opinión

¿Democracia joven o inmadura?

Los argentinos carecemos de actitud ciudadana. Nos cuesta una enormidad tomar decisiones de cualquier clase, tal vez porque sabemos que eso implica una responsabilidad. Entonces dejamos que la decisión la tome otro y después hacemos lo que mejor nos sale: nos quejamos.

Nos quejamos de lo sucio que está el edificio pero no vamos a las reuniones de consorcio. Despotricamos por el precio de todo pero nunca nos sentamos a leer la Ley de Defensa del Consumidor. Rabiamos contra las empresas de servicios pero muy pocos hacemos uso de los entes regulatorios que, para sorpresa de muchos, funcionan muy bien y, en general, le dan la razón al cliente.

Aceptamos callados que el taxista maneje mientras habla por celular y después le contamos nuestra bronca al vecino de al lado. Maldecimos al que estaciona el auto sobre el puente impidiendo el paso pero no llamamos a Tránsito para que le hagan una multa al que se cree dueño de la vereda.

Maltratamos a los maestros y opinamos que les falta vocación, pero jamás les preguntamos cómo podemos ayudarlos y en muchas escuelas la asociación cooperadora dejó de existir hace treinta años.

Dejamos pasar muchas cosas, pero nos quejamos de todas.

Tenemos una bolsa llena de improperios para la clase política de la que solemos hablar como si fueran extraterrestres que llegaron en platos voladores ayudados por alguna corporación que conspira contra el pueblo y cuando nos toca votar… nos quejamos de nuevo.

Según un sondeo de OPSM (Opinión Pública y Servicios de Mercado) el 58,5% de los encuestados está poco o nada informado sobre las elecciones de hoy.

Por otro lado, allá lejos quedaron las plataformas políticas, eso que venía a ser la base de ideas e ideales de cada partido. Ahora sólo se trata de que los que votamos tengamos más o menos presentes la cara de quienes quieren ser votados. Con eso basta.

Supuestamente, estas elecciones eran para que decidiéramos quiénes queríamos que estuvieran en las boletas definitivas de las elecciones de octubre. Sin embargo, ellos, los que quieren estar, se dieron cuenta de que al final la gente vota caras o nombres conocidos y decidieron ahorrarnos el trabajo y poner al que sale mejor en la foto o al que ya es como una marca registrada.

Así que otra vez perdimos la oportunidad de ejercer el derecho de decidir y sólo tendremos que ir a la escuela a que nos hagan una encuesta, certera y carísima, que a ellos les sirve para medir cómo van en la carrera treinta metros antes de la línea de llegada y a nosotros nos sirve para darnos cuenta de que opinamos, pero no votamos.

En octubre sí votamos. Así que aún no es tarde para empezar a meternos en lo que va a ser, nada más y nada menos, que los próximos cuatro años de nuestras vidas, como ciudad, como provincia y como nación.

Estamos cerca de cumplir 30 años de democracia y aún no tenemos claro que eso significa el predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado. Quiere decir que tenemos que formar parte, estar presentes, participar, exigir, hacer cumplir y, sobre todo, fiscalizar. Pero poco podemos hacer si no estamos informados.

Hagamos de estas elecciones el PASO previo para ejercer la ciudadanía como corresponde.

Y en vez de quejarnos, festejemos y cuidemos la posibilidad de hacerlo.
Opiniones (3)
27 de mayo de 2018 | 05:21
4
ERROR
27 de mayo de 2018 | 05:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ante la parcial indiferencia popular, el desencanto hacia lal clase política, la falta de incersión de nuevos pensamientos y la negación a formar parte de un país diferente, pero diferente , diferente... Propongo que se modifique la ley electoral y cualquier ciudadano, sea cual sea su condición pueda ser electo en cualquier cargo al estilo de los sorteos por los registros del Padrón Electoral( generalmente inoperante): ejemplo ilustrativo... 39.945.786( canta un ingenuo niño... mientras otro posteriormente y con toda claridad canta el cargo... PRESIDENTEEEEEEEEEEEEEE.
    3
  2. las audiencias públicas sean vinculantes y no una formalidad, y se reforme la constitución para que haya revocatoria de mandato, y el voto en blanco se cuente como opción, recién los ciudadanos sabrán que su decisión de participar se escucha.
    2
  3. Esta vez creo que haz subestimado demasiado a la gente. Hasta ahora las encuestas se han equivocado y mucho.Los taxistas, las maestras, médicos, vecinos , ect. estamos todos cansados de lo mismo: la falta de respeto e impunidad diaria, la falta de seguridad y el atropello. Pero hoy, y en octubre .... esos son nuestros días y te aseguro que estamos bien informados.
    1