opinión

Una década relatada

Todo se montó a partir de un populismo que privilegió el consumo sobre el ahorro y la inversión.

Una década relatada

Llegamos al final de una década con el país enfrentado entre un relato oficial y una realidad que lo contradice, el famoso “relato” que intenta instalar la idea de la “década ganada”.

Lo cierto es que, después de la explosión del sistema menemista y sus terribles consecuencias, llegó un período donde la megadevaluación producida por la salida de la convertibilidad nos llevó a un punto donde todos los indicadores sociales llegaron a un piso histórico. Fue en ese tiempo cuando apareció el matrimonio Kirchner en el poder.

Ese fue el mejor momento de sus gobiernos, la situación económica no podía estar peor y el contexto internacional nos dio el empujón necesario, la tonelada de soja que costaba alrededor de 130 dólares en 2002 pasó a valer más de 400 en 2005 y hoy supera los 500, es el famoso “viento de cola” que permitió el crecimiento de la economía.

Mejoraron todos los indicadores, económicos y sociales, se utilizó el capital ocioso, se creó empleo y se bajó el nivel de pobreza e indigencia. Esto fue acompañado por la instalación de una Corte Suprema independiente y la reinstauración de la política de derechos humanos comenzada por Raúl Alfonsín. En ese momento, muchos creímos que al fin habíamos encontrado el camino.

Sin embargo, todo se montó sobre la base de un populismo que en lo económico privilegió el consumo sobre el ahorro y la inversión, en lo social se eternizaron los subsidios y la asistencia, en lugar de generar mejores empleos y creando un gigantesco aparato clientelista.

Llegamos al final de ciclo, en un país donde las rutas y el sistema de transporte se cobran cada vez más víctimas, que pasó de autoabastecerse en energía a importar combustibles, que se aisló internacionalmente, no se invirtió prácticamente nada en infraestructura y mantiene un sistema fiscal regresivo que incluye impuestos al consumo y al trabajo pero no a la renta financiera.

La intervención del Indec sirvió para alimentar el “relato” y ocultar los índices de inflación, de esta manera también pudieron mentir acerca de los retrocesos en materia de pobreza y de ingresos.

Esta situación se agrava con el avance sobre las instituciones, la república y el sistema político. El intento por controlar la Justicia a través de la reforma del Consejo de la Magistratura pone en serio riesgo la división de poderes, el Congreso funciona como una escribanía que no permite ningún tipo de discusión ni de consensos.

También se intenta limitar la libertad de expresión a cualquier costa, libertad que afecta la credibilidad de su discurso.

A esto habría que sumarles las “picardías” supuestamente inocentes pero que afectan al sistema político, las candidaturas testimoniales, la limitación de las coaliciones, la negativa a implementar la “boleta única”, los intentos re-reeleccionistas y las operaciones desde los medios oficiales contra los opositores son una muestra del poco respeto que muestran hacia la democracia.

Respeto que tampoco muestran hacia valores como la honestidad y la legalidad, en su “vamos por todo” incluyen el dinero de todos, casos de corrupción tan groseros que hoy la plata se pesa en vez de contarse. Y la corrupción no sólo implica robar, recordemos la frase de las víctimas de Once: la corrupción mata.

Llegamos al final de una década de kirchnerismo, un cuarto de siglo de gobiernos peronistas, y las preguntas son simples: ¿Usted cree que hoy hay menos villas? ¿Más viviendas? ¿Menos inseguridad? ¿Mejor educación? ¿Mejores hospitales? ¿Mejores rutas? ¿Menos corrupción? ¿Mejores servicios? Lo puede responder usted o lo puede responder el “relato”…

Opiniones (9)
24 de febrero de 2018 | 13:25
10
ERROR
24 de febrero de 2018 | 13:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Reproduzco aquí mi opinión sobre esta década y gobiernos anteriores: Ojalá que el próximo gobierno retome la posta de este proyecto. Personalmente, he podido pasar sin morir en el intento por gobiernos democráticos que no acertaron con la economía, a pesar de sus buenas intenciones, como el de Alfonsín, era imposible llegar a fin de mes, pero gracias a Dios mi familia y yo siempre nos adaptamos a lo que teníamos., otros que no tenían idea de qué hacer, como el de De la Rúa. Tuvimos una pequeña y engañosa primavera en que pudimos ahorrar con Menem, pero duró poco, porque era un proyecto para pocos. No la pasé mal porque mi marido y yo tenemos una profesión y siempre tenemos trabajo, pero no fue buen gobierno para la mayoría, era una vergüenza la desocupación y la destrucción de la industria. Perdimos esos ahorros con De la Rúa, pero nunca salí a cacerolear, porque entendí que nuestros ahorros en dólares eran el precio del hambre de muchos de nuestros hermanos. Cuando asumió Kirchner, no lo había votado, no lo conocía, pero hizo lo que yo esperaba que un gobierno peronista hiciera: nos desendeudamos y empezó a promover el consumo desde abajo hasta poder reimpulsar la industria nacional. He podido ahorrar más que con Menem y hay más gente con trabajo, pago más impuesto y lo hago con gusto, porque veo que está yendo a las personas que lo necesitan hasta que puedan tener trabajos productivos. Si viene un gobierno que deshaga todos los logros sociales y económicos de este gobierno, no voy a estar muy mal, seguramente voy a seguir con mi trabajo, no creo que pueda ahorrar, eso sí, y no creo que nadie saque los impuestos a los ingresos, pero seguramente no va a seguir el desarrollo económico, y eso sí se va a sentir, y los que más lo van a sentir son los cuentapropistas (que hoy se quejan a pesar de que ganan mucho, porque tienen que pagar impuestos) En fin, yo y mi familia lo vamos a sobrellevar, tenemos cómo. Me apena el destino de los que todavía no han podido conseguir las cosas esenciales de que yo disfruto con mi trabajo, pero va a ser una buena lección para los egoístas que hoy ganan bien gracias a las buenas políticas de desarrollo, pero se quejan ´porque tienen que pagar impuestos que van a "los negros". En fin, Dios es justo.
    9
  2. Sr. Cornejo, Ud. critica el clientelismo? ¿el de quien? La AUH no produce clientelismo. Sí podrían producir clientelismo, debido al método y por lo que parece que he visto, ciertos planes o subsidios que manejan las municipalidades, cuando están manejados de esa forma, claro. O sea que en el barrio La Gloria y otros lugares similares no hay clientelismo con el partido gobernante del municipio? MIre Ud. y yo que tenía otra impresión, Gracias por sacarme de mi terrible error!!!
    8
  3. 100% de acuerdo con esta nota. Felicitaciones a Cornejo su gestión en G Cruz ha sido impecable!! Plazas, ciclovía, espacios verdes, biblioteca, repavimentacion, ampliacion de calles.... Un lujo vivir en G Cruz!
    7
  4. NANDOTE Si lees la nota vas a ver por qué Nestor visitó la muni de Godoy Cruz, lo importante es darse cuenta cuando lo que te venden son espejos de colores y el camino se tuerce y tener la valentía suficiente para reconocerlo y abrirte, sobre todo cuando gestionas y no te pasan ni un solo peso, que por derecho corresponde a los vecinos de Godoy Cruz; mediocridad de la dirigencia política la hay en la peronista : vamos todos a ver como cuando el k ismo se termine van a inventar otro ismo y mientras tanto siguen todos pegaditos!!!! eso si que es patetico!
    6
  5. ME ENCANTO LA NOTA!!! OPINO 100% IGUAL!!!!!!!!!!!!!!!!! y sobre todo es importante destacar que tu opinión es coherente con tus actos, la gestión de Godoy Cruz lo refleja!! GRACIAS. FELIZ DÍA DE LA PATRIA!
    5
  6. Ud. pregunta si hay más viviendas, menos villas, y eso es quizá la muestra más clara del relato. No acuerdo en nada con Perón, pero nadie podría negar la cantidad de gente que salió de lugares indignos para vivir en "barrios obreros", ¿Cuántos en esta década lograron tener casa propia? Es vergonzoso que después de 10 años de dádivas a los pobres, pero nada que los saque realmente de la miseria gastes minutos, y minutos, y minutos (con lo que éstos cuestan) de propaganda para procrear, e inaugurar 75 casas, o 100 casas, cuando hay un déficit de 4 millones de viviendas en el país. Yo me pregunto ¿Cuántas casa podrían construir con este dinero cuando escucho por CUARTA vez la propaganda en la radio en unos minutos? Esto habla del RELATO, e s más importante contar lo que (supuestamente) se hace que hacerlo. Si yo fuera presidente y tuviera tal déficit, calladito y en silencio empezaría a construir YA. Y avisaría después del primer millón entregadas. Los especialistas en comunicación tendrán para años de estudio sobre doble discurso, discursos de doble nivel, coherencia entre lo gestual y la palabra, etc. sólo escuchando EL RELATO.
    4
  7. Cornejo: Ud. es un caso raro. Es el político con más poder dentro de la UCR, pero lo quieren tanto los de derecha como los de izquierda, gente que le reconoce su gestión como"progresista" en temas de cultura y derecho humanos y vecinos que le agradecen la obra pública, intelectuales que están con el kirchnerismo y ciudadanos que no están con el gobierno.
    3
  8. Lo felicito Cornejo,ha hecho una muy buena síntesis. Al kirchnerismo lo ganaron sus propias taras: revolución inconclusa de la que nunca participaron, latinoamericanismo berreta, necesidad fisiológica de traicionar ideales, sectarismo patológico, concepción futbolera de la representatividad política (goles son amores; se juega para ganar; el que gana gobierna y el que pierde es un inútil; etc.) y, finalmente, un amor incondicional, apasionado, inconmensurable, místico, alocado, adolescente, sádomasoquista, casi religioso por el dinero.
    2
  9. a quien llevaba en la lista de presidennte la primera vez q fue intendente este hombre?, ups me olvidaba el ultimo lugar q nestor visitó en mza fue la muni de godoy cruz, cornejo falso billete de tres pesos
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve