opinión

¿Qué significa Candela?

¿Qué significa Candela?
Intento encontrar una respuesta que nadie sabe darme. Da vueltas en mi cabeza un nombre, ayer a la noche me junte con unos amigos: me acosté tarde y me levanté temprano. Dormí mal, amanecí (amanecí o me caí de la noche) con el nombre aún dando vueltas en mi cabeza: no me dejó dormir, el escenario más nefasto abofeteándonos la cara: las cosas no podan haber salido peor.

Busco en los otros un esbozo de respuestas, nada o respuestas demasiado confusas, la bronca y el dolor los golpea. Sigo sin entender, con las personas que he hablado el tema tampoco. Busco el nombre, lo googleo, solo descubro la verdad mirándose a la cara como en un par de espejos defectuosos enfrentados, huyendo en infinitas repeticiones de si, hasta convertirse en algo parecido a si misma. Algo parecido a la verdad ya no es la verdad.

Sigo buscando, la nueva biblioteca de Alejandría, hasta que a alguien se le ocurra una mejor, Wikipedia y me tira una pista: la candela es la intensidad luminosa en una dirección dada, explicaciones de una de las unidades básicas del sistema internacional nada que ver con lo que busco, como un naufrago que espera que las algas que acaba de descubrir sean algo que lo ayuden a mantenerlo a flote, echo un ultimo vistazo a Wiki, más abajo leo: La curva de sensibilidad, ese es el titulo, más abajo explica: Para ser de utilidad práctica la candela debe poder indicar la intensidad luminosa de una fuente de luz de cualquier color, mi búsqueda sigue siendo estéril. Sigo mi pequeña investigación, Una vela o candela es una fuente de iluminación consistente en.

Salgo de Wikipedia a navegar distintos mares. Las otras páginas, me apabullan: que si fue venganza, que si no se hacia tan público la nena viviría, que un peritaje confirma en la casa que estuvo Candela, que la deficiencia de la bonaerense, que Scioli en la escena del crimen, que el dolor de los padres, que el padre de la nena en la cárcel, que 48 horas por Candela después de un rato largo de intensa búsqueda mi pc colapsa, el sistema me dice que tengo demasiadas paginas abiertas yo también estoy un tanto agobiado por la información y cansado de buscar, me recluyo tras de mi. No se a quién carajos escupirle mi indignación.

Vuelvo tras mis pasos; Qué significa candela, Candela, ¿algo luminoso?, ¿una medida?, ¿una curva de sensibilidad?, ¿una medida de qué?, ¿una nena asesinada?

Respuestas que se niegan, hasta que una pequeña luz me golpea una neurona, y esta como una bola blanca de billar escapa hacia las otras. Ya sé de qué se trata: en el país de los ciegos, una nena llamada Candela se acaba de apagar. En el país en el que casi ninguno de nosotros respeta los máximos de velocidad permitida, volcamos en la curva de sensibilidad, en el país del mientras tanto la vida de una nena, que podrá ser de cualquiera de nosotros, vuela en pedazos. Parte de nuestros mejores anhelos (¿y que niño no lo es?) anochecen destrozados en una bolsa, la puta madre que nos parió! ¿Cómo nos pudo pasar esto?, ¿Cómo pudo sucedernos?

Tenemos la policía que se nos parece, los políticos que se nos parecen. Mientras tantos nos quejamos, miramos hacia otro lado, invocamos las leyes cuando nos conviene y las ninguneamos cuando nos perjudican directamente. Mientras tanto pasamos los semáforos en rojo, nos atropellamos, nos puteamos en las calles y lo de siempre: a patear la pelota para otro lado, el otro es el jodido, el irrespetuoso.

El Estado es la clara imagen de lo que cada uno de nosotros es en la vida de todos los das, solo es una replica magnificada de nosotros mismos, es la imagen multiplicada del comportamiento de todos nosotros.

No es casualidad que el Estado a veces nos putee ( Quién no ha discutido con un empleado publico?), nos ningunee, no respete las leyes, nos atropelle, nos robe, etc, etc.

Mientras tanto los semáforos podrán tener todo el espectro del arco iris: da igual, siempre mientras tanto.

Mientras tanto hablamos del Estado como si fuera la ley de gravedad, algo que estamos imposibilitados de cambiar y en donde los ciudadanos comunes no tenemos ingerencia. ¿Me pregunto entonces, no podemos organizar marchas para exigir mejores leyes? o ¿métodos de control más sofisticados?, ¿policía más capacitada?, ¿mayor optimización de recursos?, u ¿otros tratamientos o medidas para evitar que el delito se propague?

Mientras tanto el sol se muere y no parece importarnos me grita el indio al oído.

Me acuerdo de ese monologo del genial Tato Bores que, en un imaginario diálogo el ministro de economía es acusado y a su vez acusa a los evasores, estos a la DGI ( ahora Afip) por los impuestos altos y estos a los empresarios y van pasando a los políticos, a los padres, a los curas hasta que todos se terminan peleando a los gritos hasta que Tato se anima a decir: la culpa la tiene el otro, todos concuerdan y se sienten felices de haber encontrado al culpable, el final es desopilante, se van todos a sus casas pensando: Que flor de hijo de p que resultó el Otro

Está claro que hay que encontrar y juzgar al que hizo esto. Está muy claro también que en los pases mas organizados, justos y educados hay hijos de mil p.... que asesinan niños, pero también esta claro que los mecanismos estatales de esos pases se activan con mucha velocidad, que la tasa de criminalidad es menor, que los niños juegan en los parques y en las plazas y están más seguros. Si queremos un Estado más efectivo para que estos horrores no vuelvan a visitarnos vamos a tener que crearlo, exigirlo, parirlo. No hay atajos, no hay otra solución. Mientras tanto Candela se apaga y el sol se muere y yo no dejo de preguntarme ¿nos importa realmente?
Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 16:08
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 16:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve