opinión

¿Inmolarse en “red”?

La opinión sobre el bullyng de la psicóloga Alicia Donghi, especial para MDZ.

¿Inmolarse en “red”?... ¡En una red!… ¿Social?   Paradojalmente lo que suele faltar en estos casos es justamente una red, una red de contención. Red  en cuyos agujeros un sujeto pueda alojarse y Otros habilitan para que esto suceda. 

Una nominación mediática de este drama: BULLYING 

Especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor somete a quien se elige como víctima…Silencio. Indiferencia. Complicidad de otros pares. Docentes y padres participes muchas veces inconscientes del acto.

Bullying es básicamente una acción de desalojo permanente cuyas consecuencia más devastadora es el suicidio. Su pariente más cercano es el abuso y más específicamente el abuso de poder. El que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro, a través de constantes amenazas, insultos, agresiones, vejaciones. A menudo la violencia encuentra una forma de canalizarse socialmente, materializándose en un mecanismo conocido de regulación de grupos en crisis: el del chivo expiatorio con un fenómeno de estigmatización secundaria que es señalar, al débil o al que se resiste con principios propios, al diferente, al que sobresale académicamente, o al que se entrega visiblemente a algún vicio. Es la más difícil de combatir en la medida que es una actuación casi invisible y que no deja huella. Muchas veces el adolescente solo sabe que nadie le habla o de que nadie quiere estar con él o de que los demás le excluyen sistemáticamente de las actividades. Muchas veces el hostigado desconoce la causa de la agresión.

No se trata de un solo hostigador, uno realiza la acción y un grupo avala, con la mirada, su presencia y actos condescendientes, las acciones del líder. Esto se acentúa ante ciertas limitaciones de las figuras de autoridad (por ejemplo, un profesor, un familiar, etc.) que imponga límites adecuados a este tipo de conductas, proyectando el acosador principal una imagen de líder sobre el resto de sus iguales seguidores.

Es un dato estadístico que el bullying se concentra en forma alarmante en la franja etaria que va de finales de la infancia, la pubertad y comienzos de la adolescencia. Es un dato de la época la desvalorización de la función paterna y de la autoridad, con lo cual se desplaza a  otros lugares, por ejemplo las bandas barriales o a lideres de bandas musicales. Mientras para los adultos puede parecerles “malas compañías” para ellos puede ser el único lugar de sostén, en una época de crisis de valores. Entonces al aislar al “chivo expiatorio” como si no existiera, impedir su expresión y participación en actividades generando un vacio social en su entorno, difícil o casi imposible de reemplazar y por lo tanto de soportar.

Ahora pensar un caso de suicido en la red, solo desde la perspectiva del bullying, ¿No es simplificar sus alcances?

Co-habitamos una época donde primero se busca a los responsables en una verdadera “caza de responsables” y se desprotege a las víctimas.

¿Es una posibilidad que tratándose de este caso que movilizo al mundo entero la cuestión sea un poco más compleja? ¿Un caso  extremo de fanatismo? ¿Conmover a la cantante Lady Gaga con su inmolación publica sobretodo y usando una canción suya?

De este modo no solo cavo un lugar en su grupo de “acosadores”, sino en su máximo ideal y en la red mas usada en el mundo entero le dedico su vida con una de sus canciones. Ya no basta montar una escena en la familia, la comunidad educativa o el pueblo (recordemos los mártires de la Edad Media que luego eran santificados) ahora la virtualidad de una red sin fronteras puede ser el lugar, el mundo, a falta de otro lugar.

Lic. Alicia Donghi
Psicóloga
Psicoanalista-Docente e Investigadora de la UBA  .
Directora de AAbra (Ctro en problematicas del consumo - sede CABA)

 

Opiniones (0)
23 de febrero de 2018 | 12:04
1
ERROR
23 de febrero de 2018 | 12:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve