opinión

Cuatro tips para aprovechar al máximo una feria de vinos

Guía para no perder de vista el objetivo principal del evento.

Los últimos meses tuve la oportunidad de asistir a muchas ferias de vinos en donde se podían degustar productos de muchas bodegas. Esto la verdad que es una gran oportunidad para conocer diferentes vinos e incluso charlar y comentar sus cualidades y características con enólogos y representantes de cada marca.

Pero noté que en ciertas partes y momentos, el objetivo de las ferias de desvirtuaba un poco. Esto no quiere decir que haya sido malo, pero quizás alguno no llegaban a aprovechar el objetivo principal del evento.

Es por eso que les voy a proponer algunos tips para que en los próximos eventos de vinos puedan aprovecharlos más.

Conocer sobre el evento y las bodegas participantes

Algunas veces nos podemos encontrar con ferias más grandes que otras pero en definitiva todas poseen muchas opciones de bodegas para degustar sus vinos y conocerlos. Entonces, para aprovechar el tiempo es conveniente informarse y saber con anterioridad las bodegas que van a participar; de manera vamos a ir con una idea de los vinos que probaremos y aprovecharemos mucho más el tiempo. Quizás, si no hacemos esto, podremos perdernos de grandes vinos que estuvieron y no nos enteramos o no los vimos.

El horario

Generalmente las ferias tienen horarios en donde concurre más gente que en otros y esto hace que se nos dificulte un poco más de lo habitual para conseguir o encontrar algún vino que queremos probar. Por eso, si nuestro objetivo es degustar (y no hacer tanto sociales) les recomiendo ir a primera hora cuando todo está mucho más tranquilo y tenemos más tiempo para compartir momentos de concentración y placer o discernir e informarnos con los representantes de las bodegas.

Un vaso de agua por cada copa de vino

La mayoría de las ferias poseen escupideras o “spiters” para que podamos devolver el vino que probamos y de esa forma no embriagarnos. Pero hay veces que un vino nos gusta mucho y decidimos tomarlo. Si hacemos esto por cada uno que testeamos al poco tiempo el alcohol comenzará a hacer efecto en nosotros. En este caso les recomiendo que por cada copa de vino que tomemos, a posteriori lo acompañemos de un vaso de agua. De esta manera evitaremos perder la sensibilidad y prolongaremos más nuestra integridad organoléptica (y motriz).

Informarnos, recordar y pedir contactos

Otro gran beneficio de asistir a una feria de vinos es poder conocer a fondo los productos de las bodegas a través de sus representantes directos. Estos pueden ser enólogos, sommeliers, distribuidores, etc. Entonces aprovechemos esto para conocer a fondo cada etiqueta. Informémonos preguntando (no tengamos miedo a esto), recordemos qué tomamos y qué vinos nos gustó más (particularmente lo hago sacando una foto a la etiqueta con mi celular, sirve mucho de referencia) y establezcamos lazos y contactos con quienes hacen lo que más nos gusta. Afortunadamente hoy las redes sociales nos a marcas, bodegas y enólogos haciendo que podamos participar de eventos y degustaciones privadas donde podremos conocer mucho más sobre lo que hacen.

Pablo Ponce, @pablop11

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 12:12
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 12:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"