opinión

Corte y recorte

Roberto Iglesias, candidato a gobernador, hace campaña pidiendo explícitamente el corte de boleta.

Se podría hacer deducciones sobre qué consecuencias resultan para la estructuración de fuerzas políticas potentes de esa estrategia, pero se la puede considerar legítima siempre que responda a un desarrollo argumental coherente con las posturas políticas. Por ejemplo un partido que no tiene candidato en una categoría puede instar lógicamente al corte. Se puede pensar legítimamente en combinaciones varias que militen el corte, pero fundadas en una argumentación política pública, o incluso en un partido que tenga disidencia en un distrito respecto de la orientación nacional y en consecuencia pida el corte.

Pero ninguna de esas situaciones es el caso. Roberto Iglesias fue presidente de la UCR nacional en 2005 y 2006 y como tal uno de los principales impulsores del rumbo que hoy tiene esa fuerza: una oposición destituyente al gobierno nacional. Sólo dos pruebas de muchas posibles: ningún gobierno desde el ’83 (incluyendo a Raúl Alfonsín debilitado) careció de presupuesto como sí le ocurrió este año a la presidenta, ningún presidente en la historia argentina (ni mundial) de las democracias había votado contra su presidente hasta que lo vimos en nuestro país. Esta oposición destituyente opera como operó en Honduras, usa la fuerza pero siempre con complicidad de una parte de las instituciones. Allá fueron fuerzas armadas, aquí, tanques mediáticos.

Ese estilo de oposición, ese estilo que subordinó a la UCR a Elisa Carrió cuando proclamaba la intención de la gente de matar a los Kirchner, ese estilo que incluyó a su actual presidente pedirle a los funcionarios estadounidenses mayor intervención en nuestros asuntos internos (preguntar en Libia cómo terminan estas gracias), ese estilo fue prohijado por Iglesias y su grupo político.

¿Qué dice hoy Iglesias?

No, nosotros hablamos de la provincia...

Pero, ¿cómo? ¿no hay nada más para decir?

El pueblo ya se manifestó dice Iglesias. No, no es cierto, Iglesias ha hablado largamente de lo nacional y el presidente no ha sido elegido. Y votar a Iglesias para la gobernación es votar contra Cristina Fernández de Kirchner, no porque compitan en la categoría sino porque Iglesias ya demostró qué va a hacer en el orden nacional: horadar todo lo posible el hipotético próximo gobierno.

Hemos visto recientemente el caso de Felipe Solá. Uno puede compartir sus explicaciones o no, incluso puede creerle o no, pero dio una explicación. Iglesias no ha dado ninguna.

Porque, si se ha retractado de sus posiciones anteriores tiene que decirlo, si es conciente de que esa actitud destituyente implicó un ataque a la democracia de los argentinos, tiene que decirlo por el bien de la democracia y del país. Y si no debería dar la pelea en su ley. Si hay que perder hay que perder en buena ley, es una regla de la democracia. Se puede sostener que castiga a Ricardo Alfonsín porque hace lo que él le obligó a hacer.

Vemos en todos los distritos que la población es conciente que en este turno electoral lo principal es lo nacional, todo lo demás es secundario en relación a eso. Por ello puede ocurrir que Iglesias se quede sin nada: los partidarios de la presidenta saben que va a jugar en contra, los contrarios se deben llenar de dudas con estos vaivenes.

El modelo de oposición contra el país que han apañado los medios hegemónicos no es único destino posible para las fuerzas de oposición, pero serán sus militantes quienes tendrán que encargarse de ello superando la tutela suicida que sobre ellos ejerce una élite partidaria conservadora atada a Magnetto.

Argentina necesita convocar un consenso político popular para enfrentar los desafíos que a la política le impone el poder concentrado y el poder imperial. Sería bueno que esta conciencia calara hondo en múltiples fuerzas políticas. Consensos para no volver a la ortodoxia económica que sólo deja como salida los ajustes contra el pueblo. Como vemos en Grecia, en España. Países que sólo atinan al recorte como único recurso económico. Una política económica equivocada a nivel nacional no la remonta ningún gobernador, como bien sabe pero no dice, Iglesias, que tuvo que aplicar el recorte durante su gobierno, petrom incluidos, fruto de la hecatombe nacional. La población ha dado muestras de entenderlo.

* El autor es presidente del partido E.D.E. (Encuentro por la Democracia y la Equidad) de Mendoza y miembro del colectivo Carta Abierta

Opiniones (7)
23 de abril de 2018 | 15:36
8
ERROR
23 de abril de 2018 | 15:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Miembro de Franja Morada, cargo en el inet en la época de De la Rúa, curro en el casino de mendoza durante el gobierno de cobos, etc. Vos pedís coherencia? vos que has hecho del saltimbanqui un método de seudomilitancia, vos Carlitos, vos. Por favor que flaco favor le haces a la militancia política. Carlitos ya tenés más de 40, abandoná la adolescencia, terminá con las chiquilinadas, crecé, por favor crecé, dale ese gusto al negro.
    7
  2. Oposicion = destituyente = hitler vs democracia = partido unico = patria socialista, spiderman vs duende verde, gobierno popular = kirchner = favaloro = dios = alegria eterna Principios básicos de las cavernas y de los infantes hasta 6 años. Asi que iglesias fue el responsable ahora de la hecatombe... se le cayeron una zota de años del "aliado" "mejor presidente desde peron" a aLMANERa Increíble que este tipo sepa escribir. Y se diga intelectual...
    6
  3. Da pena ver que han hecho con la UCR. El primer partido verdaderamente popular y nacional. Solo las actitudes "enanas" y confrontativas como las del Ing. Iglesias explican el final anunciado de la UCR. Roberto Iglesias representa el sector más gorila de la UCR. Desde sus actitudes personales, hasta las Institucionales, este pseudocaudillo, lejos está de Alem, Yrigoyen, Balbin e Illia. Su antiperonismo, es visceral, a pesar que sus 4 años de gobierno fué sostenido por Duhalde, de otra forma hubiese terminado como Delarrua y la alianza, gobierno al cual representó. Chau Roberto!!! PERONAUTA
    5
  4. Iglesias y sus acólitos expresan lo peor de la partidocracia. Esa que es capaz de abandonar todo, lo que decían creer, lo que fingían o realmente alguna vez pensaron, los correligionarios que decían apoyar, el "se rompe pero no se dobla" ha sido abandonado por el "se vende y se permuta", total se puede llevar a cualquiera, porque no hay proyecto que defender, o mejor dicho, el único proyecto que pueden defender es el que se está cayendo en el mundo.
    4
  5. Trabajaste para Cobos en la 125!!! Presidente de un partido? cuantos afiliados tenés además de una partecita de tu parentela? (la otra ya ni te cree).
    3
  6. Este señor es el mismo que tarabajó para el partido de Cobos después de la 125 incluso, quiero saber porque estoy confundido...
    2
  7. No se como le da la cara, lo conozco y se de que hablo, funcionario del casino de mendoza (lugar que no habia pisado e su vida y motivo por el cual tendria que haber renunciado al ver que no sabia que hacia ahi), mediocre en el desempeño de sus funciones, si lo habre escuchado hablar y hablar... como si supiera!!... ademas es un papelon que ahora este tomadito de la pollera de la señora por que seguro le prometio algun cargo perez o alguno mas, un desastre! Puro oportunismo del "señor" Almenara
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec