opinión

El patrimonio de Boudou bajo la lupa

Números que no cierran y sospechas sobre el derrotero financiero del vice.

Amado Boudou tuvo un errático paso por Mendoza durante el sábado 2 de marzo. Incómodo por momentos, el vice intentó mostrarse lo menos posible para escapar de abucheos y preguntas molestas. ¿Qué responder acaso si alguien le pregunta por el expediente Ciccone? ¿Cómo explicar su evolución patrimonial ante alguna incómoda inquisición periodística?

Aunque muchos creen que Boudou viene de un extenso acopio de dinero por su labor en la actividad privada, esto está lejos de ser real.

En ese ámbito, solo se le conocen dos trabajos importantes: entre 1995 y 1998 se desempeñó en la empresa Ecoplata, dedicada a la higiene urbana; y entre 1990 y 1995 en el departamento comercial de la empresa Venturino Eshiur SA. En ninguna de esas firmas amasó fortuna alguna, sino todo lo contrario. Por caso, la familia Venturino aún se acuerda de la madre del vice por la quiebra de su otrora rentable empresa.

Si alguna confirmación faltaba para saber que el funcionario no tiene un pasado de acopio de billetes, su ex mujer, Daniela Andriuolo, confesó que, si hay algo que no abundaba en la entonces pareja, era el dinero.

“Cuando Boudou se casó con Daniela, fue (su socio, José María) Núñez Carmona quien le consiguió el lujoso departamento donde vivieron juntos”, relató a Diario Perfil una fuente cercana a su ex mujer. “El departamento se lo compraron a la madre de un amigo de Núñez Carmona, y él fue quien trajo el boleto de compraventa”.

Según la colega Emilia Delfino, cuando Daniela reclamó su parte, se enteró de que el piso nunca había sido escriturado y que el boleto de compraventa había desaparecido. Aún sigue a nombre de los dueños anteriores.

“Lo mismo pasó con el auto 'trucho'. Núñez Carmona fue el que le trajo las llaves. Cuando Boudou se tuvo que ir a vivir a Buenos Aires, porque le allanaban el departamento y estaba muy presionado por la familia Venturino, el auto lo siguió manejando Núñez Carmona”, agregan los allegados a Daniela. Por ese vehículo, el vice está imputado en la Justicia Federal, ya que estaba “flojo de papeles”.

Un dato no menor: Nuñez Carmona es el mismo que fue investigado por la justicia Federal por supuestas coimas cuando el ex director de Télam, Martín Granovsky, lo denunció penalmente por haber dejado un sobre con 15 mil pesos en la oficina de un gerente de esa agencia.

Como sea, todo lo antedicho lleva a preguntarse, ¿en qué momento Boudou pegó el salto que lo llevó a obtener la fortuna que hoy ostenta? Todo parece indicar que se dio a partir del año 2009/2010, no casualmente cuando algunas de las sociedades que integran sus amigos —monotributistas algunos de ellos— empezaron a formarse.

El primer llamado de atención apareció a través de la declaración jurada que el propio vice presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) en el año 2010: allí quedó reflejado que su patrimonio aumentó, en solo cuatro años, a $1.466.030. ¿Cómo logró semejante milagro?

Nadie lo sabe, aunque el propio Boudou deberá explicarlo a la Justicia en el marco de la denuncia por enriquecimiento ilícito que enfrenta en estas horas. También tendrá que dar cuenta de cómo logró multiplicar sus ahorros en dólares y multiplicarlos hasta la friolera de 145 mil billetes verdes.

La única explicación que da el vice para justificar su crecimiento patrimonial tiene que ver con dividendos que le habrían dejado supuestas inversiones inmobiliarias a través de una sospechosa sociedad denominada Hábitat Natural, la cual integra junto a Núñez Carmona.

Aparte de esa firma, el foco debe ponerse sobre la empresa Aspen, también integrada por Boudou y hoy bajo sospecha judicial.

Es que, en el año 2010, el vice declaró a la OA que su paquete accionario —posee el 50% de esa sociedad— ascendía a $6.000. Sin embargo, en el rubro ingresos admitió dividendos por la misma firma que alcanzan los $190.000.

 

No es la única incongruencia que el funcionario deberá explicar: una operación sospechosa se cierne sobre la referida Hábitat Natural, adquirida por el vice el 10 de septiembre de 2010. La empresa fue creada poco antes, el 9 de agosto, y el 1° de marzo de 2011 su capital social pasó de 40 mil pesos a $720.000. ¿Quién puso esa diferencia dineraria?

Independientemente de las sociedades en sí, Boudou ha acumulado a lo largo de los años onerosos bienes que nadie sabe cómo ha podido adquirir: una moto BMW ADV cotizada en 91 mil pesos, un Fiat Adventure 0 km —que dice haber pagado $110.750—, una moto Harley Davidson, un coche marca Audi y un viejo Honda Civic. Por este último vehículo, el vice debió enfrentar otro problema judicial, pero ese es un capítulo aparte.

Además, Boudou tiene un departamento en Puerto Madero comprado en 2008 a $673.200. Es el que fue allanado por el ahora apartado fiscal Carlos Rívolo, donde se encontraron pruebas de sus vínculos con el fantasmal Alejandro Vandenbroele.

En rigor, según su propia declaración jurada del año 2010 —es la última que presentó—, su principal ingreso ha sido el que le dejó su salario como funcionario del Estado Nacional, lo cual le permitió embolsar cerca de 300 mil pesos durante ese período. Como puede verse, los números no cierran.


Concluyendo

Daniela Andriuolo jura que, cuando conoció a Boudou, éste “sólo tenía una moto y vivía con sus padres”. En esos días, era DJ en la disco Sobremonte.

Debieron pasar muchos años para que la vida le sonriera al hoy vice: hasta el año 2008, seguía acuciado por los problemas económicos.

Hay quienes aseguran que una irregular compra-venta de acciones en la Anses ayudaron a que Boudou pegara parte de su salto.

En realidad, el entramado es más complicado: las sospechas hoy están enfocadas en el eventual lavado de dinero que este habría efectuado de millonarios hechos de corrupción. Las operaciones cruzadas que han llevado adelante las sociedades que integran sus "amigos" —y las que él mismo ostenta— ayudarían a entender parte de la trama.

Quienes lo conocen, aseguran que Boudou siempre fue igual. Su ADN, juran, está íntimamente vinculado con hechos de dudosa reputación, a todo nivel.

Tal vez eso ayude a explicar por qué es el funcionario que tiene más multas de tránsito y el que más causas judiciales debió enfrentar en los últimos años: 62 en total.

Quizás sea finalmente parte de lo que reza la fábula de la rana y el escorpión, donde todo se reduce a su propia naturaleza.

Opiniones (3)
21 de febrero de 2018 | 01:27
4
ERROR
21 de febrero de 2018 | 01:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Este gobierno va superando en corrupción y descaro al de Menem y eso que esto nos parec ía que podía ser ciencia ficción. Van ahora por la Justicia y de transfomarnos ni siquiera en la Venezuela de Chávez, yo diría que vamos a la Uganda de Idi Amin Dada. Si los argentinos no los frenamos en octubre, estos nos pasan por arriba con todo y hasta podremos luego decir que este imbécil de Boudou era apenas un colegial.
    3
  2. Y lo que es mas vergonzoso es que ese tipo siga siendo Vicepresidente. Por mucho menos debieron renunciar varios ministroa y secretarios en nuestra vecina Brasil
    2
  3. ¿Cuànts abrazos recibiò de los funcionarios mendocinos? No, si aquì no ha pasado nada... Menos mal que no soy polìtica ni funcionaria y no tengo obligaciòn de rendirle pleitesìa... la verdad que no podrìa... Christian Sanz, vos podrìas? No hace falta que me contestès, imagino la respuesta...
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve