opinión

Yingun bel... yingun bel...

En clave de humor, el médico Miguel Lisanti reflexiona sobre los orígenes de la Navidad, los viejos usos y costumbres de la fecha y sus alcances hasta hoy.

La popular musiquita fue compuesta en el siglo XIX por un autor para una carrera de caballos. Por ese motivo en su lírica expone la presencia de estos animales, aunque en realidad son los ruidos de las campanas que tintinean desde las patas de los equinos que llevan, para nuestro caso, un trineo.
 
Si prestás atención luego se cambió por Navidad, Navidad, llegó Navidad...
 
Jesús no nació el 24, ese día era un fiesta pagana en homenaje a Saturno, los cristianos se apropiaron de ella.
 
Yo ya armé el arbolito, que en realidad es una costumbre de los bárbaros del norte de Europa, robada por los cristianos. Con las bolas en el piso, hechas de corchos de botellas de sidra, los pintás con purpurina y le metés un alfiler y lo enganchás a la rama de Pimiento que ya viene con pelotitas coloradas, y parecen adornos, un arbolito autóctono y al alcance de todos los bolsillos.
 
Vos agarrás y te comprás goma Eva y hacés lo que te plazca, (ja) podés recortar vagos felices, y viejas contentas, o ciervos que se yo, fijate, algo que te alegre la vida.
 
Otro recurso es robarle a la nena la cajita de las pastillas anticonceptivas, las Yazmin L las envolvés con un papel brillante, y la rematás con un moño, lo colgás también y si le choreás las del abuelo hacés lo mismo, acordate de sacarle el interior de la caja...  el viejo puede tener un ataque de presión ese día, si tenés algodón  podés hacer que parezca nieve aunque no lo sea, ya sé boludo que va a hacer calor, que te creés que vivo en la estratosfera!!
 
Podés comprar pelotas de telgopor y pintarlas también y colgarlas, vos colgá cosas, mientras más te cuelgue más impresiona, es así, posta.
 
Si le cortás el volado de la enagua de la nona, tenés que envolver el árbol como distraídamente, que parezca casualidad, eso le da un aire vintage, es superfashion.
 
En la base del arbolito: (no el de los dólares) dibujá un niño pobre y una mamá y un papá, al mismo podés hacerle un martillo, era carpintero, no diseñes ninguna hoz porque se va a armar quilombo. Dibujá un burro, y un pesebre, todo tiene que parecer muy pobre... unos reyes y una estrella, pegalos con engrudo en una caja de zapato, recortalos, es recopado!! repintalos y colocalos en la base.
 
Podés poner engrudo en el piso de cartón y pegá arena y parece un desierto. no le pongás más nada, llevá todo a la ventana, las vecinas pasarán por la vereda y van a creer que las cajas de regalos son de verdad.
 
Sería más vernáculo que cantes villancicos criollos, acordate del que decía: "Hay viene la vaca por el callejón /trayendo la leche para el niño Dios".

No hay que analizar demasiado esta canción pues es probable que los pediatras la desaconsejen ya que ellos estimulan la lactancia materna, pero si la madre era virgen es probable que no haya tenido leche en sus senos... para eso hace falta la prolactina y esa hormona se fabrica durante el embarazo, por eso compadre es que finalmente le aconsejo que cante la de la vaca nomás... ¿A mi? Me embola la Navidad que quiere que le diga.
 
La familia originaria seguirá viviendo ad eternum en un pobre pesebre, por más que vos festejes en el Barrio La Gloria o en algún country (los sylicon valley) incluso los hechos originales ocurrieron en Belén, hoy territorio palestino rodeado de paredones que lo cercan con alambres de púas.
 
Aquí les tocaría la Asignación Universal, entonces no sufras, además tengo que decirte que tan pero tan mal no les ha ido, ¡¡se construyeron un Vaticano!! y tienen sucursales por todo el mundo...
 
Feliz Navidad para todos y si así no lo fuere que Dios, la patria y Él me lo demanden...

Miguel Lisanti
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 10:34
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 10:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"