opinión

Hoy un juramento ¿mañana una traición?

"Lo cierto es que recién hoy se verificará “El gran juramento gran”, el de la imbatible (por ahora) Presi, y las cuestiones peliagudas que se habían creado alrededor (más chicanas que otra cosa) fueron sanjadas por la mismísima, ordenando que su malogrado Vice sea quien verifique la jura presidencial, y basta ya de pavadas". Roberto Pérez en su columna Cosa Seria.

Cobos, Cristina y Néstor.
Menudo lío el de esta semana con los juramentos. Qué si, que no, que es lo que corresponde por la Constitución, que ni se le ocurra ir a “ese”, y menos tomarle juramento a “ELLA”, que hay que jurar así, que hay que jurar asá, que juramentos eran los de antes, y cuanta cosa se les ocurra.

Lo cierto es que recién hoy se verificará “El gran juramento gran”, el de la imbatible (por ahora) Presi, y las cuestiones peliagudas que se habían creado alrededor (más chicanas que otra cosa) fueron sanjadas por la mismísima, ordenando que su malogrado Vice sea quien verifique la jura presidencial, y basta ya de pavadas. “El Cleto comeríase un garrón”, podrían titular algunos medios de esos que te empachan de verbos en potencial. Y lo mismo auguran los que conocen el paño, los que tienen tablón político, calle, vereda, banquina y alcantarilla también Será un momento tenso, eso seguro, pero los hemos tenido mucho peores, no es para preocuparse tanto.

Por lo pronto, el aperitivo fue el acto de jura de los Legisladores, gobernadores e intendentes nuevos o reciclados, en los cuales la variedad de formulas para jurar se multiplicó hasta el infinito o casi. Entre los “Trending Topics” juramentosos se cuenta el de agregar a Dios, la patria, la Constitución y lo de siempre, la memoria de Néstor K, padre político de muchas criaturas de las que se ganaron (o se encontraron) una banca legislativa esta semana. Justo y merecido reconocimiento, hay que decirlo, porque de no ser por “ÉL” (como gustan llamarlo muchos) varios de los que juraban seguirían trabajando como cajeros en supermercados de extramuros, atendiendo estaciones de servicio sin combustible o cosas así. Pero bueno, es lo que hay. Habrá que esperar lo mejor de esta nueva conformación legislativa, que remedio queda.

Por lo pronto, y en una producción que bien pueden envidiar todos los medios del mundo, hemos tenido una comunicación especial con una de las protagonistas de toda jura de funcionarios, que esta semana y dados los fastos institucionales que vimos en provincias, municipios, nación y todo lo demás, ha sido de las más mentadas; tanto, que se siente bastante molesta, casi utilizada, en especial por lo que resulta después de tanta solemne promesa. Ella es ni más ni menos que “La Patria”, miren ustedes.

Habló en exclusiva con “Cosa Seria” de MDZol, y este es un extracto de esa conversación.

-YO: ¡Hola Doña Patria! Es un placer poder hablar con usted.

-PATRIA: Quisiera decir lo mismo pero no me sale, disculpá.

-YO: ¡Caramba! ¿Hay tal vez un cierto fastidio en sus palabras; acaso algo la pone incomoda?

-PATRIA: ¡Y que te parece! En esta semana se han acordado de mí tantas veces y tantos tipos de lo peor, que no puedo menos que sentirme manoseada.

-YO: Bueno, no se ponga así...es la época, es el recambio de autoridades, no hay otra.

-PATRIA: Es que juran por mí y después me usan para limpiarse las partes como si no hubieran dicho nada. ¡Estoy harta y decidí empezar a demandar!

-YO: ¡¿Como es eso...?!

-PATRIA: ¿Viste lo de “Si así no lo hicierais, que Dios y la Patria os lo demanden?” Bueno, eso. Se habían confiado en que yo jamás me calentaría, que era una mera formula, que no pasa nada...¡Ahora van a ver cuando les empiecen a llover las cartas documento!

-YO: Upppssss...¿En serio?...pero mire que no todos son iguales...supongo que sabrá ser selectiva, porque no se debe meter a todos los gatos en la misma bolsa...

-PATRIA: ¡Claro que no! Tengo una clasificación exhaustiva de la gente que ha jurado por mí y después se mandó cualquiera, de los que la llevaron bastante bien, de los que honraron el juramento, etc.

-YO: Bueno, menos mal. ¿Y quien la patrocinará?

-PATRIA: Todavía no lo se, porque casi todos los abogados están del lado de los demandados. Había encontrado a un abogado jovencito, idealista, lleno de ilusiones y ganas de terminar con las injusticias, pero le ofrecieron ser ñoqui en un Ministerio y me dejó en banda. Tendré que buscar otro.

-YO: En fin...Y dígame: Al final del juramento, al tipo/a le dicen “Si así no lo hicieras, que Dios y la patria os lo demanden”...¿Dios se va a poner a demandar también? ¿No sabe qué va a hacer?

-PATRIA: No me queda claro. Hablé con él, pero me parece que quiere seguir practicando su infinita misericordia y por ahora no le va a reprochar nada a nadie. Ya se las va a cobrar en la otra vida, dice. Por mí, que haga lo que quiera, para algo es el todopoderoso. Además, tampoco había conseguido abogado; me comentó que en el cielo no hay ninguno.

-YO: No es para sorprenderse. Y dígame; ¿Cual es la figura jurídica que se utilizará para encuadrar las acciones de modo que no sean enervadas por los recursos que en sede tribunalicia pudieran incoarse?

-PATRIA: Habla claro, pibe, que ya parecés esos chamuyeros a los que voy a reventar con juicios...

-YO: ¿De qué los va a acusar, concretamente, y como hará para que no la gambeteen con chicanas de leguleyos?

-PATRIA: A ver...¿Todos juraron defenderme y respetarme, no? Entonces, en base a lo que ha hecho muchos, te puedo asegurar que el Código Penal me queda corto, el Civil me aprieta y el administrativo me da calor. Algunos han agotado todas las truchadas posibles e incluso crearon varias que no se le habían ocurrido a nadie. El problema no es de qué acusarlos, si no por donde empezar.

-YO: Pero debería haber alguna opción, algo como para que la sangre no llegue al río.

-PATRIA: Si, desde ya. Voy a proponer que de ahora en más se diga: “Si así no lo hiciereis, que EL PUEBLO os lo demande”...a ver si se lo bancan...

-YO: Bueno, eso es otro precio...El pueblo te puede embocar en cualquier momento, por las buenas, por las malas, por los medios, por los enteros o como venga. Y de hecho ya ocurrió varias veces, con o sin juramentos rebuscados. O sea que después de todo no estamos tan mal; nos joden, pero a la larga nos la cobramos...

-PATRIA: Claro, pero tampoco es así la cosa. Hay que lograr que los curreros ni lleguen a ocupar cargos, no solo que la paguen después de mandársela, porque generalmente no se recupera el botín y queda el buraco.

-YO: Me temo que usted está pidiendo mucho. De gracias que seguimos votando y (muy pero muy de vez en cuando) botando a algunos indeseables o fracasados. Con eso está bien por ahora.

-PATRIA: ¡Tienen que mejorar y no conformarse con tan poco! Ya llevan casi 30 años de democracia y el pescado sin vender!

-YO: Bueno, señora...no se ponga así que se le tuerce el gorro frigio. Mejor supongamos que está todo bien, que esta semana ha sido una gran fiesta del civismo, como suele decirse, y que insultos a Cleto más o gritos contra Vicki Donda menos, somos todos unos republicanos de la gran siete. Hágame el favor: aproveche su ubicación privilegiada en la punta de la pirámide de Mayo, relájese y goce del espectáculo.

No se quedó muy conforme, pero se quedó. Al fin y al cabo, es la única patria que tenemos, y nos quiere por eso, aunque le saquemos canas verdes, como decía mi bisabuela por parte de tío. Y bueno; supuestamente desde la semana que viene empieza otra historia...¿O no?...Ok, como vos digas.

Será hasta el próximo sábado, espero.
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 02:18
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 02:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"