opinión

La problemática de las adicciones en los adolescentes

El consumo problemático de sustancias en adolescentes es un tema bastante delicado que tiende a preocupar a nuestra comunidad en general.

El objetivo es intentar responder a preguntas que comúnmente la gente se hace. ¿Por qué es que los adolescentes tienden a consumir excesivamente drogas? ¿Cuál es la mejor forma que tenemos los adultos para intervenir en este tema?

Nuestra sociedad, incluyendo a nuestros jóvenes, está inmersa en el consumismo. Esto no es bueno ni malo, simplemente es una característica de nuestra sociedad. Nuestro comportamiento se condiciona a “consumir” diferentes elementos cuando tenemos una necesidad. Estas necesidades pueden ser más bien concretas y básicas, por ejemplo hambre, sed, como así también abstractas como por ejemplo afecto, reconocimiento social etc.  En este sentido cuando necesitamos satisfacer necesidades utilizamos diferentes elementos para atenuar o calmar esa incomodidad que nos generan las necesidades.

El problema de las drogas es que tienden a generar efectos agradables o placenteros a muy corto plazo. Todas las drogas tanto legales como no legales producen un estado de alteración de la conciencia, algunas estimulando, otras con efectos sedativos y/o depresores y otras simplemente alterando la realidad que se está viviendo. En este sentido cuando los jóvenes experimentan en el consumo, la percepción inmediata tiende a ser agradable y positiva, lo que lleva seguramente a repetir esta conducta buscando el efecto obtenido. Esta parte es la complicada de las diferentes drogas ya que es la causa natural de generar consumidores abusivos y dependientes. No en todos los casos la experimentación de una sustancia psicoactiva generará consumos abusivos o dependientes a largo plazo, pero se debe tener en cuenta que el riesgo aumenta.

También se debe incluir en este escenario a otro tipo de elementos que no son estrictamente drogas, como pueden ser los juegos de computadora y consolas, internet, sexo, compras y juegos de azar. Estos elementos generan también procesos de estimulaciones agradables que necesitan una segunda experiencia y así sucesivamente conformando comportamientos similarmente riesgosos.

Por lo expuesto,  los jóvenes empiezan a tener una expectativa concreta sobre ciertas drogas. Ejemplo: Cuando estás aburrido, lo mejor es consumir tal cosa. Si estoy bajoneado consumo esto y mis problemas se van, etc. El consumo de una sustancia tiene un objetivo que puede ser recreacional, para integrarse socialmente, para aliviar tensiones, para lograr estados de bienestar particulares, etc. Es importante que los jóvenes puedan elegir formas alternativas (de recrearse, aliviar tensiones, etc.) que sean más saludables o en todo caso que no involucren el riesgo que presenta el consumo de sustancias.

¿De qué forma podemos intervenir para prevenir estos problemas en los adolescentes? La mejor forma es generando espacios de fortalecimiento personal y familiar. Que un joven pueda desarrollar un buen proyecto de vida, aprender a tomar decisiones desde pequeño, saber afrontar saludablemente sus errores, tener la firmeza necesaria para decir lo que piensa y siente como así también tener la flexibilidad necesaria para reconocer errores son elementos que aportan mucho a la prevención. También la posibilidad de tener un sistema familiar contenedor afectivamente donde puedan hablarse los problemas, marcar los errores que se cometen como así también marcar los logros de cada integrante, puede ser de gran utilidad.

Por último se puede agregar que estrategias más contextuales de contención comunitaria y escolar aportan a la prevención del consumo problemático. Ejemplos pueden ser actividades deportivas de la unión vecinal, espacios de asesoramiento profesional en los barrios, que la escuela pueda contener afectivamente a la familia en actividades específicas, valorando competencias individuales y familiares saludables.

Las adicciones y el consumo abusivo son una preocupación importante y la mejor forma de intervenir es previniendo que el problema aparezca. Es una problemática compleja y por ello, las soluciones deben ser complejas también.

Fortalecer individualmente y contextualmente a nuestros adolescentes les permitirá elegir formas saludables para afrontar las distintas etapas de su vida, eligiendo caminos  para enfrentarse a sus problemas y crisis como así también para encausar su forma de divertirse y disfrutar de la vida.

Lic. Emiliano Barrera
Psicólogo Plan Provincial de Adicciones
                     www.intecc.com.ar
  consultas@intecc.com.ar

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 04:08
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 04:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"