opinión

La cantera del radicalismo

La cantera del radicalismo

Muchas veces se habla de la juventud como de un conjunto de personas que no saben bien lo que quieren, y que andan paveando por la vida hasta que la cosa se les aclare. Últimamente, y más cercano al ámbito político, se relaciona también a cierto grupo de jóvenes con el poder de turno, y se los muestra como personas interesadas que canjean principios por sueldos elevados en organismos del gobierno.

Pero lo que se vivió este pasado fin de semana en Santiago del Estero, es una tercera posición: jóvenes comprometidos con la realidad cotidiana del país, que se trasladan desde los cuatro puntos cardinales de nuestra vasta geografía nacional a esa provincia para discutir sobre economía, educación, situación internacional y nacional, y sobre la problemática social que enfrentamos los argentinos.

Eso es la Cantera Popular. Un sector interno del radicalismo, formado principalmente por jóvenes, con grandes coincidencias también con Franja Morada, el brazo universitario del radicalismo. No toda la Franja es de la Cantera, ni toda la Cantera es de la Franja, pero es imposible separarlas. De hecho, los máximos referentes de la Franja (Emilio Bruno @luisemiliobruno , Secretario General) y de la Juventud Radical (Lucio Lapeña @luciolape, Presidente) son parte de esta agrupación.

Pero más allá de los nombres y las pertenencias, lo importante es que este fin de semana en Santiago del Estero casi dos mil jóvenes participaron de debates y comisiones de trabajo. Y no son grandes funcionarios, ni van a hoteles cinco estrellas. Son solo jóvenes comprometidos con la realidad del país, militantes de un partido que, cual equipo de fútbol al que no se le han estado dando los resultados, bien haría en mirar a su propia cantera para armar el equipo de primera.

Y mientras ese día llega, los integrantes de la Cantera siguen trabajando: son ellos parte fundamental de la lucha cotidiana por una Universidad mejor, Pública y Gratuita, a la que puedan ingresar los hijos de todos los argentinos sin importar su poder adquisitivo; son ellos principalmente los radicales que se ven en barriadas humildes, ayudando en un comedor comunitario o dando apoyo escolar, acompañando a ese sector de la sociedad que según el Indek no existe, pero que en los alrededores de las grandes ciudades muestran la cara más perversa del capitalismo.

Son el brazo vivo de un partido que siempre se jactó de su amor por la institucionalidad, pero que más de una vez se durmió a la hora de meter las patas al barro, allí donde buena parte de los argentinos pasan sus vidas. Son quizá, tal vez, ojalá, el espejo de un futuro mejor que debería llegar, más temprano que tarde.

Son la Cantera Popular, luchando por una Argentina mejor, desde todo el país, para cambiarlo.


 

En Twitter: @prgmez

Opiniones (0)
21 de abril de 2018 | 10:11
1
ERROR
21 de abril de 2018 | 10:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec