opinión

No entiendo nada de impuestos pero me duelen…

Un repaso de las nuevas medidas sobre el Impuesto a las Ganancias. Ventajas y desventajas.

No entiendo nada de impuestos pero me duelen…

Sin utilizar palabras rebuscadas ni términos técnicos, voy a tratar de explicar (después me decís si tuve éxito) los últimos anuncios de la presidenta y del director de la AFIP respecto del Impuesto a las Ganancias que te sacan todos los meses de tu bono de sueldo.

  1. Si de enero a agosto de 2013, por mes, cobraste habitualmente hasta $15.000  (ojo, eso es antes de que te resten jubilación, obra social y demás yerbas), a partir del sueldo de agosto (que lo pagan en los primeros días de septiembre) no te van a retener más Impuesto a las Ganancias.
  2. Si de enero a agosto de 2013 normalmente te pasás de los $15.000, te van a seguir reteniendo ganancias, pero un 20% menos, y si trabajás en la Patagonia, un 30% menos.
  3. Estas medidas no afectan a monotributistas ni responsables inscriptos (se está estudiando darles también algún beneficio).
  4. Si tenés una sociedad (SA o SRL), además de pagar el 35% de impuesto a las ganancias, vas a pagar un 10% más sobre el dinero que repartas entre los socios (tiene que salir por ley).
  5. Con las mismas fechas anteriores, si cobrás hasta $15.000 o hasta $30.000 sumado todo el grupo familiar, te van a pagar por tus hijos. (asignaciones familiares), y antes era hasta $8.400.

Si te interesó alguno de los puntos anteriores, paso a desarrollarlos un  poco más en profundidad:

  1. Si percibiste en los últimos ocho meses (de enero a agosto) menos de $15.000, tanto por jubilación como por trabajo en relación de dependencia, antes de cualquier retención, no hay problema, no te sacan más Impuesto a las Ganancias, y si te pasaste de esos $15.000 porque cobraste el aguinaldo, este no se tiene en cuenta, lo mismo si circunstancialmente te liquidaron horas extras o alguna gratificación que no sea permanente  (quiere decir que de los ocho meses la hayas cobrado sólo hasta seis veces).
  2. Si de enero a agosto de 2013 te pasás de los $15.000 y no llegás a los $25.000, aumentan las deducciones personales del Impuesto a las Ganancias un 20%, por lo tanto, te van a seguir reteniendo, pero menos, y si te pasás de los $25.000 no corre ningún beneficio y vas a seguir pagando como hasta ahora.
  3. Monotributistas y autónomos (personas físicas responsables inscriptas en IVA) no entran en estas modificaciones impositivas pero se está estudiando actualizar las tablas del monotributo.
  4. Desde un principio se esperaba que el Estado se fondeara con un impuesto a las rentas financieras para suplir la baja en la recaudación que implicarían los beneficios antes detallados, pero se optó por gravar las transferencias de acciones de empresas entre personas físicas (las sociedades comerciales ya estaban sujetas a impuesto) y crear un impuesto del 10% sobre los dividendos que repartan las sociedades entre sus socios.
  5. Aumentan las asignaciones familiares tanto para los empleados en relación de dependencia (hijo, casamiento, nacimiento etc.) como para los desocupados con planes subsidiados.

Conclusiones

Me aventuro a trasladarles mi punto de vista acerca de este decreto 1.242/2013 y de la resolución general de AFIP 3.525 que lo aclara un poco. A fin de quitarles ese olorcito a medida coyuntural o especulación  preeleccionaria, tendrían que haber implementado alguna forma de indexación o actualización automática de las deducciones personales del Impuesto a las Ganancias, ya sea por el coeficiente de variación salarial (CVS) o por el equivalente a cuatro salarios mínimos vital y móviles (que se modifica cada seis meses), puesto que, producto de la inflación, estos beneficios se neutralizarán hacia fin de año. Quizás por Ley el Gobierno se lo regule, eso esperamos.

Si bien como decía un profesor en la UNCuyo respecto de las normas impositivas, a mayor complejidad mayor equidad y viceversa, con este mecanismo, el desdichado que gane $15.001 va a pagar mucho más que aquel gane $14.999, es decir que al no ser progresivo sino escalonado, los conflictos laborales van a estar a la orden del día, ya que los empleados no querrán trabajar horas extras todos los meses o ser más productivos, porque ese sacrificio será absorbido por el Estado.

Con los monotributistas, la falta de actualización de los límites de facturación de las categorías, básicamente por efecto de la inflación, arroja a contribuyentes chicos a hacer pagos mensuales que son muchas veces imposibles de afrontar.

Sin embargo, fue un acierto no gravar la renta de plazos fijos de las personas físicas (las sociedades ya tributan), puesto que hay que seguir apuntando a bancarizar la economía para combatir la informalidad y el lavado.

Por último, el impuesto con el que se busca cubrir la baja de ingresos producto de estos beneficios a los asalariados, 10% sobre la distribución de utilidades de las sociedades, una vez que se envíe el proyecto de ley a Diputados (todo iniciativa de nuevos impuestos debe surgir de esa Cámara) va a ser atacado alegando la doble imposición. Aclaremos que dichas utilidades ya tributaron el 35% en las sociedades de origen, por lo que deduzco que el trámite de aprobación no va a ser breve. Lo que sí es breve es la especulación de las empresas que ya están adelantando la distribución de utilidades antes de que estén gravadas.

Opiniones (2)
19 de abril de 2018 | 22:46
3
ERROR
19 de abril de 2018 | 22:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Son como la gata flora .................... , bueno voten a COBOS, asi en ves de pagar impuesto a las GANACIAS PAGAMOS IMPUESTO A LAS PERDIDAS.
    2
  2. Lo mejor que puede pasar, es que hasta el sueldo más bajo (el mínimo vital y movil) pague impuesto a las ganancias, así muchos lo pensarían dos veces antes de ponerse contentos por todas esas cosas "gratis" que tenemos. (futbol, aerolineas de bandera, mega-recitales partidarios, funcionarios millonarios, viajes de comitivas gigantescas etc. etc. etc.). Sería mucho más justo eso, que el regresivo I.V.A., que para el que se gasta todo en comida, es absolutamente desproporcionado. (21% del total de sus ingresos). Claro, dificil que el chancho chifle, no hay que andar por ahí avivando a la gilada.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec