opinión

El momento de las hipocresías

El gobernador quemó las naves el 1º de mayo. Se sinceró con sus pares, pero también transparentó un cierre de ciclo, pero no el final de la historia.

Cosecha propia

"Es parte de esta hipocresía negarle la posibilidad de que Mendoza de un salto de calidad institucional porque se plantee que exista una única reelección para todos. Hay quienes se oponen a ese debate y están en sus sillones y en esta sala desde hace décadas. Hay quienes se oponen a ese debate y gobiernan departamentos por mas de dos periodos" (gobernador Francisco Pérez en el discurso ante la Asamblea Legislativa del 1º de mayo).

Para Paco Pérez el discurso del miércoles 1 fue una válvula de escape. Una declaración de encolumnamiento al modelo nacional que incluye la forma de avanzar con sus planes políticos con determinación aún yendo contra las formas bien mendocinas de no hacer olas y priorizar las apariencias antes que nada.

Para el gobernador el asunto de la reforma constitucional mendocina va camino a transformarse en un icerberg en medio de una soledad que es la indiferencia (disimulada o manifiesta) de todos sus pares propios y extraños.

La falta de alternativas y acciones para mostrar parecen como una justificación de la tozudez oficial de insistir con la idea reformadora. Esto lo expresan, por supuesto, los mismos peronistas en los ámbitos propios de manera reservada, pero jamás lo afirmarán en público porque "se trata de la estrategia del Paco".

Está claro que es caro saltar el cerco de la hipocresía que denunció oficialmente el mandatario en su discurso del 1º de mayo frente a los legisladores y buena parte de la dirigencia política, judicial y eclesiástica. Pero así como sonó de fuerte el mensaje con sinceridad de Pérez en el recinto (yo estuve allí), para sus destinatarios –unos más que otros- sonó hueco. O sea, dejaron que el mensaje rebotara en las paredes legislativas y ser extraviara en el Salón de los pasos perdidos.

La descripción apunta a entender que si algo sabemos los mendocinos es mirar a otro lado cuando escuchamos algo que no nos gusta. Después de todo qué son los legisladores, sino los representantes del pueblo.

En cambio, por detrás, comenzaron los movimientos como consecuencia de estos tiempos kirchneristas en las puertas de las elecciones legislativas. Todos han interpretado que el mensaje beligerante de Paco es un correlato de la reforma judicial la última gesta K nacional.

Recalculando el GPS peronista

Es notable como los peronistas, en particular, comenzaron a hacer sus movimientos de preservación. Con la definición de las listas de candidatos quienes conocen el paño aseguran que ganaron esta partida el ciurquismo (más que la misma Corriente Peronista que lidera el vicegobernador).

Ciurca con sus gestos y su dinámica terminó imponiendo su criterio incluso por encima del mismo gobernador, que no encontró eco en sus pedidos, relatan los testigos.

También señalan que los hermanos Emir y Omar Félix lograron avanzar en sus proyectos de expansión interna y trasponer los límites del Sur mendocino. O sea, los Félix le sacaron provecho a la UTE (Unión Transitoria Electoral) que formaron con los azules y que se armó, en principio, para detener el avance de Ciurca y de la Corriente en el los departamentos.

Otros más conservadores, más tiempistas, como los hermanos azules de Maipú, Adolfo y Alejandro Bermejo decidieron parar la pelota y ordenaron sus fichas para fortalecerse en el territorio propio. Concretamente hicieron volver a Maipú a la actual presidenta provisional del Senado Miriam Gallardo.

La dama srechazó un ofrecimiento del mismo Ciurca de ser candidata a diputada nacional en segundo termino detrás de Alejandro Abraham. Gallardo respondió a los mandos naturales y será candidata a concejal en su departamento con vistas quedarse con la comuna por si el actual intendente Alejandro Bermejo piensa en algún cargo provincial o nacional y de paso no descuida el plan de su hermano de ser candidato a gobernador.

Es decir, todos, avanzando o retrocediendo, entienden que van camino al final de un ciclo del kirchnerismo y no piensan en otra cosa que sobrevivir a una presunta tormenta que pueda desatarse si el gobierno nacional no da señales de cambio en su política económica.

El principal caldo de cultivo para que crezca el mal humor social es la política económica, todos los cepos y la inflación. Tanto que ahora el público televidente le da importancia a las denuncias de corrupción de Lanata y que en otros momentos de bonanza hicieron otros, pero que fueron ignorados por el grueso de la población.

La dirigencia mendocina peronista ya no defenderá con tanto énfasis la reforma judicial que impulsa Cristina, y lo mismo hará con la reforma constitucional de Paco. Nadie lo dirá pero lo mejor es mirar para otro lado.

El humor social manda y ni la reforma judicial (que terminará rechazada en la Corte Nacional, aseguran los mismos oficialistas), ni la reforma constitucional mendocina tienen signos vitales para los calculistas oficiales cada vez más peronistas y cada vez menos kirchneristas.

Las estimaciones peronistas van más allá y alcanzan a la idea de Paco de avanzar con la reforma constitucional a través de la vía rápida resucitando el proyecto de 2001 y votado ese año. Sostienen que sólo le servirá al gobernador para mantener viva su imagen política.

La iniciativa reformista terminará en la Corte local y los jueces del Alto Tribunal aplicarán el sentido común: una reforma que se votó hace 12 años no es representativa de la voluntad popular actual.   

Mientras tanto la presidenta afirmó que los que quieren que haya devaluación "tendrán que esperar a otro gobierno". Es decir, hasta la misma presidenta presagia el final del ciclo K. Al mismo tiempo Julio Cobos quien fuera el compañero de fórmula de Cristina afirmó en base a sus propias fuentes en Buenos Aires que no habrá cambios en el modelo. "Van a llegar con muletas pero no cambiarán porque sería hacer caer el propio relato", afirmó el ex vicepresidente a MDZ anoche.

O sea, de acuerdo a los dichos de Cristina y Cobos quienes supieron convivir en un mismo espacio hay que mantener la carpa del circo aunque todo tambaleé. Es la gran convicción kirchnerista o la hipocresía en su máxima expresión.  

Como dicen los pragmáticos peronistas: al fin y al cabo el kirchnerismo es una expresión peronista. Y ya preparan para la nueva versión para seguir en el poder.

Opiniones (1)
23 de febrero de 2018 | 22:35
2
ERROR
23 de febrero de 2018 | 22:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Que les pasa?, POKO es eso poco, no hay mas. Hablan del gobernador como si este tipo (ni siquiera mendocino) mereciera el cargo que lamentablemente ocupa. Mucha gente bailando alrededor de un tereso que solo miente y promete absurdos que nadie con un dedo y medio de frente cree.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve