opinión

De la invisibilidad y vulnerabilidad a la restitución de derechos

Acerca del Primer Foro sobre Problemáticas de Personas en Situación de Calle, realizado en Mendoza.

De la invisibilidad y vulnerabilidad a la restitución de derechos

Por Guillermo Elizalde*

Durante la semana pasada realizamos junto a Organizaciones Sociales y ciudadanos, el 1° Foro sobre Problemáticas de Personas en Situación de Calle al que denominamos “De la invisibilidad y vulnerabilidad a la restitución de derechos”. Fue un encuentro que de alguna manera representó una síntesis entre lo que hemos construido entre Estado-organizaciones y las personas que hoy se encuentran en estado de calle.

Vale aclarar que de ningún modo, fue este encuentro la primera experiencia de trabajo  articulado entre el Estado y Organizaciones. Por el contrario, desde el inicio de nuestra gestión, nos propusimos estimular el trabajo en red y la construcción colectiva. Estrategia que para nosotros es la única forma de lograr una institucionalidad legítima y consensuada. El trabajo asociado nos confirma que es necesario romper el sentido unidireccional de las políticas y poner en valor lo territorial-local como un espacio privilegiado de participación.

Si bien el foro sirvió para revisar el camino recorrido, también fue instancia para celebrar avances, valorar esfuerzos  y recrear ideas. Pero fundamentalmente, permitió proponernos nuevos desafíos para luchar contra las desigualdades y resolver los problemas que la sociedad nos reclama a diario. En este contexto, las palabras de Paulo Freire cobran un sentido singular: “La reflexión sin acción, se reduce al verbalismo estéril y la acción sin reflexión es activismo. La palabra verdadera es la praxis, porque los hombres deben actuar en el mundo para humanizarlo, transformarlo y liberarlo.”

Recuerdo durante los primeros encuentros que las demandas más recurrentes, apuntaban a la generación de propuestas concretas que resolvieran de forma permanente las necesidades de las personas. Propuestas que partieran desde sus significaciones, sus trayectorias y sus deseos.

Fuimos aprendiendo en el proceso. Nuestra decisión fue avanzar hacia una propuesta de abordaje integral que contemplara los perfiles de cada persona, comprometiendo a distintas áreas de gobierno para trabajar coordinadamente y atender las necesidades específicas. También, nos dimos el tiempo de pensar, junto a distintos actores, nuevas líneas de acción.  

De este modo, y en la marco de las políticas sociales propuestas por el Gobernador, se decidió abrir el primer albergue para personas en situación de calle que funciona en el Oratorio Ceferino Namuncurá ubicado en Las Heras. Así desde su apertura en 2012, unas 60 personas por día, duermen y comparten allí un plato de comida. Pero además de esto, se conformó un equipo interdisciplinario compuesto por 3 trabajadoras sociales, 1 psicólogo, 1 socióloga y 2 operadores de calle. Entre otros datos, se destaca que casi el 70% de las personas que llegan al Albergue son derivadas por Organizaciones, hecho que ratifica nuestro modelo de gestión asociada.

Vivir en situación de calle, es algo muy complejo y hay en cada una de esas personas historia, opciones individuales, como también causas de origen social vinculadas a la pobreza, el abandono, o las adicciones. El desafío fue y es, dar marco o contexto legal para poder brindar algo más que una cama y un lugar caliente para pasar una noche, respetando siempre las opciones de cada individuo, acompañando la posibilidad de construir un proyecto de vida, de volver a recuperar lazos familiares, la estima y la confianza en un estado y una sociedad civil que asume responsabilidades y provee respuestas.

Somos conscientes que también es nuestro deber concientizar e informar, para que toda la sociedad reconozca a las personas en situación de calle como sujetos de derechos y no como meros destinatarios de políticas sociales. Si algo aprendimos en este trayecto, es que la “situación de calle” siempre es producto de la vulneración de derechos.

A esto se refiere nuestra presidenta cuando afirma que “tenemos el deber de afianzar en la gente la restitución de sus derechos, la patria es el otro, es el que todavía no ha podido conseguir trabajo, (...) la patria es el que todavía trabaja y lucha para tener su casa propia; la patria es el joven que no estudia porque tiene que trabajar para ayudar en su hogar; el otro es el que sufre adicciones…”. El otro no existe para negarme, sino para completarme.

Estoy convencido que estas iniciativas promueven políticas de Estado muy distintas a las que durante la década de los 90 se encargaron de profundizar la pobreza estructural.

Construir herramientas concretas que mejoren la calidad de vida de las personas en situación de calle,  nos desafía a trabajar frente a una multiplicidad de temas donde el consenso no siempre es el factor común. Ejemplo de ello, fue el pedido que efectuamos a la justicia para trasladar a una persona, cuya salud estaba en riesgo por las bajas temperaturas invernales, hacia un centro de salud. El hecho abrió un debate, aún pendiente, sobre la autodeterminación de las personas y la responsabilidad que tiene el Estado de garantizar, ante todo, la vida.  

Vemos la necesidad de avanzar en la institucionalidad de nuevas políticas a través de una ley que esté consensuada por todos los sectores y que permita establecer acciones concretas de cómo actuar frente a esta problemática.

Quiero reconocer el enorme trabajo que realizan las Organizaciones Sociales militando cada día las causas de aquellos que más sufren la exclusión y también agradecer a las personas que participaron del foro y que hoy les toca desarrollar estrategias de vida en calle, por mostrarnos el camino para encontrar nuevas formas de abordaje.

Es mucho lo que queda por recorrer para garantizar los derechos de las personas en situación de calle, pero sin duda, hemos dado un gran paso en la visibilización de la problemática y en el proceso por zanjar las grandes desigualdades que durante mucho tiempo nuestra sociedad ocultó.

*Ministro de Desarrollo Social y Derechos Humanos de la Provincia

Opiniones (0)
20 de abril de 2018 | 21:15
1
ERROR
20 de abril de 2018 | 21:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec