opinión

El poder del voto en la Provincia de Buenos Aires

Análisis de la "madre de todas las batallas”, que se desarrolla en la provincia más poblada.

El poder del voto en la Provincia de Buenos Aires

Encuestas, asesores en marketing político, referentes de opinión, todos buscan entender el rumbo de los pensamientos y las intenciones de los argentinos. Quizás sea, lamentablemente, el único momento de claridad en el que los políticos recuerdan que su poder es frágil y que dependen del voto popular.

La mayor contienda se presenta en la provincia de Buenos Aires; la llamada “madre de todas las batallas”. Según encuestas recientes, y sin ningún lugar a dudas, Sergio Massa encabeza la propuesta electoral pero, aún siendo el más mimado por los medios de comunicación, van apareciendo señales de alarma en su frente y no parece mostrar demasiada determinación en sus convicciones, lo que termina por traducirse en desconfianza por parte del electorado. Prueba de esto es que ha tenido que comprometerse a la firma de un documento público estableciendo una postura firme contra cualquier intento re-reeleccionista de Cristina Fernández de Kirchner, para luego tener que soportar una parodia en el programa “Periodismo para todos” que conduce Jorge Lanata, en el que se lo representaba como un personaje de doble discurso.  Una situación que sin dudas puede traerle más de un dolor de cabeza.

Francisco De Narváez pasó de ser el candidato ungido por la gente para ponerle un límite a “Ella”, a entrar en un abismo de contradicciones que lo ha dejado mal parado. Su apuesta a la polarización de la elección quedó truncada por la candidatura del intendente de Tigre y parece no recuperarse. Dejando de lado su habitual tono tranquilo y mimetizándose con su actual aliado electoral Hugo Moyano, con quien ha trabajado en la conformación de sus listas, De Narváez ha realizado duras declaraciones contra los empresarios de supermercados tildándolos de “cagones”. Para colmo de males, se le viene señalando hace un tiempo como aliado oculto de Daniel Scioli (o por lo menos así lo ha sugerido recientemente el Momo Venegas, otro de los contendientes en declaraciones radiales). Esto no lo beneficia a De Narváez en su objetivo de mostrarse como opositor al Gobierno Nacional; ya que el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires ha tenido que poner su mejor cara de" cristinista" y demostrarle fidelidad al modelo, luego de haber sido maltratado reiteradamente por la presidenta durante los últimos tiempos.

Insaurralde tiene un problema muy serio: no lo conoce nadie. La Presidenta trata de llevarlo a todos lados de la mano, como a un niño al que lo presentan en sociedad, pero todos saben que es muy complicado instalar a un candidato con un nivel tan bajo de conocimiento popular y en tan poco tiempo. De todas formas el kirchnerismo siempre tiene una base de votos interesante en la provincia de Buenos Aires y apuesta a ampliarla aunque también, a decir verdad, aparecen muchos amigos arrepentidos repartidos en las principales listas y llegado el caso, pueden llegar a conseguir de algún ex aliado algún guiño a la “Cristina eterna”.

Eduardo Amadeo apuesta a una campaña antikirchnerista; su lanzamiento se realizó bajo la consigna “Un millón de votos para frenar a Cristina”. En alianza con los hermanos Rodríguez Saá y con Emilio Groezinger, un joven abogado y dirigente del partido “Es Posible” como compañero de fórmula, tratará de seducir al electorado que está enojado con el gobierno y que no confía en las otras listas al estar integradas por dirigentes que han sido afines al Frente para la Victoria durante estos últimos diez años. Amadeo ha sido siempre un firme opositor a los proyectos del kirchnerismo en el Congreso y eso es lo que buscará resaltar en estas elecciones. “En mi lista no hay ningún K” , ha dicho reiteradas veces.

Margarita Stolbizer por su parte, tratará de representar al voto antiperonista, teniendo en cuenta que hay un sector amplio de la sociedad que responsabiliza a este signo político de la decadencia de la provincia durante las últimas décadas. Si bien el peronismo, según las encuestas, se quedaría con un amplio porcentaje de votos (alrededor del 75 por ciento), los números del Frente Progresista Cívico y Social son, cuando menos, interesantes.

Así comienza la carrera electoral en la provincia de mayor peso político y que aún espera soluciones inmediatas a cuestiones básicas que no han sabido resolverse. Es un momento clave en el que cada ciudadano tiene en sus manos la posibilidad de elegir un futuro, porque es en las urnas cuando la voz de la gente se puede oír fuerte y clara. Aquellos que nunca escuchan, deberán empezar a tener las orejas bien paradas.

Opiniones (1)
25 de febrero de 2018 | 05:34
2
ERROR
25 de febrero de 2018 | 05:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Uno de los mayores problemas que tiene Sergio Massa es que, aún siendo el "líder" de la provincia, le saca sólo 10 puntos de ventaja a un Martín Insaurralde "desconocido por la mayoría de la gente". Igual, esa supuesta debilidad del kirchnerista puede ser aprovechada a su favor: de la misma manera que el electorado no le conoce virtudes tampoco le conoce defectos.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve