opinión

¿Juego: irresponsabilidad del Estado o conflicto de intereses?

Consideraciones sobre un ámbito que genera adicciones y problemas sociales y económicos.

¿Juego: irresponsabilidad del Estado o conflicto de intereses?

La actividad del juego en Mendoza, que tuvo como origen el entretenimiento y/o diversión, atracción turística y generación de recursos para el Estado, se ha convertido, lamentablemente, en un ámbito de generación de adicciones engendrando problemas sociales y económicos.

Entre esas adicciones, la ludopatía es un trastorno que consiste en la presencia de episodios frecuentes y reiterativos de juego, que dominan la vida de la persona en detrimento de sus obligaciones y de sus valores sociales, ocupacionales, económicos y familiares, que si bien requiere características psicológicas previas, también intervienen causales externas que favorecen su desarrollo.

Dentro de estas causales externas, evidentemente una de las de mayor incidencia es la presencia de salas cada vez más atrayentes de juego de todo tipo en toda la geografía de Mendoza, aun en lugares en donde el turismo como razón de su presencia es casi nulo o inexistente, siendo ámbitos de residencia permanente y de trabajo.

El jugador compulsivo es aquella persona que no tiene capacidad de resistir el impulso a apostar, se convierte en una necesidad y la tensión sólo puede aliviarse apostando cada vez más.

Las principales características de un ludópata son:

  • Preocupación excesiva por el juego.
  • Necesidad de jugar cantidades crecientes de dinero.
  • Pérdidas de control sobre su conducta de juego.
  • Síntomas de abstinencia al no poder jugar.
  • Intentar recuperar siempre su perdida.
  • Pérdida de las relaciones afectivas.
  • Actos ilegales para conseguir más dinero.

La promulgación de la Ley Provincial Nº6.362 del año 1996, creó el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJYC), cuyo objetivo principal es la administración trabajo, explotación y fiscalización de la Lotería de Mendoza y de la totalidad de los juegos oficiales, tantos propios como foráneos, que actualmente se comercializan en la Provincia de Mendoza. El Instituto también ejerce su autoridad sobre todos los juegos de banca realizados en cualquier clase de aparatos, máquinas y/o útiles que actualmente funcionan en la provincia.

La pregunta a formularse es: ¿el Estado mendocino está cumpliendo con su obligación constitucional indelegable de cuidar la salud de su población frente a esta enfermedad?

La respuesta a dicho interrogante es un lamentable y rotundo ¡NO!

Existen como mínimo 75.000 mendocinos que ya son ludópatas (3 a 4 por ciento de la población), pero lo más grave es que si no se hace prevención ni tampoco se detecta precozmente la predisposición a esta adicción, esa cifra crece día a día en forma alarmante.

Es lo que sucede hoy en Mendoza.

El único programa en “ejecución” llamado de Juego Responsable depende y funciona en el mismo organismo que debe, entre otros objetivos, maximizar su recaudación que es el Instituto Provincial de Juegos y Casinos y solo interviene cuando la persona ya sufre la adicción y pide ayuda (es decir actúa por demanda), no desarrollándose ni la prevención ni la detección temprana.

Surge entonces como cuestionamiento inmediato, por qué el Estado no lo hace teniendo áreas específicas creadas por Ley como es el Programa Provincial de Adicciones con personal especializado en la materia. Más curioso resulta aun siendo esta una enfermedad de adicción de conducta que se desarrolla en un tiempo y espacio totalmente delimitado y controlado (salas de juego) y no como es el caso de otras conductas obsesivas-compulsivas (sexo, alimentación, compras, etc.).

Es allí donde surge la especulación, que a mi entender es certeza, de conflicto de intereses.

Solo cito unos pocos ejemplos en donde el Gobierno del Estado mendocino se “distrae” o actúa irresponsablemente.

· Publicidad: ¿Puede permitir el Instituto que se promocione y/o fomente el juego a través de captación de “clientes” poniendo a su disposición el traslado sin costo alguno hasta la sala de juego? ¿O proponer canjear el valor del boleto del colectivo o remís o taxi que abonó el individuo para llegar hasta el casino por fichas de juego?

Evidentemente aquí se está actuando sobre la población más vulnerable no solo en el aspecto económico sino sobre aquellas personas que, como define la Organización Mundial de la Salud, tienen algún tipo de predisposición a la adicción.

Ejemplos de publicidades responsables son en el caso del tabaco no solo con la leyenda e imágenes que su consumo es perjudicial para la salud sino también la prohibición de auspicios de actividades deportivas. En este caso se puede esgrimir que la substancia por más pequeño que sea su consumo es afecta igualmente al individuo.

Pero vamos a un ejemplo más cercano: el vino, pronto a declararse bebida nacional. Obligatoriamente debe cualquier publicidad, contener la frase que debe consumirse con moderación para que no influya negativamente en la salud de quien la bebe.

· Auspicios: ¿Puede el Instituto auspiciar discrecionalmente actividades que pueden incentivar el juego? ¿Todas las actividades que auspicia poco claramente el Instituto cumplen con lo que determina el Articulo 14 de la Ley Nº6.362 “…se podrá financiar obras y o programas con fines sociales…”.

A diario vemos auspicios que con solo la discrecionalidad del directorio del Instituto o del señor Gobernador no se condicen con lo expresado en la norma citada y mucho menos aun teniendo en cuenta a quien se dirige el mensaje del juego.

· Horarios de funcionamiento: invito a quien no concurre o lo hace en horario nocturno, a visitar una de estas salas de juego a las 10.30 hs. Allí se encontrara en un ambiente en penumbras con solo luces de diversos colores y tonalidades de máquinas y mesas de juego y por supuesto ciudadanos concentrados en su actividad lúdica. Esto por supuesto responde a la intención que el “cliente” pierda la noción del tiempo, acompañado; por supuesto con la inexistencia en ninguna sala de reloj. La experiencia para quienes no frecuentan estos ámbitos es angustiante.

No hemos podido desde los ámbitos institucionales limitar las horas de funcionamiento. Actualmente funcionan 16 horas continuadas, abriendo sus puertas a las 10 hs. la mayoría de los días con excepción del día domingo que la apertura es a las 14 hs. pero el cierre se extiende hasta las 6 hs.

· Ingreso de fondos al Estado: según el presupuesto vigente en su artículo 29 estipula que el Instituto debe transferir a la administración central $138.000.000 que luego se distribuyen en distintas áreas y en su artículo 112 estipula que nunca dicha transferencia debe ser menor al 35% del ingreso bruto deducido gastos.

Los fondos que el estado mendocino recibe por tal fenomenal negocio que resulta el juego (más allá de desastrosas últimas administraciones) en Mendoza es tan exiguo que solo menciono que para sostener 27 programas de salud ingresarían este año $52.000.000 en un presupuesto del área que va superar los 3.915 millones de pesos (Ministerio 2.535 millones y OSEP 1.380 millones.)

O si se quiere más comparaciones irrisorias, el presupuesto provincial ejercicio 2013 asciende a 25.600 millones de pesos y por el Instituto ingresan 138, es decir significa el 0,54%.

· Responsabilidad Social Empresaria: con orgullo festejamos que Mendoza es una de las primeras Provincias del país en haber dictado una ley de estas características.

La contradicción es tan manifiesta que parece inverosímil de como el estado relata y la verdad de los hechos va por otro camino totalmente divergente, ¿Será esto el mendocinismo a que hace referencia el Sr. Gobernador?

Se sancionó una ley para que las salas de juego cobraran una entrada mínima, que en su momento se acordó de solo $2,00, y que lo recaudado por este concepto ayudara a la construcción de las salitas para alumnos de 4 años. Cuál fue el resultado: todo un directorio del Instituto Provincial de Juegos y Casinos, imputado por malversación de fondos y las compañías privadas recurriendo a la justicia para no cumplir, ya no con la letra de la ley, sino con el espíritu por lo cual fue sancionada la misma.

Como conclusión: si a las empresas privadas, cumplir con las exigencias que un Estado mendocino activo en la materia como el que necesitamos, se les hace no rentable la actividad que redimensionen o revean su negocio. En otras palabras: "que se dediquen a otra cosa” como se les dice a los débiles productores primarios desde el mismo Estado por intermedio del Ministerio de Agroindustria.

Es por estas resumidas razones que propongo la creación de una comisión en donde estén representados el Poder Legislativo, el Ejecutivo (Hacienda, Salud y Gobierno), el Instituto Provincial de Juegos y Casinos y los trabajadores del mismo para que en 60 días recomiende pautas acordadas y generales para la elaboración de una ley contra la ludopatía.

Opiniones (2)
22 de abril de 2018 | 08:23
3
ERROR
22 de abril de 2018 | 08:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Este Senador es un picaro, quiere negociar con este tema con el actual Presidente del Instituto de juegos y casinos otro politico de cuarta, porque no te ocupaste Camerucci de Nidia Martini cuando te pusieron en conocimiento de todo lo que hacia.- Sos una mentira
    2
  2. No comparto con el señor Senador la simpatía política, pero es destacable la descarnada descripción que hace de este flagelo que hoy azota a nuestra Sociedad. Es muy importante que un hombre público se ponga sobre los hombros una cruzada contra uno de los demonios a los que pocos se animan a enfrentar. El negocio del Juego es de por sí una actividad que se ha despegado de la primigenia idea de la diversión y el entretenimiento para convertirse en una forma de perversión a ojos vista. Señor Senador, lo felicito por su valentía y por su interés en poner negro sobre blanco en esta calamidad, sin olvidarse también de la "cara privada" que también tiene esta verdadera endemia social. De todos modos, es el Estado el máximo responsable ya que es Juez y Parte en este tema y debe ser quien marque la pauta par terminar con esta situación de indignidad.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec