opinión

Reforma contitucional contra el anacronismo

Es preciso que la política mendocina vuelva a asumir en el país posiciones de vanguardia.

Reforma contitucional contra el anacronismo

En estos días se ha vuelto a escuchar la necesidad de instalar en la agenda de la Provincia  la reforma de nuestra Constitución. A diferencia de la iniciativa del año pasado, en esta oportunidad no se hace referencia a la modificación del actual régimen político y por consiguiente es incierta la posibilidad de incluir en el sistema de representación de los diferentes partidos las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO).

En lo personal, lamento esa limitación, en razón de mi simpatía por procesos que  amplíen las formas de participación ciudadana e igualen posibilidades en la representación política.

Desde el punto de vista jurídico, avalo la posibilidad de incorporar en nuestra Carta Magna modernos sistemas de representación territorial -que aseguren una presencia más adecuada de las minorías- en el Poder Legislativo;  el  instituto del defensor del pueblo -con plena autonomía funcional- encarnando la protección de derechos y garantías tutelados en la constitución y las leyes, frente a hechos, actos u omisiones de la administración.

Que se haga norma fundamental la autarquía financiera del Poder Judicial.

Que se instituya al Ministerio Público como un órgano extrapoder con autonomía funcional y autarquía financiera.

Que se consolide un régimen municipal con autonomía plena, reglando su alcance y contenido en el orden institucional, político, administrativo, económico y financiero.

Que se establezcan  principios rectores en materia de coparticipación municipal de impuestos.

Que se regule la participación de la provincia en regiones interprovinciales e internacionales, así como la celebración de tratados interprovinciales parciales y convenios internacionales, conforme  lo establece la Constitución Nacional.

Los enunciados y otros tantos temas medulares para nuestra institucionalidad seguramente no verán la luz, porque percibo que  el “ambiente reformista” y el buen espíritu que debería alentar ese proceso se ha transformado en un contrapunto, entre  picardías del folclore político-partidario, que están muy lejos de encaminar a las agrupaciones con representación parlamentaria, a un debate orgánico y sistematizado de ideas, con una imprescindible mirada de los intereses comunes.

No hace falta tanto gre-gre para decir Gregorio.

La ciudadanía debe advertir que su dirigencia acuerda para mejorar la calidad institucional de la provincia y no para sacar réditos mezquinos y puramente circunstanciales  

Es preciso que la política mendocina vuelva a liderar en el país una vertiente que asuma posiciones de vanguardia y represente corrientes democráticas de diversas procedencias, en el abanico del pensamiento republicano.

Abandonar las prácticas anacrónicas que han profundizado el deterioro de la Provincia, remontar niveles de mediocridad pocas veces visto en algunos dirigentes, es el desafío para no eternizar a Mendoza, en la intrascendencia.
Más allá de mi pertenencia siento, como la mayoría de nuestros comprovincianos –sin especulaciones subalternas- que hay que impulsar en Mendoza el agrupamiento de dirigentes con vuelo de estadistas y relegar a quienes de manera mezquina, privilegien sus posiciones personales por encima de los intereses de la Provincia en  la región y en el concierto nacional. 
La política "con minúsculas", está llena de hombres y mujeres que detentan inútilmente el poder. Que afirman representar a la "gente" y se entretienen en un juego estéril de vanidades, intrigas y discusiones, en apariencia significativas, pero que sólo forman parte de una esgrima verbal inconducente.
En toda la Argentina, se levantan voces que expresan miradas antitéticas, sobre nuestro presente y nuestro futuro. Podría -en lo personal- hacer un interminable detalle de lo que considero incongruencias y falsedades del “modelo”, pero me resulta de una ingenuidad paralizante, la actitud  frívola, de los que quieren sacar rédito del miedo y la desesperanza. Lo único que nos hará visualizar el futuro, nos movilizará y nos permitirá ser libres es "LA VERDAD". 
Quienes sentimos, la obligación cívica de estar informados y lo hacemos a través de los diferentes medios de comunicación, advertimos -con algún grado de “vergüenza ajena”- la presencia de personajes mediocres que, en los extremos del espinel,  multiplican y reproducen sus voces más de lo deseado. Quienes gritan las palabras, están inhabilitados para elaborar conceptos.

Durante muchísimos años he sido apoderado de mi entrañable UCR, he respetado en forma orgánica todas sus decisiones, en el entendimiento que sobre ella recae la responsabilidad de transformarse en la insignia de la oposición (por historia Nacional y Provincial). Sin embargo es preciso advertir que la incertidumbre acerca de la conducta que debe esperarse de los partidos y sus dirigentes, se ha convertido en un elemento de malestar en la opinión pública. Hace pocos días parte de ese malestar, se ha visto con elocuencia en las calles de todo el país. Estoy convencido, que más temprano que tarde, la comunidad terminará castigando con su voto a  quienes pensaron que en la República el número es criterio de verdad y a los incoherentes de posiciones rumbeantes.

¡No se recupera prestigio con la mentira como bandera! Pero tampoco, lejos de las convicciones… ¡Sin dar batalla en los campos del pensamiento y las acciones conducentes!

Opiniones (4)
19 de febrero de 2018 | 05:38
5
ERROR
19 de febrero de 2018 | 05:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A Justiniana, muchas gracias!! (Me ahorró una contestación!!) A papanatas (Dice una máxima del Derecho:"a confesión de parte, relevo de pruebas"). Jamás sugerí ninguna estrategia al partido justicialista y con todo respeto, no creo que ellos me la hubieran pedido. Aunque las cosas puedan resultar diferentes a nuestros deseos, estoy orgulloso de mi paso por la función pública y de mis colaboradores. Hace 20 años que vivo en la misma casa de 150mts cubiertos y aunque sobran malos ejemplos en la actividad política, nunca cultivé el resentimiento sino la admiración, por aquellos que relegan sus intereses privados por intentar mejorar sus comunidades. Te saludo.
    4
  2. ¡Muy buena la nota! Profunda y descriptiva de la realidad. Quienes estén acostumbrados a leer huevadas, por favor abstenerse.
    3
  3. Dirigentes de vuelo?? y vos que le diste la idea al PJ para que reforme con lo del 2001? Tenes la cara de marmol, al igual que el que vivia en el San Ignacio y termino en el Dalvian .
    2
  4. Malisima la nota, hay que estar al pedo para perder el tiempo en ecribir conceptos obvios ! Por favor no publiquen huevadas.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve