opinión

No a la ley de Punto Final para la AMIA

Ante el tratamiento del memorándum en Diputados, la legisladora del FAP expone su rechazo al acuerdo.

No a la ley de Punto Final para la AMIA

Esta semana se pretende concluir un proceso legislativo que viene a instaurar una nueva ley de Punto Final para el caso AMIA. Es una gran decepción que algunos diputados y diputadas, independientemente de cómo voten en el recinto, den quórum para el inicio de una vergonzosa sesión. Igualmente en diputados aún estamos a tiempo de frenar este desatino impidiendo dicho quórum, ya que con este Memorándum de Entendimiento con Irán no llegaremos ni a la verdad ni a la justicia en el atentado a la AMIA”.

Al principio de este debate me pareció atinado recordar que los organismos de Derechos Humanos, las organizaciones políticas y todos aquellos hombres y mujeres comprometidos con la verdad y la justicia, jamás aceptamos negociar – durante los 90- rebaja de penas ni impunidad a los cómplices civiles y militares de los crímenes de lesa humanidad a cambio de ‘información’. Por el contrario, fue con decisión, perseverancia y valor histórico que logramos la derogación de los indultos y las leyes nefastas de Obediencia Debida y Punto Final para juzgar a quienes en la última dictadura militar fueron los autores de los crímenes más sangrientos que hemos vivido.

De la misma forma, creo que se debe alcanzar la verdad sobre los autores materiales e intelectuales del atentado a la AMIA –porque, según la letra poco clara de dicho Memorándum, no se sabe qué van hacer las autoridades iraníes si realmente esa “comisión de la verdad” que se crea los encuentra culpable-. Por lo tanto, la justicia seguiría quedando como una cuestión pendiente en todo este circo.

Por eso es que rechazamos rotundamente el memorándum firmado por el canciller Héctor Timerman representado al Estado Argentino. Existe un abismo entre las consecuencias que tendrá este acuerdo, en el caso de que sea aprobado por el Congreso y aquello que todos queremos que suceda: que encontremos JUSTICIA y por ende que los sospechados de participar en este crimen se avengan a la requisitoria de la justicia argentina.

Lo llamativo de todo esto es que no queda claro cuáles son los verdaderos móviles que llevan al Gobierno argentino a insistir con este memorándum frente a tanta resistencia de las organizaciones judías y la sociedad en general. Lo de la agilización del comercio con dicho país -que para nada se justificaría tampoco como moneda de cambio-, no parecería ser un motivo relevante, ya que en los últimos años éste ha ido incrementándose sostenidamente. Otra hipótesis que circula es que EEUU, que hace tiempo paga las consecuencias políticas de no haber retirado aún las tropas militares de Irak, ya que nunca pudo demostrar que ahí existen armas de destrucción masiva, necesita que Irán sea una país mundialmente “seguro”, para justificar su retiro de esas tierras sin dejar de ser el “guardián del orden” en el resto del planeta, como pretende seguir siéndolo hasta ahora. En definitiva, sería interesante saber la verdad sobre esto también.

La verdad es que con esta ley que pretende el Frente para la Victoria-PJ se negocia impunidad, ya que como lo expresa el periodista Horacio Verbitsky -vanguardia del periodismo K, por si caben dudas-, en su nota del 10 de febrero publicada en el diario Página 12: “(...) Si después de oírlos el juez decidiera que son firmes las pruebas para detenerlos, la probabilidad de que su orden fuera acatada en Teherán es ínfima (...)”. 

En definitiva, lo importante en esta situación es que el proceso judicial debe seguir un rumbo diferente. Han pasado 19 años desde el atentado, tiempo más que suficiente para que la Justicia encuentre a los autores intelectuales y materiales del siniestro atentado.

El camino a recorrer es aquel que le garantice a las víctimas, sus familiares y en definitiva al pueblo argentino, el derecho humano de acceder a la justicia.

Las contradicciones con nuestra Constitución y nuestro sistema jurídico son evidentes.

Sólo a modo de ejemplo, mientras el artículo 295 del código penal dice “sólo podrán asistir a la declaración del imputado su defensor y el fiscal”, el Memorándum plantea que “la Comisión y las autoridades judiciales argentinas e iraníes se encontrarán en Teherán para proceder a interrogar a aquellas personas respecto de las cuales Interpol ha emitido una notificación roja”. Esta es una contradicción, ya que resulta difícil creer que este interrogatorio no será en un mismo y único acto.

Además la señora presidenta parece ignorar que el Memorándum firmado rompe con el principio de territorialidad, principio básico sobre el cual se estructura la vigencia espacial de la ley penal argentina, artículo 1 del Código Penal, que dice: “Este código se aplicará: 1) por delitos cometidos en el territorio de la Nación Argentina”.

El trasfondo de esto no es la búsqueda de justicia, sino el arreglo del Estado argentino con el iraní, pues justamente Mohsen Rezai y Alí Akbar Velayati, dos de los imputados en la causa AMIA, son candidatos favoritos para suceder a Mahmud Ahmadinejad el próximo año y funcionarios iraníes, y cuentan con el apoyo del ayatolá Khamenei, principal líder del país, muy interesados en que Argentina colabore en levantarles la ‘alerta roja’ de INTERPOL para poder desempeñarse en los nuevos cargos.

Necesitamos que el ‘debido proceso’ se respete y sea igual para todos, sean argentinos o extranjeros. Por eso la Argentina no puede renunciar a su derecho de seguir el proceso como su legislación lo ordena ni inventar artimañas como éstas para hacer un juicio por encargo, que para nada nos llevará a la verdad y la justicia.

El Juicio a Las Juntas terminó con la certeza de que el Terrorismo de estado en este país no debía repetirse NUNCA MÁS. Desde 1986 al 2003 luchamos para acabar con las leyes de obediencia de vida y punto final, y luego con el indulto; por eso no avalamos para nada este memorándum que mancha nuestras banderas históricas en la búsqueda de memoria, verdad y justicia.

Seguimos diciendo, en Argentina y por la memoria de nuestras víctimas: NUNCA MÁS.

Opiniones (3)
21 de junio de 2018 | 09:46
4
ERROR
21 de junio de 2018 | 09:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Comparto completamente.
    3
  2. Esto se trata: "El trasfondo de esto no es la búsqueda de justicia, sino el arreglo del Estado argentino con el iraní, pues justamente Mohsen Rezai y Alí Akbar Velayati, dos de los imputados en la causa AMIA, son candidatos favoritos para suceder a Mahmud Ahmadinejad el próximo año y funcionarios iraníes, y cuentan con el apoyo del ayatolá Khamenei, principal líder del país, muy interesados en que Argentina colabore en levantarles la ?alerta roja? de INTERPOL para poder desempeñarse en los nuevos cargos." Independientemente que la Sra. Diputada Donda no es de mi agrado, coincido con ella en este punto y esto es un "ENGENDRO JURÍDICO" a punto de convertirse en tratado. Si tienen verguenza algunos diputados no deberian ir al Congreso.
    2
  3. GRANDE VICKY HERMES BINNER-VICTORIA DONDA 2015
    1