opinión

¿Surtirá efecto boicotear el consumo de pan?

Muy fácil resulta, ante el desconocimiento de las causas, culpar a los industriales panaderos.

¿Surtirá efecto boicotear el consumo de pan?

Todo aumento de precios de alimentos de primera necesidad resulta indignante en una realidad de economía inflacionaria donde los salarios van detrás de los precios.

Ante los aumentos en el precio del pan han surgido manifestaciones tendientes a la disminución o al no consumo de tan importante alimento diario, sobre todo en las clases menos pudientes.

Hasta he recibido con asombro difusión de noticias que aducen la promoción del gobierno nacional a elaborar pan en casa.

La verdad, espero que esos dichos no sean reales, de lo contrario el rumbo nos lleva a un callejón sin salida.

Muy fácil resulta, ante el desconocimiento de las causas, culpar a los industriales panaderos y alentar un boicot en su contra. Nada más equivocado. Esta realidad responde a causas que se vienen gestando desde hace algunos años y, como siempre, nos damos cuenta cuando la soga nos llega al cuello.

Un simple análisis para que se entienda:

En nuestro país desde hace algunos años se produjo un remplazo en importantes superficies del cultivo de trigo por el de soja.

La producción de trigo disminuyó considerablemente.

El trigo es la materia prima principal de la harina.

La harina es la materia principal para la elaboración de pan.

La producción de harina no alcanza a abastecer la demanda del país.

El precio de la harina, por lo tanto, aumentó considerablemente.

Y como consecuencia... no podemos esperar otra cosa que un considerable aumento del precio del pan.

Si pretendemos dejar de consumir pan no lograremos los objetivos, sólo se conseguirá que los pequeños panaderos tengan que cerrar sus puertas, el precio no bajará y seguirá siendo insuficiente la oferta de harina.

Ahora, me pregunto: ¿nadie se dio cuenta de que esto iba a ocurrir? Desde hace algunos meses ya las amas de casa advertimos la falta de harina común en los supermercados, o la inexistencia en algunos casos.

Alguien por ahí me respondió que la culpa es del ex vicepresidente Julio Cobos, cuando con su voto “no positivo” no permitió el aumento de las retenciones a las exportaciones de soja, como si en aquel escenario se hubiera podido desalentar el cultivo de soja. En esos momentos el precio de la soja valía oro, y el dólar hasta entonces el único existente oficial, no se encontraba tan subvaluado, nadie hubiera dejado de plantar soja aún ante el aumento de las retenciones.

Además, tenemos que darnos cuenta, y le hablo ahora a quienes diseñan los planes económicos, que los gobiernos deben dirigir la economía no con políticas de castigo a lo que quieren desalentar, sino con políticas de incentivo a lo que pretenden impulsar. Algo tan sencillo como conocer el comportamiento de la población en general y encauzar las expectativas hacia el rumbo planeado; pero claro, esto si existe un plan. ¿Lo hubo? ¿Lo hay?

Me resulta indignante escuchar incitar a la gente que elabore pan en casa; claro, sacan cuentas de los elementos que son necesarios (si se consigue harina, ojo) y pareciera que resulta mucho más económico. ¡Nada más lejos de la realidad! Porque no tienen en cuenta el costo del gas. ¿Saben cuántas familias ahora en invierno dependen de conseguir la famosa garrafa social? El costo del pan adquirido en una panadería sin dudas lo digo es más barato que elaborarlo en casa, porque las panaderías aprovechan lo que en economía se denomina “economías de escala”, esto significa que a mayor producción los costos fijos se achican, y llevándolo a lo que hablábamos, con un poco más de consumo de gas cocinan grandes cantidades.

La verdad, no salgo del asombro, Argentina, ¡país triguero por excelencia! ¿Por qué llegamos a esto?

Este tema refiere al aumento del precio del pan, pero no olvidemos qué está pasando con la carne, la leche, el aceite… increíble, ¿no?

Opiniones (1)
23 de abril de 2018 | 03:35
2
ERROR
23 de abril de 2018 | 03:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MUY BUENA LA NOTA. PODRIA AGREGAR ALGO MAS... LA ESCASEZ DEL TRIGO SE DEBE TAMBIEN A Q EL GOBIERNO LE DEBE A LOS MOLINOS MUCHISIMO DINERO DE LOS SUBSIDIOS. ESTE AÑO LOS MOLINOS COMPRARON GRAN PARTE DE LAS SEMILLAS Q HABIAN EN EL MERCADO PARA Q NO SE SEMBRARA...HASTA Q NO SALGAN LOS PAGOS Q ADEUDAN... NO LIBERAN LAS SEMILLAS.. OSEA.. EL PROBLEMA VA PARA LARGO...
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec