quien acusó de haber sido el funcionario llamado "la Morsa" que les daba cobertura política para las maniobras con ese precursor químico, Lanatta sugestivamente evitó nombrar a Pérez Corradi.
El fiscal de Delitos Complejos de Mercedes Juan Bidone, quien había logrado la condena a cadena perpetua de Lanatta por el asesinado de Sebastián Forza y sus dos socios, dijo que sospecha que Pérez Corradi tenía "cobertura" de sectores policiales de la Federal y la Bonaerense como para vivir prófugo tanto tiempo y no ser capturado. Bidone también duda de la ex SIDE porque en el juicio oral de Mercedes se nombraron a varios supuestos agentes por sus apodos y "gente del servicio de inteligencia naval".
En la causa del triple crimen hay más pistas de los vínculos políticos que tenían Sebastián Forza e Ibar Pérez Corradi como para haber trasladado 44 mil kilos de efedrina a través de la Aduana y movido 480 millones de dólares por el sistema financiero. Por ejemplo, está comprobado que Lanatta viajó, antes del crimen, en una camioneta Hilux EXU-826 a Ciudad del Este y entró con un Astra EXU- 823, que estaba a "nombre de la Secretaría de Inteligencia del Estado". En un informe de la SIDE se afirmó que hubo "un error de tipeo" en el registro del vehículo. Pero como la camioneta en cuestión no volvió entrar tendría que estar en el exterior. La Hilux es la encontrada ahora en la casa de Schillaci.
La trama política tiene que ver con el aporte de 400 mil dólares que hizo Forza a la campaña electoral de Cristina Kirchner en el 2007. Ese aporte es solo la punta del iceberg de la financiación de la mafia de los medicamentos. El juez federal Ariel Lijo tiene una causa por lavado de dinero contra todos esos empresarios farmacéuticos que pusieron plata para los gastos electorales de la ex presidenta y ahora no los pueden justificar. Luego de la feria judicial de enero, Lijo deberá decidir si procesa a los acusados, entre ellos, varios miembros del Frente para la Victoria. 


Más sobre el tema en Clarín, haciendo clic aquí.

Opiniones (1)
22 de junio de 2018 | 02:48
2
ERROR
22 de junio de 2018 | 02:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. de quien es la foto... Porque Santoro ... no es seguro...
    1